Jueves 16 de Mayo de 2019
A- A A+

Escribo este en la Ciudad de México, el cielo esta brumoso, el aire irrespirable. Me ha tocado ver pajaritos muertos por la contaminación y hay personas enfermando de vías respiratorias, dolor de cabeza y nauseas.

Todos somos responsables en una medida u otra de lo que está sucediendo a nivel ambiental. Sin embargo, son las autoridades las principales responsables.

Hay mucha inconciencia e ignorancia por parte de la población de que acciones evitar y que acciones realizar para ayudar a la restauración de planeta. No existe una educación ambiental ni en escuelas, ni en centros de trabajo, ni a nivel masivo utilizando los medios de comunicación enfocándose en concientizar a la ciudadanía.

México país tan bello, con todos los climas, con tierra rica en nutrientes, con mar, lagos, ríos caudalosos y maravilloso clima, está agonizando.
México país tan bello, con todos los climas, con tierra rica en nutrientes, con mar, lagos, ríos caudalosos y maravilloso clima, está agonizando.
(Foto: TAVO)

Hay muchísimas personas, que aún creen que el cambio climático es resultado de que cambio el clima así porque sí.

No saben que es debido principalmente a la enorme emisión de contaminantes, por las industrias, los automóviles, los trenes, etc.

No saben que es malo tener todos los focos prendidos, tener el calentador prendido todo el día, el uso indiscriminado de la energía que obviamente causa calentamiento.

Parece también, que no saben que los árboles son los principales generadores de vida. Gracias a ellos se forman los mantos freáticos. Gracias a ellos tenemos oxígeno y con su sombra evitan el sobrecalentamiento de la tierra. Son además hábitat de millones de especies.

No obstante, todo eso, se les tala y maltrata indiscriminadamente. Muchas veces he presenciado como niños se cuelgan de ellos cuando apenas están creciendo los pobres arbolitos y los padres no les dicen nada. He visto arboles llenos de chicles pegados, he visto como personas les echan aceite para que mueran, para evitar tener que barrer su acera, o para “evitar” se metan a sus casas, sin entender que de querer los ladrones se meten por las puertas y no andan trepando árboles.

He visto como la gente amarra cuerdas alrededor de ellos y jamás las quita. Lastimándolos sin piedad. Como pegan letreros con enormes clavos. He visto como los empleados de la CFE llegan y les cortan de manera inadecuada las ramas, eso sí les va bien, pues generalmente los mochan causándoles enfermedades. He visto a cuadrillas de las delegaciones y a vecinos talando indiscriminadamente sin pensar en el crimen que están cometiendo, no solo para con el árbol mismo, sino a la humanidad.

Soy testigo de que, si se plantan árboles, aun en lugares donde hay mucha contaminación, se crean ecosistemas y se crean burbujas de climas frescos con fauna y flora maravillosos.

Hace aproximadamente 38 años mi padre y yo sembramos 500 árboles, en la colonia donde vivimos. Es una colonia que gracias al Arquitecto Pani que la diseñó en los años cuarenta pensando en que quienes aquí vivieran tuvieran espacios donde caminar y convivir.

Está ubicada en la Ciudad de México, entre dos arterias muy transitadas; Calzada de Tlalpan y Canal de Miramontes. No obstante, eso, gracias a esos 500 árboles, contamos con un microclima donde hay águilas, muchos pájaros, incluso ardillas, colibríes y mariposas.

No ha sido fácil lograrlo, plantar árboles lleva consigo amor y trabajo, hay que regarlos y cuidarlos para que crezcan sanos. Incluso defenderlos de mentes ignorantes y corazones pequeños.

Estamos en un pequeño oasis gracias a ellos, y aun así, hay vecinos que mandan talar los árboles frente a sus casas. Cuando llegamos en 1963, nuestra calle tenía grandes pinos. Una vecina les hecho aceite a dos que había frente a su casa. Tiraron muchos para que no hubiera “basura”. Hace tres años el vecino de enfrente les pagó a los de una cuadrilla, y talaron dos preciosas jacarandas.

Después me enteré de que la bióloga de la Delegación Coyoacán (hoy alcaldía), que es la que nos corresponde, les había dado la autorización- Nada hicieron las autoridades, por más oficios y videos que les presentamos. La ley marca que, por un árbol derribado de manera ilegal, deberán plantar cinco. Nunca los obligaron. Ahí está el espacio sin árbol alguno.

Había en la esquina una jacaranda preciosa enorme, llego una cuadrilla a talarla, mis hijos al darse cuenta fueron a pedirles no la tiraran y que les enseñaran la orden de autorización, pues incluso la dueña de la casa donde estaba el árbol lloraba desconsolada. La cuadrilla se rio de todos, prosiguió la tala, y al final vieron que la orden era para otro árbol en otra calle.

El crimen ya estaba hecho y se realizó con total impunidad. Sin castigo, como si nada malo hubieran hecho.

Así como este ejemplo hay miles, tantos, que por eso estamos como estamos.

El calentamiento global no surgió de manera espontánea. La inconciencia, el desamor, la avaricia y la corrupción son los responsables.

Ante lo que está sucediendo los alcaldes deberían ordenar a cuadrillas a plantar un árbol frente a cada casa, y revisar constantemente que este siendo cuidado apropiadamente y si no multar al responsable y volver a plantarle un árbol.

Hoy casi la mitad del territorio mexicano arde. Hay una foto tomada por la NASA en que se ve como esta nuestra pobre madre tierra.

Culpan al calentamiento global, pero sabemos todos que en gran parte son propiciados por las inmobiliarias, las compañías mineras, los aguacateros, el crimen organizado.

Tras todo quemado, sin ecosistemas que defender, que cuidar, no tendrán que sacar permisos para realizar lo que tanto anhelaban, sobre todo las compañías mineras y todos sabemos que bajo nuestro subsuelo hay grandes riquezas.

Y encima de él también, pero todo lo están acabando. Todo.

México país tan bello, con todos los climas, con tierra rica en nutrientes, con mar, lagos, ríos caudalosos y maravilloso clima, está agonizando.

Todo en aras del llamado “desarrollo”, que yo más bien veo como involución. Porque el humano debiera usar su inteligencia para crear, para mejorar, no para matar al entorno.

El crimen es hacia la vida, hacia nosotros mismos. Porque si continuamos así, no habrá más agua, ni oxígeno. Y sin ellos no hay vida posible.

Podrá haber oro, plata, uranio, fierro, enormes fraccionamientos, enormes hoteles, enormes fortunas, pero sin vida ¿de que servirán?

“El hecho de que el legado de los abuelos describa la creación del cosmos como un parto agrícola y haga surgir a la nueva humanidad de la masa del maíz, nos revela que para los pueblos más antiguos, el conocimiento nació junto con el cultivo; tanto del alma, como de los árboles, plantas comestibles, amor a la vida y respeto a la naturaleza toda.”

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Qué está pasando?...

Educación y conocimiento…

Guerra por el poder…

Impunidad…

Total impunidad…

Enorme deuda de la humanidad…

21 de mayo...

Entre fuegos...

Lo que parece utopía puede hacerse realidad…

Honrémosles…

Nuestra tierra…

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…