Rafael Mendoza Castillo
La libertad, la dicha y lo establecido
Lunes 25 de Febrero de 2019
A- A A+

Inicio con unas interrogantes, ¿cómo darnos cuenta de la necesidad del cambio, de sus medios y fines? ¿Cómo darnos cuenta de la necesidad de la libertad y de la dicha? ¿Cómo darnos cuenta de la necesidad de realidad e ir más allá de lo constituido, lo dado? Recordemos, no olvidemos, que 30 millones de mexicanos sintieron la necesidad, el 1 de julio de 2018, del cambio con libertad y dicha. Porque el orden anterior había provocado desigualdad brutal en todos los órdenes y con impunidad y corrupción, al extremo.

El orden neoliberal, al que hoy se enfrenta Morena, construyó sus propias reglas para apropiarse de lo público, con contenidos morales y éticos basados en el individualismo y la competencia. Todo ello orientado al crecimiento de las ganancias infinitas del capital, en pocas manos. Dicha relación social dejó como saldo, en millones de mexicanos, pobreza y pobreza extrema, con menos libertades y menos dicha. Un orden social, económico, político, cultural, que no protege la vida y vida humana, no tiene razón de existir y estamos obligados a transformarlo.

El orden neoliberal, al que hoy se enfrenta Morena, construyó sus propias reglas para apropiarse de lo público
El orden neoliberal, al que hoy se enfrenta Morena, construyó sus propias reglas para apropiarse de lo público
(Foto: Especial)

La oligarquía venía justificando las reglas de acumulación de capital afirmando, que primero habría que crecer, para después repartir lo acumulado. Lo anterior siempre fue un engaño, una mentira, dado que aparecieron un puñado de hombres más ricos y una amplia franja social de seres más empobrecidos, con menos libertades y menos dicha. Eso muestra que el dinero y su acumulación, van por un lado y la vida humana, por otro. Esto no pude seguir así.

Morena se enfrenta, en este momento histórico, a un pleito, una lucha, entre los intereses privados que defiende la oligarquía financiera y la necesidad de millones de mexicanos de defender el patrimonio público, que es de todos. El pleito me parece que va pacífico, pero puede ser violento. Predominarán los criterios racionales o los lenguajes de los fusiles. Lo sabremos muy pronto. Por el momento, se ve la lucha ideológica en los medios por parte de intelectuales del antiguo régimen político, social y los intelectuales de la cuarta transformación. Cada uno hace sus cálculos históricos.

En los cálculos históricos se deben analizar los medios y los fines. Lo anterior se inscribe en una problemática de la ética, la moral y lo cívico. En lo ético encontramos al individuo con su responsabilidad, en lo moral encontramos a la persona y su dignidad y en lo cívico encontramos al ciudadano y la política, como la acción constituyente. Lo ideal es intersectar los tres momentos. Por ejemplo, Hidalgo tenía como fin la independencia de España y para alcanzar dicho fin, eligió la rebelión, el lenguaje de las armas. Justificó su fin y sus medios, con un principio moral y ético superior, la voluntad de la vida y vida humana de millones de mexicanos que estaban en la esclavitud y la miseria.

Morena tiene como fin erradicar la corrupción, la impunidad, defender a los pobres, a los que menos tienen. Para ello escogió el mecanismo electoral y esto lo llevó a instalarse en el poder político, es decir, en la dirección del Estado. No tiene como fin quitar las reglas de acumulación del capital. Pero recordemos que el capitalismo es moral y éticamente insostenible, porque está fundado en el robo de la plusvalía, del excedente. Además niega la vida humana, ya que la convierte en un medio para incrementar sus ganancias.

La oligarquía y sus intelectuales orgánicos, los amos del capital, no tienen ni sienten la necesidad de más libertades, de más dicha, de más realidad, de más conciencia, de más mundo, porque esta existencia les permite tenerlo todo y con todos los privilegios. Por eso se oponen a la transformación. Ellos están contentos, porque tienen libertad para robar y explotar a los demás, ellos están llenos y satisfechos, por eso ya no se quieren mover. Sin embargo, el esclavo debe sentir la necesidad de la libertad y la dicha para romper las cadenas de la explotación humana (Espartaco).

La oligarquía y su capital se fundan en una racionalidad instrumental, donde todo se convierte en un medio, en un instrumento para alcanzar el éxito, el poder y la riqueza. La vida y la vida humana, que debería ser el principio fundamental, la convierten en un medio para sus fines particulares. Los medios de comunicación, en su la mayoría, son usados por los amos del dinero, para oponerse a la cuarta transformación. He aquí la lucha ideológica, donde la posverdad se instala para defender lo privado, lo de pocos. Desde estas instituciones, y otras heredadas del orden anterior (incluidas las autónomas), se continúa mintiendo a la población.

Como decía el bueno T. Hobbes: “Dejad las instituciones sociales y políticas tal como están; por malas que sean, el riesgo que se corre al derribarlas es demasiado grande”. Este pensamiento embona muy bien con los intelectuales orgánicos de la oligarquía o burguesía mexicana. De aquí que la comentocracia elabora discursos e imágenes como pantallas para defender el interés particular de pocos. Hablan en nombre de lo universal para robarse lo público.

Si la política es fuerza, es poder, es acción constituyente, es discurso, requiere de una ética disruptiva para ir más allá de una moralidad reiterativa del orden neoliberal constituido y negador de la vida y vida humana. Por eso la ley, las instituciones, deben fundarse en la defensa de la voluntad de la vida humana en lo material, lo espiritual, lo emocional, como principio ético y moral. Un orden social, una formación social, que ignora esto último, no puede ni debe existir y tenemos la necesidad de transformarlo. Que el conformismo no se apodere de nosotros.

Es necesario que la cuarta transformación subsuma los principios éticos disruptivos en la política como principios normativos, de lo contrario esta sociedad no tiene futuro. Otro mundo es posible y necesario.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

El saber universitario y el pensamiento crítico

La escuela no es una empresa

Fiosofía,Lenguaje Y La Cuarta Transformación

En educación no hay neutralidad ideológica

Pensar lo educativo desde la cuarta transformación

El pacto social neoliberal y la cuarta transformación

La libertad, la dicha y lo establecido

La cuarta transformación necesita nuevas instituciones

La cuarta transformación y el problema del sujeto y la identidad

Racionalidad crítica versus positivismo

Dialogar, pensar y preguntar

Pensar el mundo y la acción constituyente

México dividido y polarizado

Crítica a lo instituido en la UMSNH

La IV transformación, el poder y los símbolos.

El homo sapiens y sus creaciones

Razones para una nueva reforma educativa

La cuarta república hereda instituciones fetichizadas

Preguntas permanentes sobre la vida y la muerte

Liberemos el espacio de lo público

Ética crítica para la cuarta transformación

Cultura y memoria para la cuarta transformación

Batallas por la historia: el 2 de octubre de 1968 no se olvida

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual