Samuel Ponce Morales
La Conspiración
¡Cuidado con los indígenas!
Viernes 30 de Noviembre de 2018
A- A A+

Si se creía que el tema de las comunidades indígenas era solo coyuntural por el pasado tema de proceso electoral, los hechos hablan de que no es así. Y es que han resurgido ya varios casos concretos:

Los dos últimamente más emblemáticos se encuentran en las comunidades de Santa Fe de la Laguna y en Sevina que demandan la transferencia de sus recursos para administrarlos de forma directa.

Y no solo esos casos, sino muchos deberían estar en la agenda de prioridades del área de política interna del estado, para evitar situaciones del pasado que por mala operación política se convirtieron en pesadillas.

Por ello, esas situaciones, se deben tomar en serio, más allá de quienes están tratando de desvirtuar el sentido de la postura legitimada de cada una de las comunidades reclamantes.

Y es que el resurgimiento de ese discurso indígena y sobre todo de la fuerza de dichos grupos, hacen necesario reflexionar sobre las nuevas formas que se deben de tener para poder enfrentar sus demandas.

Paco Ignacio Taibo II.
Paco Ignacio Taibo II.
(Foto: Cuartoscuro)

Por ello se hace necesario que el gobierno michoacano replantee sobre las formas que ha tenido para entablar la relación con los grupos indígenas del territorio estatal, más con los purépechas.

Toda vez de que lo último que se ha visto en el tema de Nahuatzen es la aprehensión de integrantes del Concejo Ciudadano de la cabecera de dicho Municipio, ejerciendo hasta la acción de la justicia penal.

Una inesperada y dura determinación gubernamental luego de agotarse cualquier posibilidad de diálogo entre ese Consejo y el alcalde David Otlica; sin embargo, esa no fue la mejor decisión, pues el conflicto sigue.

Volvemos a subrayar el tema de la falta de oficio política o de una estrategia errada para dirimir ese conflicto que ya arrastra no meses sino años y que no tiene para cuando.

Por lo que los casos de Santa Fe de la Laguna y de Sevina hacen pensar las lamentables consecuencias si el gobierno del estado y el Congreso no incluyen nuevas formas y estrategias, claro, entre ellas legislar.

En ese sentido, también encontramos el caso de la demanda fallida de omisión legislativa que presentaron diversas comunidades indígenas, presididas por el colectivo Emancipaciones.
Demanda en plantearon que la inactividad del legislador en Michoacán en la regulación de la forma, términos, y tiempos para el ejercicio del recurso de forma directa por parte de las comunidades.

Nada es lo que parece



Y, si, es un drama innecesario el que ha vivido en los últimos días el escritor Paco Ignacio Taibo II por unas palabras horizontales, abiertas, justificadas con el triunfo de hasta hoy gobierno electo.

1.- El pasado miércoles, explicó que si para el lunes la reforma a la ley que permitiría su nombramiento como director del FCE, no hubiera sido aprobada, el entonces presidente Andrés Manuel López Obrador publicaría un editor para designarlo encargado de despacho.
«Lo aprueba el Senado, lo manda a la Cámara de Diputados, y si todavía no pasa para el lunes, habrá un edicto del presidente nombrándome encargado del despacho mientras sale la ley. Sea como sea, se las metimos doblada, camarada», dijo.

2.- Ante esto, la senadora Martha Lucía Mícher anunció un día después que la fracción de Morena retirará el dictamen de la ley del orden del día.

«En la Comisión de Asuntos Legislativos Segunda y en la Comisión de Igualdad de Género hemos decidió retirar el dictamen relacionado con las reformas a las entidades paraestatales. Lo trasladaremos a una discusión más amplia y profunda para días posteriores», dijo la legisladora».

Además, hizo un llamado al escritor a que ofreciera una disculpa pública, «ya que este lenguaje utilizado para referirse al trabajo del Senado no contribuye al avance de la democracia ni al avance del respeto por las diferencias».

3.- Y llegó la disculpa de Paco Ignacio Taibo II: «Lamento profundamente haber utilizado una frase desafortunada y vulgar y odiaría que se interpretara como una agresión a las causas feministas o de la comunidad gay, a las que he apoyado decididamente durante toda mi vida y con las que estoy claramente comprometido».

Sin embargo, «es un violador en potencia, este hombre está dispuesto a fornicar a los senadores y senadoras si no estamos dispuestos a hacer lo que él quiere», señaló la senadora panista Xóchitl Gálvez.

Conjuro



Morena, de Sergio Mayer a Paco Ignacio Taibo II…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias