Samuel Ponce Morales
AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán
Martes 13 de Noviembre de 2018
A- A A+

A dos semanas de rendir protesta como presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador sigue conformando su equipo de trabajo y en ese camino podría sacudir el escenario político de Morena en Michoacán, dejando sin cuadros valiosos.

Tal es el caso en particular del diputado local, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, quien podría ser llamado a colaborar en el próximo gobierno federal en un cargo de mando medio

Alfredo Ramírez Bedolla, diputado local
Alfredo Ramírez Bedolla, diputado local
(Foto: Archivo)

De todos es conocido que Alfredo Ramírez ha acompañado a López Obrador en su largo camino hacia la Presidencia de la República, y fue incluso secretario de Economía Solidaria del primer Comité Ejecutivo Nacional de Morena.

Con esas cartas bajo el brazo se ha visto al congresista michoacano conversar muy en confianza con AMLO en su Casa de Transición, y dicen nuestras fuentes que han hablado incluso sobre la posibilidad de que el michoacano se incorpore al gobierno de la Cuarta Transformación.

Si el coordinador de los diputados de Morena se separa de su bancada en el Congreso del Estado, es muy probable que deje en evidencia la baja productividad de sus compañeros que se la llevan de muertito, a la sombra del trabajo que realiza.
Y si bien al principio de su liderazgo como coordinador parlamentario tuvo algunas novatadas, poco a poco lo va consolidando, a través de la construcción de importantes alianzas que pronto rendirán frutos, como la posible adhesión de tres diputados locales y un diputado federal de ADN a Morena.

Por otro lado, sería una lástima tanto que el presidente electo importara a Alfredo Ramírez a la capital del país, despojando a Morena a uno de sus mejores cuadros, o que él, dada su lealtad lopezobradorista, no alzara la voz para continuar su carrera política en territorio michoacano.
Lo cierto es que si se fuera el diputado local morenista provocaría un vacío complicado difícil de cubrir en la fracción parlamentaria del Congreso del Estado, dado que ya sea por inexperiencia política o excesiva experiencia política no hay un mejor perfil que lo pueda relevar, no al menos en lo inmediato.

¿Quién gana con el bloqueo aguacatero?



Más allá de quién pueda tener la razón, el pleito entre aguacateros, comercializadores y cortadores, que ha provocado se detengan las exportaciones del fruto hacia los Estados Unidos, provoca al menos una decena de reflexiones.
1. Se antoja increíble que un pequeño porcentaje de productores esté provocando el colapso de un trabajo construido por todo un sector en los últimos 20 años, desde 1997 cuando Estados Unidos levantó el embargo al aguacate mexicano tras ocho décadas de prohibición.

2. Perú y Chile deben estarse frotando las manos, con la rebatinga de sus competidores mexicanos.

3. Y si no, revisemos cómo Chile ya está cosechando para mandar a EU cargamentos de aguacate en aviones a fin de abastecer las tiendas que está dejando de surtir México, y seguirán con embarques marítimos para abastecer durante todo diciembre, enero, y febrero.

4. Perú no se queda atrás, y le están tocando los mejores meses del mercado estadounidense, de mayo a octubre. Incluso, seguramente ya pactaron con las cadenas más importantes ante el rezago de su competidor mexicano.

5. Los productores que exigen un mejor precio, ¿sabrán que el éxito del aguacate estriba en millonarias inversiones de promoción que realizan los exportadores y empacadores sin que a ellos les cueste?

6. ¿Cuánto cuesta, por ejemplo, anunciarse en el Super Bowl? ¿De eso, algo pagan los productores que andan bloqueando carreteras?

7. No ocupa mucha ciencia, concluir que hay un grave riesgo de que esta temporada se queden altas cantidades de aguacate en el mercado nacional, lo que repercutirá aún más en los ingresos del sector.

8. Claro, habrá quienes digan que no hay problema, y que pueden buscarse otros mercados en caso de que EU decida comprarle a Perú o Chile. Sin embargo, hay un pero: la fruta de Michoacán no entra a Europa porque solo el 5% tienen Global Gap y otros certificados requeridos en esos mercados.

9. Eso explica el ingreso de la fruta de Jalisco para empacarse y llevarla a Europa, pues ellos si tienen los certificados en orden, y -a este paso- pronto también llevarán prioridad en el mercado americano por encima de los michoacanos.

10. Por lo pronto, esta semana las cadenas de USA y empresas más grandes de Foodservice han comenzado a cancelar pedidos y promociones de México.
En resumen: en tres años, los promotores del bloqueo al aguacate hicieron el trabajo que Chile y Perú no habían logrado en dos décadas: ganarle a los mexicanos mercado en EU

Nada es lo que parece


De altura, como debe ser, la postura adoptada del alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco, alrededor de las observaciones encontradas al anterior gobierno local, presidido por Alfonso Martínez, en donde solo dio a conocer los resultados de la fase entrega recepción gubernamental, sin especulaciones, sin insinuación.

Conjuro


Tiempo en que los de ADN del PRD en Michoacán digan que se van o se quedan en el propio Sol Azteca; bueno tienen de aquí hasta antes del primero de diciembre, luego, luego…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista