Xuchitl Vázquez Pallares
Tormentas y enseñanzas de septiembre
Jueves 27 de Septiembre de 2018
A- A A+

El día de ayer se cumplieron cuatro años de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

Entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, México vivió una de las jornadas más devastadoras de nuestra historia reciente. Seis personas muertas, tres de ellas estudiantes, un alumno que sobrevive en estado vegetativo, y 43 normalistas desaparecidos.

Marcha de los familiares de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos, a cuatro años de su desaparición forzada.
Marcha de los familiares de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos, a cuatro años de su desaparición forzada.
(Foto: Cuartoscuro)

No es casual que hayan sido procedentes de una normal rural, como tampoco la fecha. Como tampoco es desmedida tanta indignación.

Los muchachos, ante la falta de recursos propios, secuestraron un camión para trasladarse a la Ciudad de México para poder estar presentes en la marcha conmemorativa del 2 de octubre; fecha que “no se olvida”, precisamente por estar plena de significado y contenido.

Cuándo se iban a imaginar que terminarían ellos siendo parte de los mártires, cuya muerte tiene como objetivo desenmascarar lo que han intentado ocultar.

En esos cuatro años, ha habido 37 mil desaparecidos ¿en qué país que se dice democrático y respetuoso de los derechos humanos sucede esto?; 37 mil madres, padres, hermanos, quizás hijos con el enorme dolor de no saber de sus seres queridos.

¿Puede concebirse tanto dolor e injusticia? Es difícil imaginarlo, sin embargo, es un hecho.

Como macabra prueba tenemos a los camiones con sistema de refrigeración que transportaban 400 cadáveres de personas “desconocidas” y que los traían paseando por todo Jalisco, hecho por demás demostrativo de la indiferencia de las instituciones ante el dolor y desesperación de los ciudadanos y obviamente de la enorme corrupción que existe. Sería bueno averiguar quién es el dueño de esos camiones a quien se le pagaba mensualmente, en lugar de emplear ese dinero en construir criptas y salas de refrigeración.

Las fosas descubiertas en Veracruz, donde se encontró incluso ropa de bebes. Las del Estado de México son también prueba de la impunidad que impera en nuestro país. A punto de terminar este, leía que hay más de diez camiones similares a los de Jalisco deambulando por Guerrero igualmente llenos de cadáveres.

Treinta y siete mil crímenes sin resolver. Y estamos hablando tan solo de los desaparecidos en los últimos cuatro años. Están además los asesinatos producto de la lucha entre carteles, además están los que son producto de enfrentamientos entre el ejército y el crimen organizado desde hace ya casi doce años. Importante es no omitir a los que no tenían nada que ver y que por ir pasando o tener la mala suerte de estar cerca, les tocó morir.

Volviendo a la historia de los estudiantes de Ayotzinapa, quisiera puntualizar que tras secuestrar los autobuses, al llegar a Iguala fueron interceptados por civiles armados y policías de los municipios de Iguala y Cocula.

Fallecieron seis personas (tres normalistas, un futbolista del equipo Avispones, el chofer de uno de los autobuses y una mujer que viajaba en un taxi), 25 personas resultaron heridas, además del estudiante normalista que permanece desde entonces en estado vegetativo. Los 43 estudiantes fueron detenidos y, al parecer, entregados al grupo delictivo Guerreros Unidos.

El 29 de octubre de ese 2014, los padres de los 43 estudiantes desaparecidos se reunieron en privado con Peña Nieto. Felipe de la Cruz Sandoval, padre de uno de los normalistas que sobrevivió al ataque contra los estudiantes, le dijo: “La agonía es larga. Si usted ve el enojo de cada uno de los padres, la desesperación, no creo que, a partir de este día, usted pueda dormir tranquilo”.

Han pasado cuatro años y no ha habido respuesta acerca de lo que pasó con los estudiantes. Ha habido muchas reuniones de los padres con funcionarios, marchas, mítines, han viajado al extranjero apelando a instancias internacionales para ver si así el gobierno de México hace algo. Nada.

El 4 de diciembre de ese mismo año, el presidente visitó Coyuca de Benítez, Guerrero, ahí declaro que la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa “marca la historia de Guerrero y del país”, hizo un llamado a que “superemos esta etapa” y “demos un paso hacia adelante”.

¿Superar la desaparición de lo más queridos? Los hijos son lo más preciado. Todo padre sueña con que sus hijos se desarrollen adecuadamente, sean personas de bien, reciban la mejor educación, sean sanos y felices y tengan un mejor presente y futuro que el que nosotros hemos tenido.
¿Dar un paso hacia adelante? ¿rodeados de inseguridad, desigualdad e injusticias? Al escribir esto, al recordar lo que el ejecutivo dijo a la nación y a los padres de los muchachos desaparecidos me pregunté; ¿Hacia dónde quería que diéramos el paso?

Él sabía que paso quería dar; la desnacionalización del petróleo, concesionar todo el país, acabar con la soberanía, aumentar la deuda etc.

De este actuar fuera de la legalidad y a favor de intereses económicos mezquinos y privados, se han derivado muchas desgracias. Entre ellas la erosión de los suelos, la contaminación del subsuelo, ríos, lagos y mares. La deforestación a niveles sumamente graves.

El cambio climático es producto justamente de acciones arbitrarias e ilegales, generadas sobre todo por intereses económicos basados en el egoísmo y la irracionalidad. Este fenómeno ha traído consigo cambios en el clima, pero sobre todo fenómenos naturales que antes no existían.

Tal es el caso de lo que sucedió el domingo pasado en Peribán, donde cayó una tromba tremenda, que causó deslaves, inundaciones, muertes y desapariciones. Los meteorólogos le llaman “lluvia explosiva”, las cuales son originadas por la enorme deforestación.

La tierra era buena, fértil, bondadosa, el paisaje era precioso, tupidos bosques predominaban en esa zona. El clima era fresco, no había este tipo de tormentas, ni inundaciones, ni deslaves, ni muerte y desolación. La avaricia y la ignorancia son las causantes de lo que sucedió. El desbordamiento del Río Cutio y la Represa Parasítico, fueron causados por la deforestación y el haber plantado tanto aguacate.

La Conagua explicó que el desbordamiento del río Cutio se debió a que la lluvia alcanzó 58 litros por metro cuadrado en dos horas y también a obstrucciones en su cauce.

Los videos son impresionantes, ríos de agua mezclada con tierra de los cerros y mucha basura. La fuerte pendiente del afluente, que tiene un desnivel de mil 40 metros en tan solo 13 kilómetros, origina que los escurrimientos de las lluvias alcancen velocidades elevadas que llegan hasta los siete metros por segundo, es decir 25.2 kilómetros por hora.

Esto es obra de los humanos, no de la naturaleza. No nos quejemos, simplemente es el resultado de las acciones inadecuadas de todos, pero sobre todo de las instituciones que han permitido esto. La tala inmoderada y la siembra indiscriminada de aguacates están acabando con el agua, los suelos y los bosques. Están extinguiendo a los ecosistemas en aras del frío interés personal.

Se aduce que parte del problema son las construcciones junto al río. Sin duda eso es inadecuado e ilegal, sin embargo, han sido las autoridades municipales, estatales e incluso federales las que se hacen las que no lo ven. Dan permisos de fraccionar en zonas inundables, y de alto riesgo.

Esto sucede en varios lugares, incluso en Morelia, donde el departamento Jurídico del municipio da permisos para fraccionar en zonas de alto riesgo. Son permisivos mientras reciban tajadas. Ojalá que el nuevo presidente municipal ponga atención en esto.

Septiembre se caracteriza por la belleza que hay gracias a las lluvias, el aire se limpia y se llena todo de flores, es lamentable que por intereses económicos se esté acabando con la vida.
vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…