Marco Antonio Aguilar Cortés
LOGOS
Fox, Felipe, Peña y AMLO pruebas de nuestro aguante
Martes 18 de Junio de 2019
A- A A+

Samuel Ramos (1897-1959), primero, y Octavio Paz (1914-1998), después, dedicaron tiempo y talento para encontrar los perfiles que distinguen a lo mexicano.

No han sido los únicos indagadores de esas peculiaridades étnicas, pero sí, los más destacados.

El laberinto de la soledad, de Paz, retoma tema y elementos del libro de Ramos: El perfil del hombre y la cultura en México.

Ambos a su estilo (y con ciertas diferencias) cumplen su propósito, y nos aportan el cómo somos, desde su visión.

Tanto Paz como Ramos nos sugieren que nos desprendamos de las máscaras,
Tanto Paz como Ramos nos sugieren que nos desprendamos de las máscaras, "porque sólo así podremos ser contemporáneos a todos los hombres".
(Foto: Especial)

Los sintetizaré.

De agudo mimetismo inconsciente, con supuesto complejo de inferioridad que resulta una máscara, nos auto denigramos, el indígena pasivo, el citadino mestizo o blanco activo, hipersensibles, falta de armonía con nosotros mismos, reprimidos, de actitudes patrióticas, huimos de sí mismos y nos refugiamos en mundos ficticios, de cultura superficial y de poco aprecio a ésta, de espíritu utópico los jóvenes, tendiendo a la pedantería para simular algo.

Usamos máscaras para estar lejos de todo, hasta de nosotros mismos, la soledad del mexicano arma fiestas y actos públicos, en nuestras fiestas suele desaparecer el orden, parecemos indiferentes ante la muerte y la vida, el concepto de la chingada y el de la madre están muy ligados en nosotros, seguimos sintiéndonos hijos de la Malinche, introducimos anarquía en el lenguaje, la conquista española y la colonia sólo cubrieron nuestras costumbres ancestrales, el goce de la mexicanidad pasa por la lucha de contradicciones, lo que pone en vilo a la nación.

Tanto Paz como Ramos nos sugieren que nos desprendamos de las máscaras, “porque sólo así podemos ser contemporáneos de todos los hombres.”

La inteligencia esforzada y sensata de los dos pensadores es digna de admiración y respeto; pero lo mexicano en el 2019 ha tenido cambios causados por variados motivos, entre otros: la masificación, los avances cibernéticos acelerados, y la globalización.

Además, a muchos pueblos del planeta se les pueden acomodar los rasgos que descubrieron en lo mexicano Ramos y Paz.

Por otra parte, observo que los mexicanos (mestizos como son todos los pueblos del mundo) tenemos una gran capacidad de aguante, desde nuestro doloroso inicio, por ese revoltijo de ADN tan sinuoso entre españoles a partir de 1519 y gente de 135 naciones originales en el territorio de lo que hoy es México.

Quetzalcóatl les anunció la llegada de esos dioses en casa que flotaba en el mar; mientras, el Papa y la Corona Española se tardaron en afirmar que los aborígenes de las nuevas tierras descubiertas no eran animales, sino humanos. Así se mestizaron.
Desde entonces el mexicano ha sido muy aguantador, y ha crecido frente a los castigos del destino.

En la dureza del siglo XXI ha podido y ha sabido soportar, el mexicano, a los presidentes: Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña, y a Andrés Manuel López Obrador.

¡Ésta es la mejor prueba de nuestro aguante!

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Septiembre patriótico, muchedumbre insurgente

Tercer Informe, lo mismo; realidad nacional, la misma

Charlatanes a la vista, La felicidad del presidente

Ciencia del engaño, podredumbre en el poder

¿Sin presidente? sembradores de odios y mentiras

Parece un manicomio donde gobiernan los enfermos

Una casita que tengo en Palacio Nacional

Crimen organizado, S.A. de C.V. AMLO hace del estado una empresa

Presidente palabrero, la falla de san Andrés…

Real y metafóricamente AMLO nos bailó

AMLO y Trump, peligrosos disparates gubernativos

Fox, Felipe, Peña y AMLO pruebas de nuestro aguante

Fox, Felipe, Peña y AMLO Pruebas de nuestro aguante

Sometidos a Trump ¿La dignidad intacta?

Aves borrascosas, AMLO y Trump; con estilos propios

¿Qué es el "hampa"? AMLO, viola derechos humanos

La noche sigue AMLO y la Luz del Mundo

Exigimos a AMLO

Sin haber producto AMLO cacarea el huevo

Batalla de Puebla, el objetivo de Francia era EU

En gobiernos anteriores AMLO descarga sus propias culpas

¿Y… nuestra pascua? Cuarta transformación de bolsillo

Semana de reflexión

AMLO, Felipe VI y Trump

¿Reforma Educativa? de mal a peor; con abucheos

No más caudillos, más México y menos AMLO

Culto al autoritarismo EU, víctima y culpable

AMLO y su carnaval

Yalitza, Cuarón y Roma, un éxito del genoma

Ying y Yang AMLO, y los ex presidentes

Acabar la corrupción: Seduciendo con dádivas

¡Despierte!, presidente: Al ganso lo hacen pato

Trump y Maduro: Dos perversos notorios

AMLO provoca turbas, está jugando con fuego

Dios metió la lengua: en la prisión de los dientes

Hitler: Mi lucha: Catecismo de líderes providenciales

Apariencia y estulticia: Suben salarios; baja huachicoleo

Yo, El Eclesiastés: Toro viejo y reumático

Desató la esperanza: Un pícaro con colmillos

AMLO, Maduro, Bolsonaro, Trump…: LA COLERA DE LA MASA

Primero los pobres: en la era amlozoica

Federalismo infatigable: Contra centralismo presidencial

La victoria revolucionaria

Mexicanos productivos y justos, AMLO no es dios milagroso

Arcoíris, engaños, ilusiones… Detrás de las consultas populares

Me canso ganso: Levanta polvaredas, y no verás los caminos

Economía de México de los muros y los trenes

Marihuana y amapola: noches insólitas o esplendidos días

La verdad histérica: 43 sombras devoradoras

En la miel del erario: la corrupción nunca muere

Hidalgo e Iturbide Opus nigrum; ignis noster

¿Constitución moral?: Lo inético del tigre

Honor estar con Obrador: grito de sumisión legislativa

AMLO y EPN; cordial vínculo