Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El logro presidencial y el desmarque morenista
Jueves 14 de Febrero de 2019
A- A A+

El llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador parece haber surtido pronto efecto. Los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) levantaron el bloqueo a las vías del tren, condición para la instalación de la mesa tripartita y seguir en la búsqueda de acuerdos que pongan fin al conflicto magisterial.

Sin embargo, en ese escenario, no solo fue esa convocatoria presidencial, sino que hay que considerar que no escasos diputados federales del partido político Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se desmarcaron de las formas de protesta del llamado magisterio democrático, que busca solución a demandas como pago de adeudos y estabilidad laboral a egresados de las últimas generaciones de normalistas.

Apenas el viernes pasado, en su habitual conferencia de prensa, que efectúa en Palacio Nacional, el presidente llamó a los maestros centistas a no ser "rebeldes sin causa" ni intransigentes. Y fue más allá, para picar crestas. Les dijo que, si se analiza bien, quienes se la dan de "muy radicales" son en realidad conservadores, porque no quieren la transformación.

La llamada de atención no fue para menos. La disidencia magisterial llevaba casi un mes apostada sobre unos metros de vías, que descarrilaron el sistema ferroviario en toda la zona occidente del país, a pesar de que le habían realizado diversos pagos.

Andrés Manuel López Obrador
Andrés Manuel López Obrador
(Foto: Cuartoscuro)

Pronto, legisladores federales morenistas se solidarizaron con la postura presidencial y establecer su raya con determinadas acciones de los miembros de la CNTE, en especial del ala radical, aún y cuando, algunos de sus cuadros, son verdaderos operadores dentro de la propia organización sindical. Otros cuadros, incluso, hoy están al frente de alcaldías y en otras posiciones de poder dentro de las estructuras federales, municipales o legislativas.

Y así, aunque suene contrario a la genética de Morena, legisladores de este partido llamaron a la CNTE "a dejar atrás sus estrategias de presión, a dejar las calles, a volver a las aulas y a sentarse a dialogar con los gobiernos y los Congresos, donde ya tienen representantes, pero de forma civilizada”.

Parecía un discurso proveniente de las cúpulas del PRI o del PAN, pero no. Eran los diputados federales de Morena, como María de los Ángeles Huerta, Antonio Altamirano y Rubén Cayetano, al unísono y en sintonía con el presidente.
En el marco de las audiencias públicas sobre la reforma educativa en la Cámara de Diputados, plantearon, entre otros puntos, que:

1. "El dejar las aulas y tomar las calles nunca puede ser ya el camino correcto".

2. "Quienes quieran ser algo contrario al interés de todos deberán ser adecuadamente observados y adecuadamente limitados”.

3.- "Los intereses de cada sector no deben ser bandera en los cambios propuestos, sino que sea el interés público y la defensa de las necesidades de los millones de alumnos de todo el país lo que verdaderamente importe".

4. "No podemos todos seguir siendo rehenes de cualquier interés en específico, sino del mandato que el presidente nos ha indicado a todos los ciudadanos. La educación no puede ya ser rehén de los intereses de quienes desean controlar al magisterio”.

5. "El mandato popular del pasado 1 de julio fue por un cambio, y eso implica que tienen que cambiar los métodos de lucha, porque la presión-negociación con marchas, plantones y violencia ya tiene que quedar en la historia".

Nada es lo que parece



El próximo 28 de este mes se efectuará el foro: “La primera minoría en la integración de Ayuntamientos y Violencia Política de Género”, en donde habrá una interesante confluencia de figuras políticas: Silvano Aureoles Conejo, Felipe Alfredo Fuentes Barrera, Blanca Estela Piña Gudiño, Cristóbal Arias Solís, Antonio García Conejo, José Antonio Salas Valencia, Fermín Bernabé Bahena, Omero Valdovinos Mercado, César Lorenzo Wong Meraz y Ramón Hernández Reyes, entre otras.

Conjuro



Y un grupo de aspirantes politizó la etapa selectiva del titular de la próxima Fiscalía General de Michoacán, al conformar un frente contra los favoritos…




Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias