Gilberto Vivanco González
VIVILLADAS
Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo
Viernes 5 de Julio de 2019
A- A A+

Las escuelas normales de la entidad están trabajando, con cierta regularidad y calma, pero es una calma preocupante, la falta de pago a un estímulo al personal docente y no docente, que debería haberse efectuado en diciembre del año próximo pasado, tiene en alerta máxima la posible aplicación del examen de nuevo ingreso, si a las primeras horas de la publicación de este informativo no se realiza la transferencia podemos asegurar que tal concurso para ingresar el próximo ciclo escolar a dichas instituciones quedará sin efecto, por la decisión de los trabajadores quienes ya se están molestos y hasta ofendidos con las autoridades educativas y gubernamentales en turno quienes repetidamente han engañado a los asalariados con el incumplimiento sistemático de la prestación que de alguna manera viene a atenuar las necesidades que tienen, muy en especial al personal de apoyo docente quienes reciben honorarios más limitados.

Nadie puede comprender la irresponsabilidad que los funcionarios tuvieron al no tramitar los estímulos referidos, que por cierto abre la gran duda si efectivamente no se tramitaron por omisión o por descuido o fue una táctica para desviar los recursos a otra área administrativa, situación que a final de cuentas no importa a los empleados quienes han seguido laborando sustentados en promesas de pago, mismas que han quedado en eso, es decir en puras promesas que por lógica han causado desánimo e indignación.

En la administración educativa, como en cualquier otra, se debería contar en jefaturas o direcciones con personal capacitado y consciente, que conozca la problemática y el actuar del nivel que representa, pero desafortunadamente los funcionarios responsables deben sus nombramientos más a las amistades, compadrazgos o a compromisos electorales que a la efectividad y eficacia que pueden aportar en sus respectivas designaciones.

Las escuelas normales de la entidad están trabajando, con cierta regularidad y calma.
Las escuelas normales de la entidad están trabajando, con cierta regularidad y calma.
(Foto: Especial)

El problema que, hoy viernes 5 de julio de los presentes, puede ostentarse en los centros de formación docente del estado, no sólo vulnera la cordialidad que debe existir entre gobernantes y gobernados, este conflicto viene a trastocar la intención del presidente López Obrador, de fortalecer la educación normal como eje prioritario de la reforma del nuevo modelo educativo que propone la 4 Transformación.

El apartado educativo que comprende vigorizar los centros de formación de formadores no puede limitarse o tirarse por la borda en base a irresponsabilidades de las autoridades en turno, es muy importante que cada uno de los involucrados cumpla con su función respectiva: los trabajadores normalistas en los centros de estudio, investigación y expansión con la misión y visión que se han forjado a lo largo de su recorrido histórico y otros, las autoridades, conduciendo en buenos términos la acción política y administrativa correspondiente. La ciudadanía no quiere enfrentamientos o reproches, la ciudadanía exige armonía y responsabilidad compartida. Cada quien, en su encargo, cada quien en su trinchera.

De no cumplirse con el acuerdo del pago al estímulo, decenas de veces ofrecido, hoy, tal como afirmamos al inicio de este artículo, el examen de nuevo ingreso a las escuelas normales está en peligro extremo de no aplicarse, provocando incertidumbre en cuanto a la matrícula para el próximo ciclo escolar, amén de las molestias con impacto económico y emocional, para aspirantes y padres de familia.

Ojalá que la administración estatal busque los canales convenientes para dar salida oportuna y apropiada a este problema que en términos reales nunca debió presentarse. Si la autoridad cumple sería un aliciente para los trabajadores en mención y sin duda un estímulo a favor de su encargo social en beneficio de la formación de los futuros maestros. A nadie conviene la polarización del conflicto normalista. Apostemos por el cumplimiento y por la sensatez en ambas direcciones.

Paulo Freire, pedagogo y sociólogo brasileño sentenció: “Cuanto más pienso en la práctica educativa y reconozco la responsabilidad que ella nos exige, más me convenzo de nuestro deber de luchar para que ella sea realmente respetada. Si no somos tratados con dignidad y decencia por la administración privada o pública de la educación, es difícil que se concrete el respeto que como maestros debemos a los educandos”. Y él mismo también orientó: “Lucho por una educación que nos enseñe a pensar y no por una educación que nos enseñe a obedecer”. Ambos pensamientos nos ayudan a venerar la noble profesión docente. Seamos optimistas, esperamos buenas noticias.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias