Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales
Viernes 18 de Enero de 2019
A- A A+

Un episodio más de los excesos de los sindicatos, se puede escribir con letras grandes en el Telebachillerato de Michoacán. Silviano Paredes Correa lidera el llamado SUTTEBAM, donde algunos de sus más cercanos colaboradores han podido colocar a consanguíneos o parejas en la nómina del subsistema.

En la propia organización se sabe del caso de Cristina Yunuen Salceda Pimentel, ex directora de la Institución y quien tiene a su hermana Karla ahí laborando, o Felipe Nicolás Cayetano, secretario de Organización y Métodos del sindicato, cuya esposa María de Jesús Morales Antonio cobra como administrativo en el Departamento de Control Escolar.

Varios de los liderazgos del sindicato tienen un común denominador aparte: son o fueron parte del equipo político afín al ex gobernador Leonel Godoy Rangel y al ex secretario de Gobierno, Fidel Calderón Torreblanca, ambos renunciaron al PRD y de facto ingresaron a Morena.

Desde esa posición, la dirigencia del SUTTEBAM ha buscado tomar de rehén a la Institución -tienen control de una subdirección, dos jefaturas de departamento y la mitad de las supervisiones escolares- que brinda servicio a más de 10 mil alumnos en 215 centros educativos distribuidos en las diferentes regiones del estado, a través de tomas, paros y amagos de huelga, como el que en días pasados la Junta Local de Conciliación y Arbitraje les desactivó.

El pliego petitorio que hizo llegar Silviano y su grupo exigía 50 por ciento de aumento salarial, pero también muchos otros privilegios y bonos. Ver truncado esa pretensión los hizo volcarse ahora en las calles, acuerpados por la CNTE.

Silvano Paredes Correa
Silvano Paredes Correa
(Foto: Especial)

Incentivo en medio de la crisis



Ante el impacto que ha causado el desabasto de gasolina en los sectores económicos y productivos, toda medida que aliente e incentive será un verdadero bálsamo al bolsillo de la gente.

Por ello, ayer cayó bien en un importante sector la decisión anunciada por el gobierno de Silvano Aureoles, de instrumentar un plan de estímulo fiscal del 100 por ciento a los Impuestos Cedulares Sobre Ingresos de las Personas Físicas y al Impuesto Sobre Negocios Jurídicos e Instrumentos Notariales, de reciente incorporación a la Ley de Ingresos del Estado de Michoacán en este ejercicio fiscal 2019.

Si bien no en términos técnicos, en los hechos estamos hablando de una eliminación o cancelación de dichos impuestos que iban a significar un apoyo importante -y sin duda necesario- para las lastimadas arcas estatales.

El contexto no es menor: más de 90 municipios, de los 113 que tiene Michoacán, han sido golpeados por la escasez de gasolina que afecta principalmente a los estados de la zona centro y bajío del país, en algunos casos, desde hace ya casi un mes.

En el caso local, las pérdidas se estiman ya en 4 mil millones de pesos por la parálisis parcial de actividades en sectores como el agropecuario, transporte, hotelero, restaurantero, educativo, comercial y automotriz, que han visto mermada su capacidad productiva hasta en un 40 por ciento.

Y si bien comienza a notarse una ligera mejoría en el abasto, el suministro de gasolina a las estaciones que operan en las diferentes regiones ha sido lento, muy lento, dada la alta demanda y compras de pánico que se siguen presentando.

Por ello, la condonación, suspensión, eliminación o estímulo que evitará a un importante sector de la población el pagar estos dos nuevos impuestos, vienen bien. Caen en un momento, además, crucial para seguir paliando la crisis que desató el cierre de ductos de Pemex, como una estrategia para frenar el robo de combustible en el país.

Nada es lo que parece



El reciente encadenamiento por parte de la llamada policía comunitaria a los padres de familia que se oponen al cierre de una escuela en el municipio indígena de Aquila debe ir más allá de las denuncias penales y de las quejas en organismos de derechos humanos; hasta el momento solo tibios pronunciamientos.

Conjuro



Todo indica que en los hechos serán los militares quienes tengan el mando de la Guardia Nacional, más allá de poses constitucionales.


Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…