Hugo Rangel Vargas
Los ecos del desabasto
Viernes 18 de Enero de 2019
A- A A+

El plan del gobierno mexicano para combatir el robo de combustible aún no deja sentir sus efectos totales en términos sociales, políticos y económicos. La incertidumbre sobre el fin del desabasto de gasolina que la estrategia ha generado, mantiene en vilo a varios sectores de la economía mexicana que, de profundizarse las dificultades, podrían desacelerar su nivel de actividad, con el círculo de consecuencias que esto tendría sobre el empleo y la recaudación tributaria.

En términos políticos, el hilo de Ariadna que se ha halado desde la administración lopezobradorista aún no llega hasta las últimas consecuencias y no ha llevado a los tribunales a grandes personajes de la vida pública, sin los cuales no sería explicable la proliferación del robo de gasolina que Pemex padeció de forma aguda en los últimos años.

Pese a que no se vislumbra con claridad el fin de la batalla contra el huachicoleo y el desabasto de gasolina, ya hay algunas aristas interesantes y ecos que son dignos de un análisis, aunque somero y temprano.

El primero de ellos es que ha quedado al descubierto el descuido y abandono premeditado que sufrió Pemex para presentarla como una empresa improductiva y llena de corrupción, lo cual fue el argumento retórico más fuerte para impulsar la reforma energética durante los gobiernos neoliberales. La paraestatal paralizó prácticamente sus refinerías y, tan sólo el sexenio pasado, dejó de invertir 36 mil millones de pesos en el mantenimiento de equipos e instalaciones consideradas estratégicas. La inanición puso en estado de indefensión a Pemex y el flagelo del llamado huachicol era la puntilla perfecta.

Ha quedado al descubierto el descuido y abandono premeditado que sufrió Pemex
Ha quedado al descubierto el descuido y abandono premeditado que sufrió Pemex
(Foto: TAVO)

Una segunda arista que ha quedado clara con la estrategia del gobierno federal es la del cambio de prioridades que está viviendo el país y que se refleja en el reordenamiento de la agenda de la administración pública.

Es evidente que para López Obrador la recuperación del orden, el restablecimiento del mando y la conducción del gobierno sobre el conjunto del país es prioritario, aun cuando esto signifique ciertos sacrificios de orden económico.

Esta priorización de lo político, se encuentra en sintonía con el hartazgo ciudadano hacia a la corrupción; no en vano el nivel de aprobación tan elevado que tiene la estrategia del gobierno de la república contra el huachicoleo, pese a las incomodidades y dificultades a las que ha sido sometida la ciudadanía.

Adicional a lo anterior, el manejo comunicacional de la crisis por parte del gobierno mexicano continúa aludiendo al “desastre recibido y a la magnitud del mismo” para generar impactos sobre la opinión pública con los que se fortalece el repudio a los excesos y la corrupción del régimen anterior. Así ha quedado de manifiesto con la apertura de la antigua residencia oficial de Los Pinos y el contraste con el austero modo de vida del presidente, a lo cual ahora se suma el decidido combate a actos de saqueo que, como el huachicol, fueron auspiciados por la impunidad del pasado.

El contraste permanente y la reiteración de la regeneración nacional que implica el nuevo gobierno, parecen ser ya la tónica comunicativa de la administración lopezobradorista.
Finalmente, la crisis de abasto de gasolina enciende focos rojos sobre las consecuencias a mediano plazo del agotamiento del petróleo.

La teoría del pico de Hubbert que pretende predecir el fin de la era de los combustibles fósiles ha servido a organismos serios como la Agencia Internacional de la Energía, para señalar que el cenit del petróleo ocurrió en 2006 y que a partir de ahí ha comenzado un declive en la producción del energético a nivel mundial. Las dificultades por las que atraviesa la planta productiva del país derivadas del desabasto de combustible, podrían ser la sacudida que necesitaba la economía nacional para comenzar a invertir en la reconversión energética.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Autocracia silvanista

El coletazo electoral de los Estados Unidos

Armas, drogas y Chapo

Mexiconomía

¿Estaríamos mejor cómo íbamos?

AMLO: Las cartas bajo la manga

Paz en Michoacán

Trump el incomprendido

Vuelta al estado de naturaleza

El coletazo electoral de los Estado Unidos

La derrota moral de la oposición

Los efectos “anti expectativas” de los programas del bienestar

El cambio que aún no llega

El fin del neoliberalismo

El tiempo perdido de Trump en Venezuela

Perspectivas económicas

Sanders: Running Again

Al diablo con sus instituciones

Turismo y Cuarta Transformación

Los ecos del desabasto

Una nueva carrera tributaria

2019: Presupuesto base cero

Roma y la capacidad de asombro

Soberanos magistrados

Instrucciones para la cuarta transformación

Minería leonina en la mira

Política ficción.

El efecto Neymar

El día que AMLO ganó

Autismo perredista

NAIM: El triunfo de la consulta

¿Combatir la riqueza?

Juntos reescribiremos la Historia

La “bancarrota” social.

45 años y contando

Velasco y la razón de Estado

TLCAN: ¿qué celebrar?

Los retos de los ayuntamientos

Permítanos soñar

Regulación alimentaria urgente

Burocracia vacante

Las réplicas del tsunami

Cambio de libreto

Pátzcuaro, lo que está en juego

Pejenomics

2018: La historia que podrá escribirse

Cuba: reanimando la esperanza

Todo sucede en Michoacán

El único que se divierte

A 100 días

La preocupación de los banqueros

Anayagate

Costa Rica: el paraíso del cooperativismo

Morelia, la oportunidad para la izquierda

Tuxpan: la flor del Colibrí

AMLO el sorpresivo

Andresmanuelovich y el efecto teflón

Y la inflación estaba ahí

El tortillazo de la ignominia

El país de la frivolidad

Ligereza a la Calderón

De la paz a la seguridad interior

AMLO: la ruta de la paz

Meade: el eje del olvido

UMSNH y salario mínimo: dos caras del sistema

100 años, sólo un Pedro

Fidel, a un año de tu ausencia

Ayuntamientos en crisis

Uber en Michoacán

En defensa de la política

Michoacán: presidentes vulnerables

La ilusión del Frente Ciudadano

Imposturas en medio de tragedias

La tierra cruje

Por qué López Obrador

No mentir, no robar, no traicionar

Se llama Harvey

El expulsionismo militante

El “casting” del FAD

El ejemplo de Rafa y Julión

México, Venezuela y el TLCAN

El dinosaurio se niega a morir

A la altura de la maestra

El socavón de la corrupción

El origen de la vanidad

PRD: La impericia de la codicia

2018: Comienza el juego de imposturas

Las opciones de Mireles

Después del 4 de junio

Correa: La reivindicación de la esperanza

Burguesía a la mexicana

PRD: El discurso “definicionista”

Carmen Aristegui: La nueva patzcuarense

Yarrington, Duarte y la capacidad de asombro

Todo está en la mente

Cárdenas y la mayoría necesaria

La turbulenta izquierda y el enturbiado país

Patria antes que partido

¿Nueva?, ¿izquierda?

Michoacán, hacia un nuevo interinato

Autodefensas: cuatro años de afrentas

La diáspora perredista

#NoEsTrumpEsPeña

AMLO: ¿El triunfo irreversible?

El contrasentido del acuerdo peñista

Gasolinazo y crisis de confianza

Chávez, el parto pendiente

Postdata: Sobre los buenos fines

Casi al fin del mundo

Casi al fin del mundo

El Buen Fin

Trump: El villano favorito

Estados Unidos: lo que está en juego

De “salvador” a “jodedor”

El caso López Obrador

Tras los recortes

El falaz `paralelismo´ Clinton-Zavala

Los pendientes de los Calderón

Los diez minutos de El Tuca

Movimiento al 18

Las redes y Juanga

Peña Nieto: por si faltara poco

Políticas públicas sin medición

Peña Nieto: entre amistades, disculpas y rechazos

Election day

Inauguration Day

Inegi, acribillado

Una mayoría política, para una mayoría electoral

PRD: Un momento para aprovechar

2018:El tiempo de honrar a Heberto

¿Por qué no le creo a Jesús Ortega?

Después del 5 de junio

Muy al sur de Morelia

Mireles: Sin derecho a la rebelión

Trump: La amenaza de la estulticia

Del “ya me cansé” al “mal humor”

AMLO y EPN, dos caras de la misma moneda

Pedro Infante vive

Al diablo con sus instituciones

Legisladores bizantinos

La cumbre de la usura

Legislativo: Desequilibrio de poderes

Un Eco a la eternidad

Bernie Sanders: La esperanza de lo imposible

Febrero: Episodios de colonialismo y de libertad

Acciones afirmativas: El debate continúa

Participación ciudadana y construcción de gobernanza

Bautista, la alternativa perredista

Temixco: La vulnerabilidad revelada

La crisis que se asoma