Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Y de qué habló con AMLO…
Martes 9 de Abril de 2019
A- A A+

Si alguien en Michoacán entiende el proyecto de Andrés Manuel López Obrador es el diputado local Alfredo Ramírez Bedolla, que se perfila como el militante de Morena con mayor capacidad de interlocución con otros liderazgos políticos de izquierda y sectores sociales diversos, por lo que puede ser un buen alfil del presidente para llevar a la práctica la política de conciliación dictada por el Ejecutivo federal en su reciente gira por el estado.

Ramírez Bedolla es actualmente el único diputado local de Morena que recorre las diversas regiones del estado con el propósito de vincular al Legislativo con comunidades y municipios. En ese viaje se ha vinculado con ediles tanto de Morena como del PRD, además de reunirse con autoridades auxiliares sin importar su filiación política.

La política de reconciliación y concertación la lleva a la práctica mientras busca la legitimación social para sus iniciativas.

En el Congreso local sigue el rumor de que Ramírez Bedolla dejaría su curul para incorporarse al gobierno federal; sin embargo, queda claro que para la cuarta transformación ha resultado más útil mantener a Ramírez Bedolla en Michoacán, como un operador que ayude a impulsar las políticas federales en la entidad.

Por ello se le ha visto activo en reuniones con Pedro Zenteno, coordinador de los trabajos orientados a la integración del sistema único de salud en la región centro del país; con Raquel Sosa, rectora de las Universidades Benito Juárez, y el nuevo titular de la Administración Portuaria Integral (API) de Lázaro Cárdenas, por mencionar sólo algunos ejemplos.

Queda una incógnita en el aire: ¿que habrán hablado AMLO, Alfredo Ramírez, Raúl Morón y Lázaro Cárdenas Batel en el desayuno que sostuvieron el sábado en el Centro de Morelia?.

Alfredo Ramirez Bedolla
Alfredo Ramirez Bedolla
(Foto: Especial)

Las cartas de Godoy… de Martín Godoy



En los pasillos del Palacio de Gobierno ven infundado que, a cinco años de distancia, se siga viendo a Martín Godoy Castro como una posición castillista. Lo que argumentan es que, si bien pudo ser una conjetura lógica -que no probada-, de los opositores al inicio de la administración silvanista, en pleno 2019 y ya sin el PRI en Los Pinos, esos argumentos pierden todo valor.

En descargo de las versiones que siguen hilando a Godoy con Alfredo Castillo, recitan los logros que el primero tuvo durante los cinco años que duró su paso por la Procuraduría General de Justicia del Estado, hoy Fiscalía.

Y si bien dejó pendientes, lo cual, dicen, hasta cierto punto es normal, realizó una serie de acciones con resultados tangibles en la lucha con la delincuencia que no pueden obviarse de manera simplista:

1. Creación de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro, catalogada como una de las mejores del país y la única que cuenta con un centro de atención integral a víctima de secuestro.

2. Desarticulación de 110 grupos relacionados al secuestro, y reducción de los índices de este delito (de 193 secuestros en el 2013, en el 2018 se cerró con 35).

3. Creación de la Unidad Especial para la Atención de Delitos de Homicidio Cometidos en Agravio de la Mujer.

4. Creación de la Fiscalía Especializada en Desaparición Forzada y Desaparición Cometida por Particulares.

5. Implementación de Mecanismos de Búsqueda de Personas desaparecidas (Alerta Alba, Alerta Amber).

6. Fortalecimiento del Centro de Justicia Integral para Mujeres

7. Creación de fiscalías especializadas en Trata de personas, Robo de Vehículo, Robo a Transporte; Delitos Ambientales; Fiscalía Especializada en Inteligencia Criminal y Financiera.

8. Creación de la Unidad de Inteligencia Criminar (policía cibernética).

9. Mejoras sin precedentes en infraestructura, edificio principal en Morelia, edificios propios en Zamora, Zitácuaro y Uruapan (está por inaugurarse).

10. Creación de Centro de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias.

Nada es lo que parece



El sábado pasado, hubo dos eventos importantes en territorio michoacano, la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador y la de las figuras priistas Miguel Ángel Osorio Chong e Ivonne Ortega; claro, la mayoría de las miradas estaban puestas en el primero.

Conjuro



En Michoacán, lo mejor de la semana pasada, el subrayar presidencial sobre la irreversible federalización de la educación básica…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos