Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El prematuro destape
Miércoles 15 de Mayo de 2019
A- A A+

Al situar, aunque en forma extremadamente prematura, la candidatura presidencial del PRD del actual titular del Ejecutivo del estado, Silvano Aureoles Conejo, por parte del líder del propio instituto político en la entidad, Antonio Soto Sánchez, se dejaron entre ver diversos aspectos que no pueden pasar desapercibidos:

1. Que los mayores pendientes que tienen al día de hoy el dirigente local del perredismo, se visualizan en tratar de poner en la opinión pública la posición del gobernador del estado, más allá del fuerte trabajo que debe de realizar para lograr reposicionar al perredismo no sólo en lo nacional – en tanto es el único líder cuyo gobernador es perredista en todo el país-, sino también en lo local, ya que los resultados de la última elección, ponen al partido en el gobierno, en tercer lugar, hecho que no es menor si quieren mantener fuerza política local.

2. A 30 años de la creación de dicho partido, cuentan con una fuerza electoral tal, que lo ponen ya como un instituto político pequeño por los espacios que actualmente detectan: un gobernador, cinco senadores y once diputados federales, más cinco diputados locales en Michoacán, y poca representación en otros parlamentos estatales, solamente hacen pensar que el sol azteca se encuentra en los últimos sitios de la tabla de posiciones de los partidos políticos en el país.

Anotonio Soto Sánchez.
Anotonio Soto Sánchez.
(Foto: Especial)

3. Que a cinco años de que inicie el proceso para renovar la Presidencia de la República, el dirigente local primero debe de visualizar el grado de aceptación con el que el gobernador del estado terminará su gestión en dos años. Ello para saber si trae impulso político propio y ver si existe algún espacio que durante tres años le permitan mantenerse como posible candidato de su partido. Y es que la premisa sobre la que parte el dirigente estatal para hacer la postulación es que Silvano Aureoles es el único gobernador que tiene el perredismo, aspecto que para él se visualiza como una ventaja, solo falta establecer cómo entregará el gobierno.

4. Por último, el destape muestra que el dirigente local amarillo juega con las matemáticas, ya que el actual ejecutivo local saldrá en dos años y las elecciones presidenciales serán en cinco, por lo que habrá un periodo de tres años en los que todo puede pasar y donde, por obvio que parezca, el gobernador actual, ya no lo será y por tanto, quizá en ese quinto año, el PRD ya no tenga ningún gobierno local, o bien tenga uno que no sea Silvano Aureoles y que pueda estar más perfilado a la candidatura por el simple hecho de ser jefe de Ejecutivo estatal.

Por eso, Antonio Soto deberá replantear sus visiones políticas, su trabajo como dirigente y diputado local, para evitar confusiones.

Sin duda, el líder del perredismo michoacano debe mostrar sus dotes como tal y enfocarse a no solo contener el éxodo de sus compañeros partidistas, sobre todo a Morena, sino a enriquecer, en todo sentido las estructuras.

Además, por igual, debe enfocarse a dar aún más en el Congreso del Estado, toda vez que es el legislador local que tiene mayor experiencia en dicha función, al haber sido dos veces diputado federal, una de senador y otra ocasión diputado local, por lo que podría aportar mucho más.

Nada es lo que parece



Qué diputado local priista juega a denostar, a través de corifeos, a aspirantes a integrar el equipo de trabajo de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), descalificando a más de uno. Descalificaciones, sin más sustentos que análisis legaloides y agresivos calificativos, además de convertirse en juez y dar por hecho supuestos actos de corrupción, sin prueba alguna. Si, si, uno de esos casos es el de exresponsable de la administración del pasado gobierno de Morelia, Yankel Benítez Silva, quien pretende ser titular de la Unidad de Evaluación y Control de la Comisión Inspectora de la Auditoria Superior de Michoacán y, bueno, de que tiene perfil lo tiene, solo le falta zanjear la guerra política desatada en su contra.

Conjuro


Hoy es un buen día para que, sin carta de por medio, los maestros llamados democráticos michoacanos, pidan perdón sobre todos a los pequeños escolares por su constante ausencia en las aulas.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos