Jueves 15 de Noviembre de 2018
A- A A+

El pasado miércoles 7 del presente, el Consejo Estatal de Ecología del estado de Michoacán (Coeeco) fue invitado al Congreso de la Unión, en San Lázaro en la Ciudad de México, para buscar estrategias a la problemática del Lago de Cuitzeo.

El principal ponente fue el consejero Dr. Alberto Gómez Tagle, con su ponencia “Impacto de cambio de uso del suelo, problemática y trascendencia”. En la cual expuso claramente que ha sido la tala irracional y la contaminación, debido a la conexión de los desagües a los ríos que desembocan a la laguna, que se está desecando. Los intereses inmobiliarios, la corrupción y la ignorancia están acabando con este importante acuífero, que brinda agua a miles de michoacanos y guanajuatenses.

Lago de Cuitzeo
Lago de Cuitzeo
(Foto: Especial)

Miembros del Coeeco expusieron ante los diputados, presidentes municipales y funcionarios públicos, lo que el Consejo estatal de Ecología ha recomendado durante años, sin que las instancias correspondientes acaten o tomen en cuenta las investigaciones y/o recomendaciones.

Más allá de cualquier exposición, los hechos demuestran que, de continuar así, se incrementarán las enfermedades en la rivera del lago, ocasionadas por la alta contaminación, las tolvaneras irán en aumento, el ecosistema circundante se verá cada vez más afectado y lo más grave será que continúe desecándose.

El agua es cuestión de seguridad nacional. Podemos vivir sin dinero, pero no sin agua. Las próximas guerras e invasiones no serán por el petróleo, sino por el agua. El país que tenga agua limpia será el que mande a nivel mundial. De mi se acordarán cuando esto suceda. Lo cual lamentablemente falta poco.

México, Michoacán en específico, tenía lagos y ríos cristalinos, la población no tenía que preocuparse por carecer del vital líquido. Hoy día no hay ninguno sin contaminar. Los manantiales que existían en Morelia están despareciendo a causa de dar prioridad a los intereses inmobiliarios, y a la corrupción enorme que ha existido en el municipio, el cual otorgó licencias de construcción, sin siquiera conocer el terreno. Permitiendo que se acaben los bosques para encementar, ya sea con vialidades o fraccionamientos de gran escala, impidiendo así la filtración del agua para la preservación de los manantiales que surten a la Mintzita y el Lago de Cuitzeo que finalmente surte también al Cutzamala.

Así de grande e importante es la problemática. Así de importante es ya eliminar las prácticas de corrupción en los
municipios e instancias correspondientes, tanto a nivel federal, como estatal y municipal. Es también de vital importancia que la ciudadanía, sobre todo los niños, estén informados, se elimine la ignorancia que tanto beneficia a los que no tienen
escrúpulos en acabar con ecosistemas enteros en aras de su enriquecimiento.

Morelia debería reforestar, cuidar y preservar los cerros circundantes para garantizar aire y agua limpios. De hacerlo sería aún más bella de lo que ya es, y obviamente contaría con una gran riqueza ambiental que ninguna gran ciudad en nuestro país tiene hoy día.

Lo que aquí planteo no es un imposible, es algo totalmente realizable si se anteponen los intereses de los ciudadanos a los de las inmobiliarias. Un ejemplo es Suiza, país con grandes reservas de agua, y extrema belleza gracias a la preservación de sus manantiales, ríos, lagos y bosques.

El agua, rebasará los precios del petróleo y de cualquier energético. Sin agua no hay posibilidad de subsistencia o desarrollo.

La humanidad ha cometido el tremendo error de no cuidar ni valorar el planeta en que habita. Está demostrado que los efectos del cambio climático, producto de la irracionalidad humana, y del sistema económico imperante, puede llevarnos a la hecatombe.

El viernes pasado un incendio de enorme magnitud acabó con miles de hectáreas en California. Miles de árboles fueron calcinados. Las imágenes eran dantescas. Pareciera el apocalipsis. Poco se dijo en los medios, nuevamente gracias a la ciudadanía nos enterábamos de lo que sucedía mediante las redes.

Las fotografías hablaban de muerte y desolación. En varias se apreciaban unas llamas tan grandes y altas que parecían caminos al cielo. El cielo maravilloso de Malibú se tornó rojo intenso, naranja, negro, gris.

