Gilberto Vivanco González
Lluvias… ¡preocupación permanente!
Viernes 7 de Junio de 2019
A- A A+

Cada temporada de lluvias se convierten en una verdadera pesadilla para los habitantes de Morelia, los encharcamientos e inundaciones no dan tregua ni a la población ni a las autoridades, lo peor es que a cada año que transcurre el problema se agrava; apenas están cayendo los primeros aguaceros y los conflictos por dicha causa están a la orden del día.

Nos consta que el Ayuntamiento de la capital michoacana desde hace tiempo ha trabajado limpiando drenes, alcantarillas, arroyos y hasta lo ríos; maquinas especializadas se han ocupado en horas pero todo ha sido insuficiente, es cuento de nunca acabar porque desafortunadamente los morelianos, por supuesto los menos que los más, no han aprendido que una de las causas que provoca serios daños ante el meteoro acuífero es tirar basura por doquier, sólo en la última limpieza recolectaron 30 toneladas de desperdicios, por desgracia esto sucede cada época y vuelven a repetirse los patrones de conductas y manías.

Es inimaginable todo lo que se saca de los ríos o de los drenes ¿Qué tienen que hacer colchones, llantas, cobijas, parrillas o hasta asientos de autos navegando por esos lugares? Ya no digamos otro tipo de basura donde los materiales de plástico son los más recurrentes. Es verdad que los gobiernos muchas veces son omisos y hasta poco previsores, pero tampoco pueden hacer milagros; ni siquiera podemos decir que es cuestión de mala educación, es problema de inconciencia y exceso de patanería y de ausencia materna.

Una de las causas que provoca serios daños ante el meteoro acuífero es tirar basura por doquier, sólo en la última limpieza recolectaron 30 toneladas de desperdicios.
Una de las causas que provoca serios daños ante el meteoro acuífero es tirar basura por doquier, sólo en la última limpieza recolectaron 30 toneladas de desperdicios.
(Foto: Especial)

Si la práctica anti social de tirar basura a los ríos es inaceptable igual lo es todo el daño que la sociedad (bueno, principalmente algunos empresarios, terratenientes, políticos o hasta mafiosos) les valga una pura y dos con sal dejar los bosques pelones, dañar los mantos acuíferos para sacar su producción principalmente de aguacate, con mayor razón cuando por sus “aguacates” cambian el uso de suelo sabiendo de antemano que sus acciones quedan impunes porque las autoridades correspondientes simplemente se hacen de la vista gorda, lo que hace pensar que tienen sus arreglos por debajo del agua y no precisamente de lluvia. Decenas de reflexiones en foros y cientos de escritos se han publicado sobre el daño que provoca la tala inmoderada o el cambio de uso de suelo con demasiada tolerancia pero es claro que en este mundo, mexicano, cada quien puede hacer lo que se le antoje y no pasa nada… bueno si, “solo” se trae al clima de cabeza con las consecuencias que padecemos.

Otra causa, que también parece irremediablemente “irremediable” es la construcción de uno y otro fraccionamiento por compañías constructoras cuyos dueños son intocables, tanto que prácticamente tienen copado el negocio para ellos con clara tendencia acaparadora. Se están construyendo calles y avenidas en cada espacio posible, llámese cerro, llanura, loma o lo que sea provocando escurrimientos de agua anormales y si a eso sumamos que están cayendo trombas continuas que hace años no padecíamos ya podemos imaginar los resultados. Morelia no tiene orden urbano, como igual pasa en otras ciudades o poblaciones, ocasionando que los problemas se maximicen.

Otro problema que tiene vinculación con las autoridades de los tres niveles de gobierno es: si Morelia está rodeada de cerros pelones, de fraccionamientos por doquier, de ríos y de presas como Cointzio o la Minzita ¿No será posible que proyecten una mega obra hidráulica que sea una solución de fondo y que evite que cientos de miles de ciudadanos vivan en la zozobra permanente? Porque eso de limpiar, desazolvar, preparar refugios o dar despensas, material de limpieza o hasta aparatos electrodomésticos está bien, pero en definitiva nadie quiere padecer este tipo de experiencias, mucho menos cuando su patrimonio, poco o mucho que sea, está en constante riesgo.

El presidente municipal de Morelia tiene una magnífica oportunidad para que se posicione como un buen prospecto para la gubernatura, que sin duda anhela, si lograra encabezar un proyecto integral de grandes dimensiones para evitar, en lo posible, que las lluvias hagan sus destrozos; sabemos que si es una mega obra como se plantea sería imposible que terminara en su gestión pero alguien debe empezar, porque ya estuvo bueno que cada temporada de lluvias los morelianos estén con el Jesús en la boca y rogando a Tláloc que deje de hacer sus travesuras, créanos que dicho problema se ha convertido en un foco de inconformidad social y la gente merece vivir con tranquilidad y dignidad siquiera en este sentido.

En esta temporada tal parece que las lluvias serán más atípicas que las anteriores… y eso que apenas ha iniciado ¿Cómo estarán los habitantes en semanas más adelante? No queremos ni imaginarlo. Insistimos, las soluciones deben ser drásticamente de fondo y no por encimita.

Roger Miller, compositor y cantante estadounidense escribió: “Algunas personas caminan bajo la lluvia, otras simplemente se mojan” y otras por infortunio ¡simplemente se inundan! Leonard Cohen, también compositor y cantante, pero canadiense, interpretaba en una de sus melodías: “No me considero un pesimista. Creo que un pesimista es alguien que está esperando que llueva” aquí la buena noticia, es que ¡todos en Morelia somos 100 por ciento…optimistas!

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias