Arturo Alejandro Bribiesca Gil
Mirar hacia el futuro
Viernes 26 de Octubre de 2018
A- A A+

“Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes sólo necesitan saber a dónde van”.
José Ingenieros

En días pasados, leí en la versión electrónica del diario El País una historia fascinante bajo el título de “La luna artificial china que planea sustituir a las farolas”; la nota nos dice que en la ciudad de Chengdu, en China, tienen planeado lanzar en 2020 un satélite de iluminación capaz de producir un brillo ocho veces superior al de la Luna, el cual complementara a las farolas y las diferentes luces instaladas en las calles, y a la misma luna, para una mayor iluminación de la ciudad en las noches.

Chengdu, es una ciudad de más de diez millones de habitantes, considerando su zona metropolitana, y una de las más pobladas de ese gigante asiático que es China.

Un prototipo de la luna artificial.
Un prototipo de la luna artificial.
(Foto: Especial)

El proyecto es desarrollado por el Instituto de Investigación en Sistemas Microelectrónicos de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (CASC) de ese país. Su presidente, Wu Chunfeng, señala sobre el satélite que “su brillo esperado, a los ojos de los humanos, será de alrededor de una quinta parte de lo que emiten las farolas en las calles". Y que esta fuente alternativa de iluminación supondría un ahorro en energía para la ciudad, además de proporcionar luz en zonas poco iluminadas, así como en zonas afectadas por desastres naturales o apagones.

Es importante señalar que el artículo destaca que no se sabe si el proyecto ha sido avalado ya por las autoridades y que algunas voces críticas han mostrado su preocupación por los efectos adversos que podría tener en la rutina diaria de algunos animales y en la observación astronómica. Sobra decir que los amigos de lo ajeno y las parejas atrevidas tampoco estarán muy de acuerdo con esta mayor iluminación nocturna, o al menos eso creo.

Juzgando con fines mundanos, y sin ir tan lejos, por ejemplo, en nuestra señorial Morelia, una de las principales quejas ciudadanas es la falta de iluminación en muchas partes de la ciudad, lo que facilita las labores de los hampones y genera una mayor percepción de inseguridad ¿Cómo nos caería un proyecto de este tipo?

En fin, sin importar la veracidad de los datos periodísticos o la concreción o no del proyecto chino, debemos reconocer que es una idea fantástica, que nos lleva a mirar hacia el futuro con mucha imaginación y esperanza, como Verne. Pero… mientras los chinos hablan sobre asuntos por encima de la atmosfera, nosotros discutimos por tópicos muy por debajo de ella…

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es la actitud…

La ley

¡No a la discriminación!

Aforismos, máximas y conexos

República de Venezuela

El poder de la redes sociales

De animales a dioses

Calma, calma... ! que no panda el cúnico !

Choque de poderes

Retrotopía

A la democracia

No salió el oso polar

En paz

En paz

Mirar hacia el futuro

Es cuestión estética no cromosómica

Corrupción derivada

El juicio de la historia

Vuelvo a preguntar

Bebeto y Romario

De desconcentraciones y cosas parecidas

De reo a gobernante

Quinto partido a la vista

Hablemos del mundial

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano