Leopoldo Chassin Ramírez
LA PALABRA ANDANTE
¿Caminamos por el camino correcto?
Lunes 11 de Marzo de 2019

Con ideas, información y sin acción, no hay solución Mafufadas de un utópico.

A- A A+

Los caminos de la ciencia-tecnología


Caminar por el minirumbo de las parcelas del conocimiento, por ejemplo de las ciencias de la salud y de las prótesis, de la producción del “oro verde”, de los medios del apendejamiento (es decir el “feis”, Netlix y “diocito”, me refiero al “googlear”), quizá nos permita despejar la mente y arremeter contra las causas que tienen a nuestro mundo cada vez más cercano al final de la vida de otras especies y de la humana . ¿Y cuál es la RAÍZ del problema?

La ciencias de la salud y de las prótesis



La ausencia de pensamiento diferente al que nos han impuesto en nuestros entornos, nos convierte en uno más de los prisioneros de los que se habla en la alegoría o mito de la caverna de Platón: hace 2,500 años...casi nada. https://es.wikipedia.org/wiki/Alegor%C3%ADa_de_la_caverna

Así, los hiperespecialistas en la salud, los sociólogos y tecnólogos nos hablan de que en el país, casi un millón de mexicanos han perdido un miembro por causa de la diabetes. Los expertos, especialistas de la Organización Mundial de la Salud, OMS recomiendan aumentar el número de profesionistas especializados en órtesis y prótesis. Los también especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, ni tardos ni perezosos crean la licenciatura en Órtesis y Prótesis. Y para no quedarse atrás, en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, algunos especialistas con “sus estudiantes” han trabajado en el mismo camino. Cada cual en su penumbra.

El lago de Zirahuén se encuentra en serios problemas de contaminación con fósforo.
El lago de Zirahuén se encuentra en serios problemas de contaminación con fósforo.
(Foto: Especial)

Tantos hiperespecialistas y todos caminando cual prisioneros, aislados en su caverna, por su lado, sin mirar al otro hiperespecialista que también deambula en la penumbra. Cada uno discurre “su solución” sin mirar hacia un lado distinto al que observan los otros “colegas”. ¿Quiénes finalmente ganan con “sus” soluciones fragmentadas? ¿Olvidan la RAÍZ del problema o no la hallan?

El oro verde



Michoacán es líder nacional en la producción de aguacate, se producen un millón 300 mil toneladas y existe una sobreproducción de 400 mil toneladas. ¿Y dónde quedó el gran negocio del oro verde? ¿El oro de los tontos?

Por un lado, el aún gobernador del estado (nos faltan tres años con el), Silvano Aureoles Conejo, declaró: “La entidad federativa produce ocho de cada diez aguacates del país y que en los últimos diez años triplicaron el valor de la producción aguacatera de 11 mil millones de pesos a 33 mil millones de pesos, de esta forma aplaudió el esfuerzo de los trabajadores michoacanos...su administración seguirá trabajando para generar las condiciones que permitan impulsar el desarrollo del campo y el bienestar de las familias michoacanas que dependen de él y que le han dado a Michoacán, con su visión y productividad, un liderazgo nacional”.

Por oro lado, el lago de Zirahuén se encuentra con serios problemas de contaminación con fósforo, las benditas aguas negras producto del turismo y otros agrotóxicos utilizados en la producción de aguacate. Lo que hace apenas una década era el “Lago azul de Zirahuén” hoy el lago verde de Zirahuén. Los bosques de pino que eran el paisaje que rodeaba al lago, hoy son la plaga del aguacate.

Y del lado opuesto, advierten especialistas: Michoacán pierde 65 mil hectáreas de bosque por la siembra del aguacate. Según estimaciones de la Secretaría de Economía federal en Michoacán existen al menos 165 mil hectáreas de cultivos de aguacate,(370 mil canchas de futbol o si prefiere, 7 mil campos semejantes a los de policía-tránsito, los que están frente a la temida “barandilla”) lo que ha ocasionado un grave impacto en el medio ambiente. Gran parte de la superficie afectada se debe al ilegal cambio en el uso del suelo propiciado por los gobiernos federal y estatal.

Según la Universidad Nacional Autónoma de México, campus Morelia, 88 por ciento de los productores de Michoacán ocasionan diversos problemas de contaminación, de regulares a severos, asociados con erosión por tipo de cultivo, daño a mantos acuíferos por agotamiento y contaminación por uso de agrotóxicos. ¿Y los responsables?

La captología, dark pattern y persuasive technology



Muchos estamos inmersos en captología. En 1996, el estadunidense B.J. Fogg, en 2010 teorizó sobre la capacidad de las tecnologías digitales para influir en los usuarios. “No podemos hacer nada, queramos o no, estamos expuestos a la tecnología de la persuasión” Ejemplo de ello Auto playing de Netflix o YouTube, que pasa un video tras otro de forma automática.

El diseñador Harry Brignull calificó el fenómeno de modelo oscuro, dark pattern como: Un prototipo de diseño “un poco malvado”?? para hacer lo que los creadores quieren que uno haga.

En el lado opuesto, un disociado, Tim Krief, estudiante de ingeniería, creó por su parte una extensión, Minimal.community, para bloquear las sugestiones nocivas en YouTube, Facebook, Amazon y, en menor medida, Twitter y Google. Libre y Open Source, la extensión tiene que sensibilizar a los usuarios sobre estas cuestiones.

La referencia https://www.jornada.com.mx/2019/03/10/economia/019n1eco ¿Quiénes finalmente ganan con las soluciones fragmentadas? ¿Y la ética de los hacedores de la ciencia-tecnología?

La ética y la tecnología



Todas esas contradicciones señaladas arriba, deberían estar siempre presentes en los hiperespecialistas. No poner en cuestión lo que sucede más allá de sus miniparcelas del conocimiento, los pondrá en el banquillo de los victimarios del planeta.

Trabajar con tanto ahínco para lograr su conocimiento parcializado, los ciega para no escuchar los alaridos que nos está dando el mundo ante el camino vertiginoso hacia a la muerte.

Con ideas, información y sin acción, no hay solución ¿Es ético el conocimiento de las miniparcelas del conocimiento?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

¿Existe transparencia y rendición de cuentas en la Universidad Michoacana?

Las cuatro ruedas del capitalismo: Explotación, despojo, desprecio y represión

Ya se nos fue el rector/nos dejó un basurero...

Divide y vencerás ¿populismo?

¿Y cuánto nos birlaron entre el PAN y el PRI?

Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie

De megaproyectos, despojo y asesinatos

El desvarío

Del dicho al hecho...

Del dicho al hecho...

¿De qué se trata Morena?

Mientras los nicolaitas dormimos...

¿Caminamos por el camino correcto?

¿Tambores de guerra? ¿Y quién los toca?

AMLO no escuchó, no dialogó y optó por la confrontación

¿Escuchar, dialogar o confrontar?

AMLO y el: No oigo, no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado

¡Sean bienvenidas las inversiones!

¿4T o revolución?

Austeridad, transparencia, rendición de cuentas

¿Confrontar o dialogar?

Sin rendir cuentas se va Medardo de la Universidad Michoacana

¿Escucha AMLO?

La Universidad Michoacana ¿Nacional? y el Tren Maya

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?