Xuchitl Vázquez Pallares
Total impunidad…
Jueves 13 de Junio de 2019
A- A A+

El lunes pasado estuvo en mi mente y corazón, el 10 de junio de 1971. El tiempo se va rápido, hace ya 48 años. En esa época, estaba yo estudiando en la prepa seis, de la UNAM.

Habían pasado tan solo tres años desde la fatídica matanza del 2 de octubre de 1968. Luis Echeverría Álvarez al tomar posesión como presidente de la República, dándose aires de pureza y de demócrata, liberó algunos presos políticos, e incluso a algunos les dio trabajo en su gabinete.

Pero la realidad era otra. Todo lo que oliera a izquierda o ideas revolucionarias era perseguido. Recuerdo que, si estábamos leyendo algún libro de Karl Marx, Federico Engels o algún autor considerado no grato para el stablishment, teníamos que forrarlo para que tanto los porros de la prepa, como la policía de patrulla o de a moto, los cuales te podían parar y catear sin excusa ni pretexto no los vieran.

El clima político era tenso, las ideas perseguidas y los ideales del 68 aún por cumplir.
El clima político era tenso, las ideas perseguidas y los ideales del 68 aún por cumplir.
(Foto: TAVO)

Recuerdo con nostalgia, que los forrábamos con la página de “monitos” que publicaba los domingos el periódico Excelsior. A mí en lo personal me encantaba forrarlos con Mafalda, pues en mi imaginario, serviría para que el policía si es que lo leía, se politizara un poco.

En esa época asistíamos a un seminario de El Capital, impartido por el doctor Bolívar Echeverría, en la Facultad de Economía en la UNAM, estábamos los asistentes todos fichados. Eran muy obvios los agentes de gobernación infiltrados, no solo ahí, sino en las librerías, donde checaban que libros eran adquiridos. Por todos lados había “orejas”.

La policía tenía la consigna de levantar a izquierdosos, y a cuanto muchacho que traía el pelo largo, lo levantaban. Recuerdo que todos se escondían su cabello largo bajo el cuello de la chamarra.

El clima político era tenso, las ideas perseguidas y los ideales del 68 aún por cumplir.

Aún bajo estas condiciones adversas, los estudiantes, en su mayoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (POLI), regresaron al activismo con el fin de apoyar la huelga de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y continuar con las demandas que nunca fueron cumplidas: democratización de la enseñanza, educación gratuita y de calidad para todos, libertad política, ideológica y de expresión. Control del presupuesto universitario por los profesores y alumnos, y fin a la represión gubernamental.

Recuerdo que no la pensábamos dos veces; había que salir a las calles y no permitir tanto el olvido, como las injusticias que se estaban cometiendo.

Me acuerdo que ese día coincidía con la festividad religiosa de Corpus Christi. Salimos temprano de clases para ir a volantear a Insurgentes. Teníamos que difundir lo más posible para que fuera mucha gente a la marcha, pero sobre todo para que estuvieran enterados de lo que estaba pasando.

La cita era en la estación del metro Normal, para de ahí llegar al Zócalo.

Nadie imaginó que un grupo paramilitar irrumpiría la marcha desencadenando uno de los episodios más brutales de represión de nuestra historia.

Sabíamos por lo vivido durante el 68, de la existencia de los halcones. De hecho, yo los veía cuando iba rumbo a la prepa en las mañanas, entrenar en el estacionamiento de la alberca olímpica, ahí en Río Churubusco esquina con División del Norte.

Pero como Echeverría andaba con su discurso de apertura, y “los aperturos” decían que todo había cambiado, nadie imaginó lo que pasaría.

Balas calibre 45 y carabinas 30 M-2 abatieron a jóvenes manifestantes que corrían buscando escapar para poner a salvo su vida.

La persecución fue cruenta. Los halcones no iban a golpear, iban a matar.
Por las estrechas calles del centro de la Ciudad de México, se escuchaban gritos y balas. Algunos locatarios en actitud solidaria levantaban un poco las cortinas metálicas para que se escondieran los estudiantes y población civil. Algunos lo logaron, otros fueron asesinados junto con los locatarios que intentaron ayudarles.

Pasaron largas horas de angustia por la persecución y muerte. Los halcones incluso se metieron a los hospitales donde se encontraban algunos heridos.
Amedrentaban a médicos y enfermeras en las salas de urgencias para que les entregaran a los estudiantes. Su misión no era disolver la marcha, era matar.
los halcones eran un grupo paramilitar reclutado y entrenado por los gobiernos de México y Estados Unidos a finales de los años sesenta.

Si usted vio la película Roma, de Alfonso Cuarón, recordará como hay una escena en donde muestra como entrenaban a los halcones, en Ciudad Nezahualcóyotl, y estaba conformado principalmente por jóvenes de extracción indígena, sin recursos ni educación alguna.

La sujeción de los gobiernos mexicanos a los designios de los gobiernos norteamericanos ha existido desde hace décadas. En los años sesenta estábamos en plena guerra fría. Estados Unidos fomentaba el espionaje en México no solo mediante el FBI y la CIA, sino mediante funcionarios de alto nivel que se prestaban a ello. Mucho se habló que los halcones los había creado Corona del Rosal, cuando era regente del Distrito Federal. Quien haya sido, cometió un crimen contra el pueblo de México.

¡10 de junio no se olvida! La masacre dirigida desde arriba, (¿?), la cual dejó al menos 120 muertos y cientos de heridos. Entre ellos, estudiantes, civiles y prensa nacional e internacional.

A pesar de que el pueblo exigió justicia, a Luis Echeverría se le exoneró jurídicamente de toda culpa en 2009, por falta de evidencia tangible.

El estado ha ido cambiando sus formas de represión, actualmente su principal arma es el miedo, el cual ha fomentado desde hace décadas.

Durante los últimos años, los feminicidios han ido en aumento, así como el robo de infantes para el tráfico de órganos o para vendérselos a personas que no pueden tener hijos.

Durante los últimos meses se ha recrudecido el asesinato de defensores de medio ambiente. Lo cual es más allá de un crimen a la persona, es un crimen a la nación. Pues son los defensores del medio ambiente, verdaderos luchadores por la vida, el bienestar social y la soberanía nacional.

En las últimas semanas han asesinado y desaparecido a jóvenes estudiantes, quienes tenían toda una vida por delante. Una nación que mata y/o permite que maten a los estudiantes, está aniquilando su futuro.

Como ejemplo mencionamos la desaparición desde hace tres meses de la estudiante de veterinaria en la UMSBH, Nilda Rosario Francisco de la Cruz.
Pensé también en los 43 estudiantes “desparecidos” de la Normal Rural de Ayotzinapa, de quienes aún no sabemos si están vivos o muertos. ¿Qué fue de ellos?, ¿quién los mandó matar o desparecer?, ¿porque no sabemos nada? Ellos al igual, que los periodistas asesinados, que las mujeres violadas y asesinadas, que los defensores del medio ambiente asesinados, ¡no se olvida!

Que dolor tan enorme tiene nuestra patria de ver como matan a sus hijos, y ver que los asesinos gozan de total impunidad.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Ei tiempo vuela…

Basta de impunidad…

La lucha continua…

Es delito ser antiimperialista…

Tiempos de horror…

Larga y cruenta lucha…

Nada que celebrar…

A flor de piel…

No se olvidan los 43…

Igual pero diferente y único…

Septiembre…

El país que soñamos…

Tiempos de emergencia…

Indignación...

Legados ancestrales…

Verdades incomodas…

Nuestras raíces…

¡Cuánta impunidad!

¿Qué está pasando?...

Educación y conocimiento…

Guerra por el poder…

Impunidad…

Total impunidad…

Enorme deuda de la humanidad…

21 de mayo...

Entre fuegos...

Lo que parece utopía puede hacerse realidad…

Honrémosles…

Nuestra tierra…

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo