Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
La alfabetización ecológica (3/3 partes)
Miércoles 14 de Noviembre de 2018
A- A A+

Esta columna del día de hoy, presenta la tercera parte de la Alfabetización ecológica; espero que nuestras reflexiones sean de utilidad para nuestra vida; agradecido por quienes me han escrito sobre el tema y desean que continuemos trabajando a favor del ecocentrismo.

La flexibilidad de un ecosistema tiende a restablecer el equilibrio del sistema cada vez que se produce una desviación de la norma, debido a condiciones cambiantes del medio externo. Veamos un ejemplo “si un verano muy caluroso produce un incremento en el crecimiento de las algas de un lago, mejorará el medio de los peces que se alimentan de dichas algas, con lo que tendrán mayor descendencia, que a su vez se alimentará de las algas, reduciendo su exceso. A medida que éstas disminuyen, empezará a escasear el alimento de los peces, descenderá su población y las algas podrán recuperarse. De este modo la perturbación original genera una fluctuación, que tiende a mantener el equilibrio entre peces y algas”.

Como podemos observar, es de esta manera que los ecosistemas se mantienen en un estado flexible, dispuestos a adaptarse a las condiciones cambiantes. La trama de la vida es una red flexible en continua fluctuación. Cuantas más variables se mantengan fluctuando, más dinámicos será el sistema y mayor su capacidad para adaptarse a los cambios. Pese a ello, la fluctuación ecológica debe desarrollarse dentro de límites de tolerancia. Existe el peligro de que se colapse un sistema cuando se transgrede dicho límite y el sistema no es ya capaz de compensarlo.

Ejemplo de un ecosistema
Ejemplo de un ecosistema
(Foto: Especial)

Situación similar puede suceder en las comunidades humanas. La falta de flexibilidad que se manifiesta en forma de estrés que hoy muchas mujeres principalmente está desarrollando por las dos o tres jornadas de trabajo a las que son sometidas. El estrés se da cuando una ó más variables del sistema se llevan a sus valores extremos, lo que induce una creciente rigidez a través del mismo.

El estrés temporal se vive de manera permanente, pero el estrés prolongado resulta perjudicial y destructivo. De esta manera podemos concluir que “la buena gestión de un sistema social –una compañía, una ciudad, un sistema económico– significa el descubrimiento de los valores óptimos de sus variables. El tratar de maximizar alguna de dichas variables en lugar de optimizarla, conducirá irremediablemente a la destrucción del sistema como un todo”.

El principio de flexibilidad, en una comunidad, sugiere también una correspondiente estrategia de atención y resolución de conflictos. En toda comunidad existen discrepancias y conflictos que no necesariamente son resueltos en equidad. Por ejemplo, la comunidad necesitará estabilidad y cambio, orden y libertad, tradición e innovación. Los conflictos se resuelven mejor desde el establecimiento de un equilibrio dinámico horizontal, que desde las decisiones rígidas verticales, asímetricas.

La alfabetización ecológica plantea que las partes de un conflicto son importantes en función del contexto y de que las contradicciones en el seno de una comunidad son signos de su diversidad y la vitalidad, que contribuyen a la viabilidad del sistema.

Por otro lado, la diversidad en los ecosistemas está íntimamente vinculado a su estructura en red. “Un ecosistema diverso será también resistente, puesto que contendrá en su seno multiplicidad de especies con funciones ecológicas superpuestas, que pueden reemplazarse parcialmente”. Cuando una especie determinada es destruida por una severa perturbación, de modo que se rompe un vínculo de la red, un ecosistema diverso será capaz re reorganizarse y sobrevivir gracias a que otros vínculos de la red podrán, al menos parcialmente, realizar la función de la especie desaparecida.

Dicho de otro modo, cuanto más compleja sea la red de un ecosistema, más grande será la complejidad de su patrón de interconexiones y en consecuencia mayor será su resistencia.
En los ecosistemas, la complejidad de su red es consecuencia de su biodiversidad; por tanto, una comunidad ecológica diversa es una comunidad resistente. En las comunidades humanas, la diversidad étnica y cultural puede representar el mismo papel. En este caso, diversidad significa distintos tipos de relaciones, distintos modos de enfrentarse al mismo problema, una visión distinta del cosmos y la relación humana.

Una comunidad humana diversa será una comunidad resistente, capaz de adaptarse a situaciones cambiantes. No obstante, la diversidad es sólo una ventaja estratégica si se trata de una comunidad verdaderamente vibrante, sostenida por una red de relaciones, porque pueda ser que sea una comunidad diversa pero cerrada que somete con sus ideologías y excluye la diferencia.

Si la comunidad se halla fragmentada en grupos e individuos aislados o bien polarizada, la diversidad puede convertirse en una fuente de estigmas, prejuicios y fricciones.

Pero si la comunidad, por el contrario, es consciente de la interdependencia de todos sus miembros, la diversidad enriquecerá todas las relaciones y en consecuencia a la comunidad entera, así como a cada uno de sus individuos. En una comunidad así, la información y las ideas fluyen libremente por toda la red y la diversidad de interpretaciones y de estilos de aprendizaje –incluso de errores– enriquece a toda la comunidad.

En estas tres Debatamos Michoacán, hemos dado a conocer la importancia de alfabetizar a la sociedad en materia de ecología, no es solo insistir en las cuestiones de las tres o seis o nueve “r” (reducir, reciclar, reutilizar; revalorizar, reestructurar, redistribuir, y otras como: reflexionar, rechazar y reclamar) y como inicio lo aplaudo, no obstante, es mucho más complejo que eso, es desarrollar conciencia social, es generar las condiciones de sostenibilidad para impulsar transformaciones que permitan dar viabilidad al proyecto de la humanidad, para esta generación de más de siete mil quinientos millones de personas y las nuevas generaciones que están por venir.

Es enseñarnos a comprender la importancia del respeto a la vida, es reconocer que el eje del mundo es la vida, lo ecocéntrino, y no lo etnocéntrico; es reconocer los derechos de la naturaleza, del medio ambiente, de la biodiversidad. Es asumir nuestro interés de respetar.

Por esto es tan importante, cuando se destaca la cultura de la paz, que quede explicito que nos referimos a resolver los problemas entre los humanos con un nuevo enfoque, el enfoque del reconocimiento de la vida como eje central del mundo.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Las tres ecologías parte 1/2

Trata de personas

Qué es ser humano

Tortugas marinas

Pensar en los derechos humanos

Mujeres de acero

Resiliencia, frente a un camino de violencia

La alfabetización ecológica (3/3 partes)

La alfabetización ecológica (2/3 partes)

Debatamos Michoacán, Alfabetización ecológica

Cohesión social y violencia

Sin discriminación

Los valores compartidos

Violencia intrafamiliar

Encuentro de neuronas y el buen vivir

Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Los cabildos no discriminan

Adultos mayores

Paz

Debatamos Michoacán: Ferias y desfiles.

El ciclista

Ser joven

Pacto mundial para una migracion segura, regular y ordenada

Debatamos Michoacán: Nuevo discurso

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar