Xuchitl Vázquez Pallares
Enorme deuda de la humanidad…
Jueves 6 de Junio de 2019
A- A A+

El día de ayer cinco de junio se conmemoró el Día del Medio Ambiente. Enorme deuda tiene la humanidad para con él.

Enormes fortunas se han hecho en base a la explotación y muerte del medio ambiente. Millones de árboles derribados, miles de litros de petróleo derramados en los océanos, aniquilando y contaminando no solo el subsuelo sino las especies que lo habitan. Cientos de ecosistemas muertos o alterados por la minería. Experimentos nucleares en el ártico y diversos océanos, no pueden sino causar mutaciones, destrozo y muerte.

Vivimos en un planeta maravilloso, podría calificarse de mágico, cuando se contempla un atardecer, un arco iris, una cascada, un rio caudaloso, las miles de especies no humanas que lo habitan, tan hermosas, tan maravillosas, que uno se pregunta, cómo puede existir tanta maravilla.

Vivimos en un placer maravilloso, podría calificarse de mágico, cuando se contempla un atardecer, un aco iris, una cascada, un rio caudaloso, las miles de especies no humanas que lo habitan.
Vivimos en un placer maravilloso, podría calificarse de mágico, cuando se contempla un atardecer, un aco iris, una cascada, un rio caudaloso, las miles de especies no humanas que lo habitan.
(Foto: Especial)

Sin embrago los intereses económicos y la ignorancia, han acabado con gran parte, tanto de las especies existentes, como de la tierra y toda su riqueza ambiental, que no ha hecho más que darnos vida.

A ella le regresamos contaminantes de todo tipo, químicos sumamente dañinos, pesticidas, plásticos, basura de todo tipo. Miles de pañales sucios, CDs, computadoras, colchones, llantas, cientos de objetos que compramos porque así nos lo reclama la sociedad de consumo en que estamos inmersos.

Recuerdo cuando los ríos estaban limpios, cuando el agua era cristalina e incluso la gente iba a nadar sin miedo a contraer alguna enfermedad.
Recuerdo como en las montañas otrora llenas de bosques, brotaba el agua fresca, limpia, y uno podía tomarla sin miedo alguno. Existe al sur de Morelia, un bellísimo lugar llamado Arcos de la Cascada. Le pusieron así en referencia al acueducto original de 1845, que aún está ahí y que cruza un río y una cascada, que cuentan estaba limpia.

Actualmente es un río prácticamente de aguas negras y basura. Los que ahí llegaron hace más de 60 años, me narraron como antes, ese rio era cristalino y muchos iban a nadar ahí en época de calor.

El lugar debió haber sido precioso, está ubicado a la salida a Pátzcuaro, donde estaba ubicado el camino de las diligencias para Pátzcuaro y la región de tierra calenté.

Cerca se encuentra la Mintzita. Ambos lugares son de gran importancia para la captación de agua, pues los mantos freáticos que aquí se conforman, surten de agua a Morelia, e incluso surten de agua al lago de Cuitzeo.

En Arcos de la Cascada, gracias a su rica biodiversidad, pero sobre todo por la gran cantidad de árboles que aún tiene, se goza de un clima y un aire excepcional.

Aquí se forma una corriente de aire, que en ocasiones llega hasta Morelia, limpiando el aire de la ciudad ya contaminada.

El río baja desde Jesús del Monte, (por eso tenía agua limpia), pasa por Altozano, hasta llegar a los Duraznos y Zimpanio. Las últimas administraciones del ayuntamiento han permitido que las inmobiliarias acaben con el ecosistema que antes existía en la parte alta del sur de Morelia. Cientos de especies de aves, orquídeas, arboles maravillosos, un gran número de especies de todo tipo y obviamente también acabaron con la limpieza de los ríos, no solo por la basura que tiran ahí los habitantes, sino porque han permitido un ecocidio de enormes dimensiones: los drenajes de los fraccionamientos, casas y centros comerciales están conectados al río.

Esto último, es realmente indignante, pues todas esas aguas negras, llegan a otros ríos, lagos y mares. Contaminando y aniquilando la vida.

Hemos asistido a foros organizados por anteriores administraciones del Ayuntamiento, para exponer nuestra preocupación no solo por Arcos de la Cascada, sino por toda la zona sur de Morelia. Acudimos al IMPLAN, a exponerles nuestra preocupación, hemos hablado con diversos presidentes municipales, e instancias cuya misión es cuidar el medio ambiente, solicitando, ¡no! se permita construir más fraccionamientos con características de hacinamiento en esa zona, pues terminaran por acabarse los mantos freáticos, y el oxígeno que ahí se produce, pues obviamente tiran los árboles para construirlos.

Hemos denunciado y solicitado, ¡no! se permita más que se conecten los desagües al río. Nunca han hecho nada al respecto.

Es realmente preocupante lo que está sucediendo en Michoacán, en lo que al medio ambiente respecta. Se están acabando los bosques y sus riquísimos ecosistemas, para plantar aguacates o enervantes. Los mantos freáticos se agotarán y no habrá más agua.

Existen huertas de aguacate en los alrededores de Morelia, en las cuales se están instalando ollas de agua para su riego. Los aguacates necesitan ocho veces más cantidad de agua que los pinos.

Las ollas de agua están captando mucha agua y por lo tanto disminuyendo la filtración, lo cual traerá como consecuencia la disminución del agua que debería llegar a la población. Así lo comentó a los medios, el director de medio ambiente municipal; Alfonso Suárez López.

Los intereses económicos están acabando con la vida Los ríos, lagos y océanos los cuales están ya totalmente contaminados. Muchas especies están desapareciendo del planeta, ya sea por la contaminación o por el intenso calor y las sequias. Las multinacionales Cola-Cola, Pepsi y Nestlé son las firmas que más contribuyen a la contaminación de los océanos con plásticos de un sólo uso, según un estudio de la iniciativa Break free from plastic, que ha limpiado las costas de 42 países en todo el mundo.

Coca Cola emplea hasta 200 litros de agua por cada uno de bebida que produce. En 2006 usó un total de 290.000 millones de litros. Isdell explicó que el 40 por ciento del agua que utiliza la compañía se destina a las bebidas, y el resto a procesos productivos como limpieza, calefacción y enfriamiento.

Esta empresa utiliza millones de litros de agua casi gratis en prácticamente todo el país, pero sobre todo en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, donde está dejando a comunidades indígenas enteras sin agua.

El agua abundaba en esa región, no es casual que haya puesto una grandísima planta la refresquera más importante del mundo.

En Chiapas, como en Yucatán y Quintana Roo existen enormes reservas de agua. Las cuales tienen un enorme valor. Pues sin agua no hay vida. Las próximas guerras no serán por el petróleo o por el uranio, serán por el agua. El país que tenga agua limpia será el más poderoso de la tierra.

El agua, es cuestión de seguridad nacional.

Y los gobernantes e instituciones, como siempre, regalando nuestras riquezas y permitiendo talen e incendien grandes hectáreas de bosques, contaminen los ríos, lagos y mares.

Lo que está sucediendo es sumamente grave. La vida está en peligro. Tenemos todos que hacer todo lo que este en nuestro alcance para revertir el enorme ecocidio.

Se deben implementar programas de reforestación con las especies endémicas de cada región, se deben poner plantas tratadoras de agua, se deberían hacer campañas de concientización y educación ambiental.

Se debe dar a cada familia dos árboles para ser sembrados frente a su casa, Si no los riegan, si los matan, multarlos severamente, Y obligarlos a plantar más. Es la única mantera para que los mantos freáticos se regeneren, para que tengamos oxígeno y menos calor.

La sociedad civil, debe tomar el timón de su destino, planteando iniciativas e implementándolas, no obstante parezca imposible lograr lo anhelado.
Algunos vecinos de Arcos de la Cascada decidieron hacer algo por el río. Pusieron su tiempo y empeño para limpiarlo. No se ha logrado totalmente, sin embargo, lo importante es la determinación de lograrlo.

Tenemos que limpiar, sembrar, cuidar lo sembrado, y sobre todo ayudar a la regeneración de este planeta; la tierra. Nuestro hogar.

Recordemos que pequeñas acciones, logran hacer la diferencia. La deuda de la humanidad hacia el medio ambiente es enorme, tenemos mucho por hacer.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es delito ser antiimperialista…

Tiempos de horror…

Larga y cruenta lucha…

Nada que celebrar…

A flor de piel…

No se olvidan los 43…

Igual pero diferente y único…

Septiembre…

El país que soñamos…

Tiempos de emergencia…

Indignación...

Legados ancestrales…

Verdades incomodas…

Nuestras raíces…

¡Cuánta impunidad!

¿Qué está pasando?...

Educación y conocimiento…

Guerra por el poder…

Impunidad…

Total impunidad…

Enorme deuda de la humanidad…

21 de mayo...

Entre fuegos...

Lo que parece utopía puede hacerse realidad…

Honrémosles…

Nuestra tierra…

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…