Samuel Ponce Morales
La Conspiración
A contra reloj la federalización
Viernes 10 de Mayo de 2019
A- A A+

Ha pasado poco más de un mes desde el anuncio que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador, de federalizar la nómina educativa en Michoacán como lo ha venido planteando el gobierno estatal a fin de solucionar un problema que lleva casi tres décadas.

La pelota hoy está en cancha federal, donde un equipo interinstitucional donde confluyen funcionarios estatales y del gobierno de la República, revisan minuciosamente los listados de 34 mil docentes con plaza estatal. El objetivo es detectar los casos irregulares y depurar el padrón.

Ése fue uno de los requisitos que adelantó López Obrador en su discurso en Zacapu, luego en Uruapan y posteriormente en Morelia, en aquella gira de dos días realizada en Michoacán a inicios de abril, cuando anunció la decisión de convertir a Michoacán en el primer estado donde se federalice al congreso 100 por ciento de los maestros, después de la CDMX.

Andrés Manuel López Obrador.
Andrés Manuel López Obrador.
(Foto: Especial)

La ruta crítica de este proceso le deja poco margen a las autoridades, ya que a partir de junio o julio la entidad se quedará sin recursos para atender el pago de salarios y prestaciones del magisterio con plaza estatal, cuya nómina tiene un impacto de más de 7 mil millones de pesos, sin contar el pago de bonos adicionales, los cuales ascienden a mil 100 millones de pesos más.

Urge pues para la entidad, que la Federación impulse el acelerador al tema y concrete en los próximos dos meses a más tardar la transferencia de las plazas estatales que hoy, significan para Michoacán, una severa y pesada losa financiera que ha colapsado durante varios lustros la capacidad operativa de la estructura gubernamental.

Lo ideal sería que con esto cesaran también las movilizaciones de la CNTE, pero eso se antoja utópico. Siempre tendrán una bandera para salir a las calles, como lo han anunciado los maestros disidentes para inconformarse contra la Reforma Educativa presidencial.

Y es que, en materia de pliegos petitorios, en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE( dan verdaderas cátedras. Su ala radical en Oaxaca, por ejemplo, pide parque vehicular, remodelación de oficinas... ¡y aumento salarial del 100 por ciento!

El incremento, argumenta el sindicato disidente, es "un asunto de justicia". El documento con las demandas de la sección 22, señala que, en lo que va de 2019, la CNTE en Oaxaca -que aglutina a 83 mil docentes-, ha suspendido labores en 11 ocasiones, dejando sin clases hasta más de 600 mil alumnos de educación básica.

Pese a ello, plantean diversas exigencias al gobierno estatal, como la remodelación de sus inmuebles sindicales y la asignación de un “parque vehicular" para las Secretarías de Orden General, Niveles Educativos y Organismos Auxiliares.

Los vehículos automotores, argumentan, es "para realizar de manera responsable las actividades de gestión sindical". Además, demandan recursos y reconocimiento legal del Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca (PTEO), “como propuesta educativa única y legítima en el estado”.

Según el organismo civil Mexicanos Primero, en esa entidad los estudiantes de nivel básico pierden al año por lo menos 70 días de clase por las marchas, mítines y plantones de la disidencia.

Nada es lo que parece


1.- Vaya, vaya. “Tras la auditoría realizada a la UMSNH, los resultados arrojaron que la matrícula no es de 55 mil estudiantes, sino que la cifra real es de 39 mil 861 alumnos en total”: Silvia Hernández Capi, secretaria administrativa de la máxima casa de estudios del estado de Michoacán.

2.- Mal, mal las estudiantes de la Facultad de Filosofía de la UMSNH que después de tres años siguen esperando un resolutivo del Tribunal Universitario para sancionar a un maestro acusado de acoso sexual en contra de una de sus compañeras; el caso debería estar ya en la Fiscalía General de Michoacán.

3.- No es un asunto menor que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) demande al Gobierno de México, presidido por Andrés Manuel López Obrador, no dejar a un lado, menos desecharlo, el proyecto de la Zona Económica Especial del Puerto de Lázaro Cárdenas. Veremos.

Conjuro


Y, cómo va, judicialmente hablando, el caso Nahuatzen, el del asesinato del alcalde David Otlica Avilés…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración