Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Jesús Reyna al ataque
Miércoles 23 de Enero de 2019
A- A A+

Todo indica que este día, antes de las 12pm, el ex gobernador interino Jesús Reyna García dé a conocer prácticamente una serie de denuncias en contra de quienes directa e indirectamente provocaron su encarcelamiento bajo la presunción de estar involucrado en delitos electorales.

Abogado, político, en una anunciada conferencia de prensa, seguramente cuidará cada una de sus palabras para evitar debilidad jurídica en lo que se prevé será una seria de denuncias, ya no mediáticas, sino de carácter penal y hasta civil, sin dejar a un lado las quejas por violación a sus derechos humanos.

Sin embargo, para nadie es desconocido que el también ex dirigente del PRI en Michoacán tiene sus dados lanzados contra el ex comisionado federal en Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, quien con un inocultable virreinato trató de imponer un poder ajeno al constitucional en territorio estatal.

Jesús Reyna García
Jesús Reyna García
(Foto: Archivo)

Guardia Nacional



(Segunda y última parte)

Lo más sorprendente, es que hoy al presidente de la República, no solo no cumplió su promesa de campaña, sino que, por el contrario, aquella participación de las Fuerzas Armadas en las acciones de carácter civil de seguridad, de acuerdo a iniciativa de reforma constitucional presentada por el mismo.

Y en esa propuesta pretende institucionalizar a los militares, con más rigor, con la creación de una Guardia Nacional que se integrará con ellos, marinos y miembros de la policía federal, con un mando operativo militar y capacitación de orden civil, pero impartida por el ejército; ello aun cuando también tendrá un mando administrativo civil.

Lo anterior desoyendo recomendaciones nacionales e internacionales que indican los riesgos, además ya conocidos por experiencias propias, de que sean las fuerzas armadas de un país quienes estén a cargo de la seguridad.

El proyecto de reformas a la Constitución, con algunas modificaciones fue aprobado en la Cámara de Diputados por mayoría, en la que participaron, con pocas excepciones, los diputados del partido en el poder, en donde destaca la abstención que en congruencia sostuvo Tatiana Clouthier, llamando la atención el sufragio de los priistas. Y todo ello, dejando a un lado un artículo transitorio tendiente a legalizar la actuación de las fuerzas armadas en tanto la guardia nacional se conforma y capacita.

En defensa del proyecto de Guardia Nacional están ahora quienes en otros tiempos cuestionaron la participación de los militares en las acciones civiles de seguridad, y entre los argumentos destacan que ésta se conforma con policías, aunque sean policías militares, que serán capacitados para la seguridad interior, aun cuando esa capacitación la coordinará la milicia.

Resulta ciertamente paradójico lo que ocurre; y unas y otras posturas, como antes, tienen su lado cierto, por un lado, requerimos seguridad, y no tenemos instituciones confiables, y por otro, la intervención de los militares nos han dejado experiencias que cuestionan la pertinencia de su actuación en esas tareas y los riesgos sociales que con ello se enfrentan.

Lo que supone la exigencia de, ahora sí, la conformación de la institución civil, llámese guardia nacional o como se llame, con capacitación adecuada, no militar, para atender las tareas de seguridad, sin posponerlo, como pareciera puede suceder, si el artículo transitorio que en el decreto de la Cámara de Diputados fue suprimido y que a petición del presidente de la República, quien dijo no haber quedado satisfecho con lo aprobado, podría retomarse en el Senado.

Con ello se legalizará la actuación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad; algo que, por cierto, a través de una ley especial declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pretendió imponer el ex presidente Enrique Peña Nieto.

Nada es lo que parece



Integrantes de Morena fueron captados entregando víveres a maestros disidentes que mantiene bloqueadas las vías del tren en Michoacán, desde el pasado 14 de enero. Mediante un video que circula en redes sociales, se aprecia a los militantes del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, alentando las acciones de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). ¡Adelante compañeros, y hasta la victoria siempre!”, se ve decir a Felimón Acosta Aguirre, maestro centista y hoy regidor del Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Y, bueno, eso no es novedad.

Conjuro



Y, bueno, es bueno que de vez en cuando dé al menos la cara el que representa la política interna michoacana…


Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos