Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Los científicos, compromisos y obligaciones
Lunes 12 de Noviembre de 2018

Política neoliberal destruye al país y empobrece al pueblo

AMLO

A- A A+

Con el nuevo gobierno de AMLO se vislumbran horizontes para que la Ciencia-Tecnología-Innovación pueda resolver los problemas del país, y dar con ello, una bocanada de aire al enfoque humanista que debería tener el conocimiento.

Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología



Las palabras de la próxima titular del Conacyt, Elena Álvarez Buylla, (que coinciden con AMLO) invitan a la comunidad científica del país a comprometerse a resolver los lastres más sentidos: La crisis ambiental, la contaminación del agua, la destrucción de la biodiversidad, el rezago social y la violencia. ¿Habrá resistencias de los que usan el conocimiento con fines de lucro personal y empresarial?

Algunos universitarios pensamos que el camino que ha tomado recientemente el trabajo de ciertos investigadores, en poco, contribuye a resolver la problemática del país. El cambio, propuesto desde del nuevo gobierno, traerá consigo seguramente resistencias de los “sabios” que trabajan en la investigación poco vinculada con las dolencias nacionales. ¿Tendrán conciencia de su papel como mexicanos?

Elena Álvarez Buyila, próxima titular de Conacyt
Elena Álvarez Buyila, próxima titular de Conacyt
(Foto: Cuartoscuro)

También habrá reacciones adversas por parte de los monopolios internacionales que controlan el rumbo de la investigación científica, que en muchos casos, ha servido a los intereses económicos de los que controlan el mundo. Basta recordar algunos de los usos bélicos salidos del trabajo científico de universidades y centros de investigación. Lo mismo sucede en los campos de la biotecnología, la electrónica, la informática, la aeronáutica, los materiales, química, física y las que se le vengan en mente, que han sido utilizadas por los dueños del mundo.

Elena Álvarez fue más allá, se atrevió a decir que “ la demanda es que el cambio no se quede en el gobierno, sino que vaya al sistema que rige al país y que lo ha llevado a crisis interconectadas y profundas: sociales, ambientales, de salud y de valores…luego de más de 30 años de un sistema neoliberal, los mexicanos piden una transformación de raíz”: Seguramente su posición chocará con científicos proclives al sistema neoliberal que predomina en la ciencia y la economía. ¿Vendrán los hechos que confirmarían la congruencia de su discurso?


¿Y la Academia Mexicana de la Ciencia?



Con el fin de que haya una política nacional acorde con los planteamientos de AMLO con respecto al papel de los científicos en el país, y en consonancia con lo planteado por Elena Álvarez Buylla, próxima titular del Conacyt, es preciso que los “sabios” del país integrantes del Colegio Nacional, la Academia Mexicana de la Ciencia, rectores de las universidades públicas, sus institutos y facultades, emitan un acuerdo que demuestren a los mexicanos todos, su compromiso con el país. A la fecha, pareciera que se encuentran agazapados sin emitir una opinión al respecto.


¿Y la Universidad Michoacana?



En la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo habrá resistencias y descalificaciones a la propuesta del Conacyt, pues actualmente en ella se hacen proyectos de investigación enfocados a resolver problemas ajenos a los que padecemos la mayoría de los mexicanos. Parece que en la Michoacana no se tiene presente que es con los impuestos de todos los mexicanos que se pagan salarios a los científicos, que por ética, deberían estar vinculados a resolver las dolencias de la sociedad a la que se debe.

La correlación de fuerzas



Difícil, muy difícil que el gobierno entrante ponga en consonancia la conciencia indignada de los científicos, los trabajadores de la ciudad, del campo y los pueblos indígenas que cansados de las tropelías de los gobiernos anteriores, se conjugaron para echar a un gobierno rapaz.

De la materialización de las palabras dibujará el verdadero rostro del nuevo gobierno.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

¿Escucha AMLO?

La Universidad Michoacana ¿Nacional? y el Tren Maya

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…