Marco Antonio Aguilar Cortés
Hidalgo e Iturbide Opus nigrum; ignis noster
Martes 18 de Septiembre de 2018
A- A A+

Ni Miguel Hidalgo ni Agustín de Iturbide fueron perfectos. Cada uno de ellos tuvo cualidades y defectos.

La Historia de México registra a ambos. Cada mexicano requiere mejorar su memoria histórica (en base a hechos y documentos auténticos y no en simples decires), pues es raíz que sustenta nuestro presente y, en considerable porcentaje, condiciona el futuro que nos espera.

No prejuiciemos sobre Hidalgo e Iturbide. 16 de septiembre de 1810, inicio de la independencia; 27 de septiembre 1821, su comsumación
No prejuiciemos sobre Hidalgo e Iturbide. 16 de septiembre de 1810, inicio de la independencia; 27 de septiembre 1821, su comsumación
(Foto: Cuartoscuro)

No prejuiciemos sobre Hidalgo e Iturbide. 16 septiembre 1810, inicio de la independencia; 27 septiembre 1821, su consumación. Razonemos críticamente sobre sus hechos y documentos auténticos.

Hidalgo (1753-1811) e Iturbide (1783-1824) se conocieron, sin tratarse directa y estrechamente; la diferencia de edades y sus distintos ámbitos no lo permitieron, pero el desarrollo de sus vidas, respectivamente, los condujo a confronta y, así, dialécticamente el primero fue de los iniciadores de la independencia de la Nueva España respecto a España, mientras el segundo fue de los consumadores de una parte de ese proceso independentista, por razones congruentes, pero innobles.

Hidalgo sembró ideas no admitidas en su tiempo: educar en y para cosas útiles y concretas productivas (en la teología y en todo, como la apicultura, el cultivo de la seda, vacadas y agronomía); luchar contra el imperio napoleónico invasor de las españas; abolir la esclavitud; acabar el sistema de castas; independizar a la Nueva España de la Corona Española; devolver, a los pueblos originales, tierras que la conquista española les había criminalmente arrebatado.

Esas convicciones de Hidalgo están documentadas. Por eso le llamaron (y algunos le siguen llamando) "viejo loco".
En mi caso, prefiero mil veces como modelo histórico a Hidalgo, que a muchos cuerdos que han robado a México.

Hidalgo fue gran sembrador, consciente de que cosecharía su sacrificio. De inteligencia serena y una gran hombría de bien. Le tocó hacer la obra negra, y encendió nuestro fuego nacional: opus nigrum, ignis noster, lo expreso con los latines de Rector del Colegio de San Nicolás Obispo.

La cosecha correspondió a otros; pero, en el caso de Iturbide, excelente militar, criollo satisfecho de ser rico y propietario de esclavos, nacido en Valladolid, hoy Morelia, siendo acérrimo enemigo de las propuestas de Hidalgo, y vencedor militar de esa insurgencia, consumó la independencia de la Nueva España en contra de una Corona Española que por el lado napoleónico abolía la esclavitud y declaraba a todos los humanos iguales a través de la Constitución de Bayona, y por el lado insurgente español hacía lo mismo, pero más, con su Constitución de Cádiz.

Iturbide, por las mismas razones que luchó contra Hidalgo, consumó la independencia; también como medio para satisfacer su apetito de poder, al soñarse emperador.

De ellos venimos ¡Honremos sus cualidades! pero desechemos sus defectos, semillas de la inseguridad, bancarrota y corrupción del México actual.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Septiembre patriótico, muchedumbre insurgente

Tercer Informe, lo mismo; realidad nacional, la misma

Charlatanes a la vista, La felicidad del presidente

Ciencia del engaño, podredumbre en el poder

¿Sin presidente? sembradores de odios y mentiras

Parece un manicomio donde gobiernan los enfermos

Una casita que tengo en Palacio Nacional

Crimen organizado, S.A. de C.V. AMLO hace del estado una empresa

Presidente palabrero, la falla de san Andrés…

Real y metafóricamente AMLO nos bailó

AMLO y Trump, peligrosos disparates gubernativos

Fox, Felipe, Peña y AMLO pruebas de nuestro aguante

Fox, Felipe, Peña y AMLO Pruebas de nuestro aguante

Sometidos a Trump ¿La dignidad intacta?

Aves borrascosas, AMLO y Trump; con estilos propios

¿Qué es el "hampa"? AMLO, viola derechos humanos

La noche sigue AMLO y la Luz del Mundo

Exigimos a AMLO

Sin haber producto AMLO cacarea el huevo

Batalla de Puebla, el objetivo de Francia era EU

En gobiernos anteriores AMLO descarga sus propias culpas

¿Y… nuestra pascua? Cuarta transformación de bolsillo

Semana de reflexión

AMLO, Felipe VI y Trump

¿Reforma Educativa? de mal a peor; con abucheos

No más caudillos, más México y menos AMLO

Culto al autoritarismo EU, víctima y culpable

AMLO y su carnaval

Yalitza, Cuarón y Roma, un éxito del genoma

Ying y Yang AMLO, y los ex presidentes

Acabar la corrupción: Seduciendo con dádivas

¡Despierte!, presidente: Al ganso lo hacen pato

Trump y Maduro: Dos perversos notorios

AMLO provoca turbas, está jugando con fuego

Dios metió la lengua: en la prisión de los dientes

Hitler: Mi lucha: Catecismo de líderes providenciales

Apariencia y estulticia: Suben salarios; baja huachicoleo

Yo, El Eclesiastés: Toro viejo y reumático

Desató la esperanza: Un pícaro con colmillos

AMLO, Maduro, Bolsonaro, Trump…: LA COLERA DE LA MASA

Primero los pobres: en la era amlozoica

Federalismo infatigable: Contra centralismo presidencial

La victoria revolucionaria

Mexicanos productivos y justos, AMLO no es dios milagroso

Arcoíris, engaños, ilusiones… Detrás de las consultas populares

Me canso ganso: Levanta polvaredas, y no verás los caminos

Economía de México de los muros y los trenes

Marihuana y amapola: noches insólitas o esplendidos días

La verdad histérica: 43 sombras devoradoras

En la miel del erario: la corrupción nunca muere

Hidalgo e Iturbide Opus nigrum; ignis noster

¿Constitución moral?: Lo inético del tigre

Honor estar con Obrador: grito de sumisión legislativa

AMLO y EPN; cordial vínculo