El martes pasado apenas habían controlado poco más del 35 por ciento del incendio. Hasta ese día se habían quemado 34 mil 200 kilómetros cuadrados. No alcanzan las manos, la impotencia, la desesperación, el dolor se aprecia y se siente más allá de las imágenes. Es realmente una enorme tragedia humana y ambiental.
El viernes Trump estaba en Paris, su enojo para con California es tal, que en sus declaraciones respecto al incendio dijo que ellos se las arreglaran.

Los helicópteros no llegaban, ni los bomberos. La sociedad civil fue la que se organizó y como pudo empezó a apagar el fuego. La evacuación fue lo primero, la autopista parecía un enorme estacionamiento.

Pensé en los cientos de trabajadores mexicanos, que diario se trasladan en camión a sus trabajos. ¿Qué habrán hecho, como habrán salido del infierno? Hace apenas unas semanas estuvimos ahí, tomamos esa ruta y nos tocó conocer a un michoacano que trabajaba de jardinero en Malibú, una trabajadora doméstica y una preciosa, bondadosa y solidaria mesera de Oaxaca que trabajaba en el precioso muelle de Malibú y hoy no tiene trabajo.

Hay diversas versiones del porque del incendio. La más propagada es que inició a causa de una fogata mal apagada. Los vientos de Santa Ana, característicos de esta temporada, la enorme sequía característica de estas tierras hizo lo demás.
El cambio climático, ocasionado por la avaricia, la inconciencia y el desamor, cobra la factura a estas acciones inadecuadas de la humanidad.

Las instituciones aquí y allá, están plenas de burocracia y acciones erróneas, como es el caso de lo ocurrido en la zona del incendio donde los retenes no permitían el paso a médicos. Donde salir a comprar víveres significaba el no retorno al hogar,
En estos días se han visto acciones heroicas; personas ayudando cómo y con lo que pueden. Llevando máscaras de oxigeno pues el aire es irrespirable, llevando bombas de agua, palas, ropa, comida, Convocando a médicos a ir y dar servicio, creando una página web para que nos podamos enterar de lo que realmente pasa en todas las áreas siniestradas.
Poco o nada dicen los medios del laboratorio nuclear construido en 1959 en Santa Susana, a una hora de Malibú, el cual fue también afectado por el fuego. El aire sin duda fue contaminado.

Fue construido en la época de la Guerra Fría, se fabricaban motores para cohetes, además de reactores nucleares. Funcionó como centro de investigación de metales líquidos y durante su periodo activo en 1959 vivió el más grave accidente nuclear.

El laboratorio cerró operaciones en 2006, sin embargo, las instalaciones quedaron contaminadas. Por años se pidió que se limpiara, se suponía que se llevaría a cabo una limpieza medioambiental que se ha retrasado por doce años.

Ante la angustia y el miedo de los habitantes de las zonas afectadas, el Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California ha señalado que; “no hay materiales radiactivos ni peligrosos en la zona y que las instalaciones que anteriormente los albergaban, no sufrieron daño alguno y las pruebas han demostrado que los niveles de radiación no están por encima de los niveles de fondo.”

Al leer esto y ver las imágenes del laboratorio totalmente quemado, me convenzo más de que es necesario que la humanidad elimine ya todas esas acciones inadecuadas.
El infierno y el cielo están aquí, depende de nosotros el estar en uno u en otro. Depende de nosotros el presente y el futuro del planeta.

Los ciudadanos de Malibú son ejemplo a seguir, sin esperar ayuda gubernamental o externa decidieron salvar cuanto se pudiera, sin importar de quien o que fuera. Como suele suceder los bomberos aun sin todo lo necesario han estado trabajando sin descanso. Todos claman al cielo lluvia. El agua sin duda apagaría ese infierno.

En lo personal agradezco a todos los que, aun arriesgando su seguridad, han estado combatiendo el incendio. Se trata de la tierra, de nuestro planeta, del hogar de todos. Mil gracias
Tras el desastre, serán sin duda las acciones ciudadanas las que hagan que la tierra se regenere. Con esfuerzo, amor y trabajo, y sobre todo con la ayuda del agua, todo habrá de renacer.
El agua es sin duda la fuente de la vida. Cuidémosla, permitiendo y propiciando su auto regeneración.



Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo