Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
La alfabetización ecológica (2/3 partes)
Miércoles 7 de Noviembre de 2018
A- A A+

Los negocios de las grandes empresas y en general los negocios que producen bienes o servicios sin una visión ecológica, absorben recursos de la naturaleza, los transforman en productos, bienes o servicios (y generan desperdicios) y venden esos productos a los consumidores (donde los medios de comunicación juegan un papel fundamental para este proceso) que a su vez producirán más desperdicios al usarlos (pensemos en una plasma, empaquetada, que al llegar a casa, tiramos todo el empaque, y que a la vuelta de los años, estamos desechando el plasma como basura electrónica). Para ser sostenibles, los patrones de producción y consumo deben ser cíclicos, a semejanza de los procesos naturales. Para alcanzar semejantes patrones cíclicos, debemos rediseñar fundamentalmente nuestros negocios y nuestra economía, que se convierte en una tarea titánica, que se deberá resolver en este siglo XXI.

Los sistemas vivos, o ecosistemas, son sistema cerrados con respecto al flujo de materia y abiertos al flujo de energía cuya principal fuente es el Sol, que se transforma en energía química para la fotosíntesis de las plantas y con ello, se impulsa el ciclo ecológico.

En las comunidades humanas, recientemente se está utilizando la luz solar para la producción de calor y electricidad, así como el viento, y con ello, las comunidades humanas pueden ser sostenibles, no obstante, la utilización de otras fuentes de energía no renovable como el petróleo, genera el impacto ambiental y los efectos de invernadero y cambio climático.

Los  negocios de las grandes empresas y en general los negocios que producen bienes o servicios sin una visión ecológica,  absorben recursos de la naturaleza
Los negocios de las grandes empresas y en general los negocios que producen bienes o servicios sin una visión ecológica, absorben recursos de la naturaleza
(Foto: Cuartoscuro)

Y es que el sol, como el aire, constituye la única clase de energía renovable, económicamente eficiente y medio ambientalmente sano. Al ignorar esta evidencia ecológica, los tomadores de decisiones públicas comprometen una y otra vez el bienestar de la humanidad, que es de siete mil quinientos millones de humanos.

La población en su calidad de consumidores no tiene información sobre estas problemáticas sociales y medioambientales de producción, y las empresas tratan al aire, el sol, el agua, incluso la tierra, como un valor de uso, sin ningún costo, incluso tratan a la humanidad de esa manera, quien se ve afectada por la expansión económica en su calidad de vida y medio ambiente, comprometiendo a las futuras generaciones, de ahí la importancia de generar una elemental alfabetización ecológica, porque esta situación no se puede sostener. Una tarea titánica para quienes estudian o han egresado de las universidades públicas o privadas y han estudiado los temas de ecología, o bien, de ecoeducación, como los compañeros del Doctorado en Ecoeducación de la Universidad de Puebla.

La cooperación, “uno de los modos más efectivos de cambiar sería una reforma fiscal ecológica. Semejante reforma sería estrictamente neutra sobre el beneficio, trasladando la carga fiscal de los ingresos a las “ecotasas”, aplicación de descuentos o cargo por la aplicación o no de estrategias ecoambientales. Lo que significa que se añadirían impuestos a productos existentes, formas de energía, servicios y materiales, de modo que sus precios reflejasen mejor los verdaderos costos.

Para resultar exitosa, una reforma fiscal ecológica debe ser un proceso lento, a largo plazo, que proporcione a las nuevas tecnologías y a los patrones de consumo tiempo suficiente para adaptarse, pero al mismo tiempo debe ser lo suficientemente enérgica para estimular la innovación industrial.

“Una reforma fiscal ecológica llevada a cabo con firmeza y lentitud, a la larga, dejaría fuera del mercado a las tecnologías y hábitos de consumo que generan presión sobre el medio ambiente. A medida que los precios aumentasen, con la correspondiente contrapartida de reducción de impuestos sobre los ingresos, la gente abandonaría el coche por la bicicleta, usaría los transportes públicos y maximizaría la capacidad de sus vehículos en sus desplazamientos hacia y desde el lugar de trabajo”.

“A medida que los impuestos sobre los productos petroquímicos y los combustibles derivados del petróleo aumentasen, de nuevo con su correspondiente contrapartida de reducción en el impuesto sobre los ingresos, la agricultura biológica se convertiría en el modo de producción de alimento no sólo más sano, sino más barato”.

A estos procesos fiscales, se deberá acompañar igualmente la ecoauditoria, esto es, la auditoría ecológica analiza las consecuencias medioambientales de los flujos de materia, energía y personas en una empresa, determinando en consecuencia los costos reales de producción.

La asociación es otra de las características de las comunidades sostenibles en los sistemas vivos. “Los intercambios cíclicos de energía y recursos en un ecosistema se sostienen en una cooperación omnipresente”. “Efectivamente, hemos visto cómo desde la creación de las primeras células nucleadas hace más de dos mil millones de años la vida sobre la Tierra se ha desarrollado mediante combinaciones cada vez más complejas de cooperación y coevolución. La asociación –tendencia a asociarse, establecer vínculos, vivir unos dentro de otros y cooperar– es una de las características distintivas de la vida”.

Para la sociedad, para un sistema vivo social, el concepto asociación significa democracia y poder personal, puesto que cada miembro de la comunidad desarrolla un papel importante en la misma, “el poder del pueblo”. “Combinando el principio de asociación con la dinámica del cambio y del desarrollo, podemos utilizar también el término “coevolución” como metáfora en las comunidades humanas”. Se podría pensar que a medida que se vive como socialmente obligatoria la asociación, cada parte o miembro de la colectividad comprende mejor las necesidades de las demás.

Cuando hablamos de asociación en la comunidad ecológica todos aprenden y cambian, esto es, coevolucionan, cuando lo hablamos desde la comunidad social es totalmente diferente, hay una tensión, la economía no permite el respeto a la naturaleza, no deja ver a la sociedad esa comprensión. De esta manera, La economía promueve la competición, la expansión y la dominación; en tanto que la ecología genera la cooperación, la conservación y la asociación.

No obstante hay otros elementos a considerar en las comunidades ecológicas, que son cuestiones más detalladas, que explican su comportamiento en la resistencia o frente a las perturbaciones externas.

Frente a las resistencias y perturbaciones, existen otros principios ecológicos, como la flexibilidad y la diversidad que capacitan a los ecosistemas para la supervivencia a las perturbaciones y para la adaptabilidad a condiciones cambiantes.

En la próxima entrega de Debatamos Michoacán, abordaremos las posiciones de los principios de flexibilidad y diversidad, tan fundamentales y, necesarios para la comprensión de los sistemas vivos ecológicos y humanos o sociales.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La alfabetización ecológica (3/3 partes)

La alfabetización ecológica (2/3 partes)

Debatamos Michoacán, Alfabetización ecológica

Cohesión social y violencia

Sin discriminación

Los valores compartidos

Violencia intrafamiliar

Encuentro de neuronas y el buen vivir

Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Los cabildos no discriminan

Adultos mayores

Paz

Debatamos Michoacán: Ferias y desfiles.

El ciclista

Ser joven

Pacto mundial para una migracion segura, regular y ordenada

Debatamos Michoacán: Nuevo discurso

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón