Leopoldo Chassin Ramírez
La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM
Lunes 15 de Octubre de 2018
A- A A+

El mundo se divide, sobre todo, entre indignos e indignados, y ya sabrá cada quien de qué lado quiere o puede estar…
Eduardo Galeano

El 10, 11 y 12 de octubre, se realizó el Congreso General de Representantes (CGR) del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM). Afloró la fetidez por la descomposición de los valores, que han sido contaminados por las ansias de poder político y económico que es la ideología que hoy atrapa a la sociedad.

¿La UMSNH se privatiza?
¿La UMSNH se privatiza?
(Foto: Cuartoscuro)

La demencia
Seis fueron las Mesas de discusión en el CGR, me tocó estar en la Mesa VI de Políticas Generales a Seguir por el SPUM. En ella se analizaron las tareas encomendadas el año pasado al Comité Ejecutivo General (CEG) del SPUM por parte del CGR. Resultó que en casi una treintena de tareas por realizar, la amplia mayoría fueron incumplidas por el (CEG) del sindicato; en la mayoría de ellas se observó la falta de TRANSPARENCIA.

Acto seguido, en la plenaria donde casi cuatrocientos delegados discutimos los resolutivos de cada una de las seis Mesas; se pasaron éstos a consideración aprobando en lo general los resultados de cada una de ellas. Ahí se acordó que se aprobarían o reprobarían los informes del Secretario General, así como el de cada una de los Secretarios del CEG, y de las diferentes Comisiones Autónomas de acuerdo a su veracidad.

Hasta aquí los trabajos se realizaron en forma normal, casi sin incidentes.
Ya en los informes, el primer turno fue para el Secretario General del SPUM Gaudencio Anaya, que habló de los diferentes temas de su responsabilidad. Lo presentó como lo hacen los presidentes y gobernadores, señalando y remarcando sus logros.

Nunca habló de su traición al SPUM al haberse comprometido con el Rector Medardo Serna, a no realizar ningún paro de labores, lo que constituye una felonía, pues el acuerdo lo realizó a espaldas de los agremiados al sindicato.

Después de que se le hicieron algunos señalamientos sobre los temas de la Guardería, Crunvaq y por las inconsistencias y vaguedades contenidos en su informe, se sometió a la consideración del pleno su aprobación. Por estrecho margen se aprobó el informe votando a favor quienes minutos antes en la plenaria aprobaron los resolutivos de la Mesa VI sobre Políticas Generales. ¿Acaso olvidaron lo que acababan de aprobar en la plenaria sobre las decenas de incumplimientos por parte de Gaudencio? ¿Demencia o venta de conciencias?
Tocó el turno a la Secretaría de Finanzas (SF) que con decenas de cifras, trató de demostrar que las finanzas del SPUM van viento en popa. Después de algunas preguntas surgieron varias dudas, y para aclararlas se solicitó la intervención de la Comisión Autónoma de Hacienda, que señaló varias inconsistencias en el informe. El pleno votó no aprobar el informe. El año anterior tampoco se aprobó el informe de la SF. ¿Alguien sabe cómo, dónde y a cuanto equivale el patrimonio del SPUM y sus agremiados?

El informe que la Comisión Autónoma de Vigilancia (CAV) presentó, levantó muchas suspicacias después de haber padecido la transa de votos al inicio de la instalación del CGR. La CAV en aparente contubernio con el Secretario General (SG), mañosamente, al contar los votos para elegir el presidente de la mesa, trasquiló el números de votantes, lo que ocasionó una protesta generalizada. La CAV contó inicialmente 146 votos, que después del recuento de voto por voto se convirtieron en 214. El convencer del recuento al Secretario General Gaudencio Anaya nos llevó dos horas. La transa y el contubernio quedaron demostrados, se birlaban 56 votos en el conteo inicial. ¿Demencia del SG y la CAV ?
Después de múltiples cuestionamientos por imprecisiones y puntos de vista encontrados entre los afectados y la CAV, se sometió a consideración del pleno el informe que finalmente se aprobó. Los gritos de los congresistas caldearon los ánimos.

La incongruencia
Al rendir su informe la Comisión Autónoma de Honor y Justicia (CAHJ), señaló que la CAV nunca les remitió los dictámenes de las quejas de los agremiados al SPUM, incumpliendo con lo establecido en el Estatuto sindical. Concluyeron que “la CAV insistió en ignorar a la CAHJ” que nunca remitió los expedientes de los afectados. Así mismo señalaron “que (en) la complicada situación laboral del presente, estamos obligados a transitar por los caminos del Respeto, la Transparencia, la Autonomía, la Honorabilidad y la Justicia” La gritería y señalamientos en contra de la CAHJ caldearon aún más los ánimos. Al pasar a consideración del pleno, se aprobó el informe de la CAHJ.

Pregunté a la plenaria que mi cabecita no entendía nada, pues ahora se aprueba que los señalamientos en contra de la CAV por parte de la CAHJ son válidos y minutos antes aprobaran las mentiras de la CAV. ¿Se reafirma la falta de ética de la CAV y del SG?
La falta de ética (es evidente en los hechos señalados):

1) La aprobación del actual informe del secretario general, contradice a lo ordenado por el CEG del año pasado. Así mismo, está en completa contradicción con lo señalado en la Mesa VI acerca del incumplimiento por parte de Gaudencio Anaya de los acuerdos del CGR de este año. ¿Fue ético aprobar el informe del SG cuando minutos antes en la plenaria, también se aprobaron los acuerdos que señalaron el incumplimiento reiterado por parte del Secretario General?

2) La aprobación de los informes de la CAV y también el de la CAHJ, cuando a la CAV se le reprobó y señaló por su manipulación en la elección de la instalación del CGR y las inconsistencias y las faltas señaladas por la CAHJ por su nula de transparencia y las violaciones al Estatuto. ¿Es ético el actuar de los congresistas que aprobaron los informes del secretario general y de la CAV a pesar de los múltiples señalamientos?
¿A dónde iremos a parar con la actual dirigencia?

¿Se privatiza la Universidad michoacana?

En la carrera del 14 de octubre por el 101 aniversario de de la UM en la que participamos más de mil 400 corredores y caminantes, la organizadora proporcionó la camiseta de la universidad con logotipos de negocios privados y religiosos: Gatorade, Banorte y la Universidad Marista Valladolid.

Se recibieron alrededor de 350 mil pesos. ¿Cuánto dinero pusieron los de la IP? ¿Lo pasaremos por alto?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?