Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
La confrontación
Miércoles 25 de Mayo de 2016
A- A A+

La Sección XVIII no tenía el mínimo control de nada pero exigía más privilegios.
La Sección XVIII no tenía el mínimo control de nada pero exigía más privilegios.
(Foto: Cambio de Michoacán)

Este 15 de mayo, Día del Maestro, se convirtió en una confrontación acicateada por los medios afines al gobierno federal, lo que, en el espectro televisivo y radiofónico michoacano y algunos medios impresos, es evidente. La represión es lo menos que piden las inescrupulosas voces en tales medios que resumen ignorancia.

Sin duda, el crecimiento de las diversas secciones de la CNTE (Michoacán, Oaxaca, Chiapas) se debe a los gobiernos federales (PRI-PAN), a los estatales (PRI-PRD) y a los políticos corruptos, como en Michoacán, que supusieron que otorgándole privilegios al supuesto magisterio democrático todo sería miel sobre hojuelas.

La transmutación de un sindicato magisterial, perversamente direccionado por el marxismo estalinista, en dador de privilegios y marcador de políticas públicas, fue ignorancia y estupidez de funcionarios públicos y lidercillos que pretendieron suplantar al gobierno. Y el crimen organizado tiene más respuestas al respecto.

Al revisar el actuar y los privilegios económicos que se le otorgaron a la Sección XVIII en Michoacán por funcionarios públicos marxistoides y estalinistas, es necesario cuestionar si alguna vez se preguntaron sobre la penetración del crimen organizado en ese tejido social que fue usado propagandísticamente por el PRD en Michoacán.

Efectivamente, a fines de los 90 del siglo pasado y durante la primera década del siglo actual la delincuencia organizada penetró ese tejido social, al parecer sin resistencia alguna de esos planes magisteriales que cada año exigían ingentes recursos económicos y que durante los gobiernos de Cárdenas Batel y Godoy fueron cumplidos sin chistar.

Conocí, de manera personal, lo que la Sección XVIII pretendió durante unas dos décadas pero regularmente cuestioné. Y cuando profesores de esa sección me testimoniaron sobre el dominio del crimen organizado en sus escuelas, entonces revisé lo que se suponía y la realidad. La Sección XVIII no tenía el mínimo control de nada pero exigía más privilegios.

Sobre los privilegios, negados por dirigentes sindicales, intelectuales y medios que favorecen a la CNTE, es importante preguntar si la apropiación de un ala sindical de la rectoría educativa y la política educativa como en Oaxaca, recursos monetarios y acciones que corresponden al Estado, como en Michoacán, no son prerrogativas.

Igualmente, la herencia, venta de plazas, duplicación de plazas, entre otros, no parecen “conquistas” laborales. La reestructuración de la SEE en Michoacán deberá mostrar cómo las diferentes secciones sindicales, la corrupción, la delincuencia y funcionarios inescrupulosos se adueñaron de una institución rectora de la educación pública.

Este escribano no está de acuerdo con la confrontación, menos con la supuesta “Reforma Educativa”, aunque concedo cierta importancia a la evaluación magisterial y la revisión de concesiones y privilegios que los gobiernos federal y estatal otorgaron a la CNTE. Hoy en Michoacán se negocia con el SNTE. La misma gata, ya muy revolcada.

Ahora bien, el magisterio dizque democrático va por la confrontación al pretender derribar la Reforma Educativa, mientras el gobierno federal alienta lo mismo al defender su programa; lo menos importante es la educación como bien público. Unos defienden intereses gremiales, otros pretenden sustituir por esa vaguedad que llaman “calidad”.

Los intelectuales que acompañan a la CNTE y otros sindicatos llaman a generar una “forma de lucha unitaria”, pero su atomización muestra ausencia total de intereses comunes, gremialismo, caudillismo, pretensión de derechos, cuando en realidad son abusos y privilegios, corrupción, impunidad y lidercillos abusivos corruptos.

Obviedades. 1. PRI-PRD, los corruptos, acusan a Morena de lo que son excelentes ejemplos: uso de recursos públicos, coacción, ante el fracaso estrepitoso de ambos partidos en Zacatecas. 2. “Unión precaria”, “familia natural”, algunas expresiones inventadas por grupos de derecha y la Iglesia católica en la Ciudad de México, Michoacán, Morelos, para oponerse a los derechos humanos de la gente, los ciudadanos de la diversidad, para quienes el matrimonio, la unión entre personas del mismo sexo, es un derecho fundamental. 3. La OEA, esperpento de la Guerra Fría usado por décadas por el imperio para justificar golpes de Estado, ejecuciones y desapariciones de opositores, intervenciones militares, se lanza contra el precario gobierno de Maduro en Venezuela, donde derecha, ultraderecha y neofascismo buscan otro “golpe blando” contra un presidente elegido democráticamente pero carente de visión estratégica, políticas públicas y lleno de discursos bobalicones y mediocridad. 4. En Brasil el espía Temer, aclamado por la derecha comentócrata mexicana que pulula en los medios impresos y electrónicos, está cumpliendo los recónditos deseos imperiales y de los ultras, pues es una afrenta que los pobres tengan derecho a una vida digna. 5. Con educación vial no hay negocio redondo. 6. Donald Trump es el candidato republicano menos inteligente de la contienda electoral de noviembre próximo; el menos preparado para ser presidente, quien sabe menos de asuntos internos e internacionales de Estados Unidos. El problema es que representa, y muy bien, la ignorancia blanca anglosajona y protestante que tampoco sabe gran cosa de su país. 7. Según Mitofsky, empresa encuestadora al servicio de Televisa que regularmente se equivoca y manipula sus encuestas, el “nuevo comienzo” es presidenciable y es bien visto por 400 michoacanos (es la muestra de su encuesta). ¿A qué costo los michoacanos continuarán creyéndole a un gobierno que gasta un dineral en propaganda respecto a otras áreas realmente importantes? 8. El émulo que superó a Zabludovsky se va.

López Dóriga es gran ejemplo de ese periodismo perverso, sin ética, modelo de complicidades y oficialismo. Quien llega no canta mal las rancheras, pero se espera se diferencie radicalmente de tanta abyección.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera