Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Guardia Nacional
Viernes 23 de Noviembre de 2018
A- A A+

En días recientes, en la Ciudad de México, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ratificó la creación de una Guardia Civil a nivel nacional con el apoyo del Ejército, de la Marina y de la Policía Federal, puntualizando que para tal motivo uniría dichas corporaciones, la finalidad sería apuntalar su proyecto de Paz y Seguridad, dicha medida , a pesar de las buenas intenciones ha levantado polémica y causado preocupación por los antecedentes de conductas militares no sólo impropias sino hasta aberrantes, lo que causa grandes dudas en cuanto a la defensa de los derechos humanos, por lo tanto en cuanto a la tranquilidad de los mexicanos.

Si hace tiempo la organización castrense era percibida como una institución de respeto y admiración entre la población, a raíz de episodios lamentables en Guerrero, Chiapas, Veracruz, Oaxaca y Michoacán, por mencionar algunos; de tal manera dicha imagen ha sido muy cuestionada. Cabe mencionar que en esta etapa serían otros los mandos superiores, otra la visión porque nadie puede dudar que en las atrocidades militares referidas en general mucho tuvieron que ver los jefes superiores, sobre todo conociendo la disciplina que los caracteriza. Por cierto en los pasajes sangrientos que provocaron la mayoría de ellos quedaron en la impunidad, como ya es característico en términos de justicia en nuestra nación.

La estrategia propuesta por el futuro gobernante
La estrategia propuesta por el futuro gobernante
(Foto: Gustavo Aguado)

Una de las primeras controversias tuvo con ver con los dichos en campaña por el propio AMLO, quien en distintos eventos y con diferentes palabras a modo de reclamo al gobierno de Felipe Calderón y de Peña Nieto había señalado la importancia de que los militares dejaran las calles y regresaran a los cuarteles para velar por la seguridad nacional y para las tareas afines que la constitución les faculta , pero no obstante dichos señalamientos, el Peje da un giro que contradice dicha postura , de promesa de campaña como algunos medios han puntualizado y que han exhibido las contradicciones del futuro mandatario, quien negó, en varios espacios noticieros, que nunca se había pronunciado porque retornaran los militares a sus respectivos cuarteles, pero la magia del video lo desmintió con toda claridad.

Aunque por otro lado debemos reconocer que dependiendo de las circunstancias, de las condiciones todos podemos y debemos actuar para apegarnos a la realidad.

Más allá de lo que se haya planteado, de las declaraciones que sin duda llevaban como destinatario exhibir al gobierno federal presente, es obvio que ya, a unos días de ejercer constitucionalmente el poder, es necesario delinear un plan que venga a contraatacar uno de los males más graves y lamentables que padecemos los mexicanos, por supuesto nos referimos a la inseguridad y a la ausencia de paz y tranquilidad; en este tenor consideramos que importan los resultados a corto y mediano plazo, más allá de quien o quienes son los responsables de salvaguardar los intereses de los habitantes de esta tierra azteca, porque hasta el momento está claro que las políticas de seguridad recientes han fracaso en todos sentidos.

Si bien el propio López Obrador reconoce que serán militares marinos y policía federal, puntualiza que serán otras las estrategias de acción y capacitación, además de organización operativa y de planteamientos logísticos, donde la tecnología y la investigación son fundamentales, tal y como lo han planteado expertos en el tema, también menciona de la reingeniería de dicha guardia donde se habrán de instalar, gradualmente, decenas de coordinaciones por todo el país.

La estrategia propuesta por el futuro gobernante, aunque en otro tenor, ya fue implementad, en cierta manera por Ernesto Zedillo, en la actualidad tiene vigencia en países como: Italia, Francia y España, pero no dependen de Defensa Nacional como plantea el próximo gobernante local, aunque Amnistía Internacional y otros organismos están preocupados por los derechos humanos, además de señalar que en ningún país que se diga democrático puede tolerar los militares en las calles o como control de la vida interna nacional.

Varios columnistas y especialistas han hablado de los riesgos de dicha propuesta, unos con análisis más de ataque , ya sabemos cuáles, y otros más críticos como Julio Hernández “Astillero” de la Jornada que también muestra preocupación por todos los riesgos que ello conlleva; ciertos planteamientos han llevado a AMLO incluso a replantear la propuesta de sus asesores, pronunciándose por una consulta en dicho tema, consultas que para unos son patito o a modo pero para el Peje es como el sentir, muy limitado por cierto, del pueblo que pronunció por un cambio verdadero y no de simulación.

La verdad el tema es complejo, porque la fuerza federal en cualquiera de sus vertientes tienen ciertas formas específicas de actuar, comportamiento bélico y carencia de formación humana. No será fácil cambiar paradigmas o conductas que por años han forjado a cada uno de sus miembros, se va a requerir un programa de capacitación en varias líneas sobre prevención, investigación, repercusión y respuesta inmediata, sin dejar un tema esencial como son los derechos humanos y las garantías individuales; quizá algunos de ellos tengan las bases, pero deben comprender que deberán manejarse, con la propuesta actual, en otra tónica, donde la corrupción no deberá tener cabida.

Son retos complicados, para el gobierno, para las fuerzas militares y desde luego para quienes deseen integrarse a la Guardia Nacional, pero el país en las condiciones en las que se encuentra, no requiere de medias tintas, sino de programas y proyectos formales con líneas de acciones claras y puntuales que hagan de esa guardia militar un verdadero frente contra la delincuencia organizada, el narcotráfico y contra la delincuencia común, con el propósito de efectivamente ofrecer paz y seguridad a los mexicanos que durante años hemos sufrido de estos flagelos que nos impiden vivir en armonía y con tranquilidad.

Benjamín Flanklin, político, científico e inventor estadounidense señalo con toda propiedad: “Quienes son capaces de renunciar a la libertad esencial a cambio de una pequeña seguridad transitoria, no son merecedores ni de la libertad ni de la seguridad”

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Liberación femenina

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente