Xuchitl Vázquez Pallares
Educación y conocimiento…
Jueves 11 de Julio de 2019
A- A A+

Generalmente escribo mis artículos los martes para enviarlos el miércoles al periódico. La semana pasada me fue imposible, pues estaba yo en carretera rumbo a Morelia, pues había sido invitada como madrina de un niño al que quiero mucho, que terminaba sexto año de primaria.

Conozco a Emiliano López Vega desde que nació, he visto cómo sus padres se han esforzado en darle la mejor educación e inculcarle amor al conocimiento, asimismo le han inculcado el amor a las artes en las cuales se destacan tanto él como sus hermanos. No podía faltar al festejo por la terminación de un ciclo tan importante en su educación y de gozo para toda la familia.

Durante la ceremonia, pensaba en la diferencia que hay entre las escuelas públicas y las privadas. Incluso la enorme diferencia entre las escuelas públicas urbanas y las rurales.

En las rurales se celebra cada año que logró terminar el alumno. Es una proeza que llegue a término del año escolar. Esto se debe generalmente a causa de la pobreza, ya que se ven forzados a dejar los estudios, para ponerse a trabajar.

El gran José María Morelos señalaba que el hijo del arriero debería recibir la misma educación que el hijo del patrón, desafortunadamente no es así. El artículo tercero Constitucional es claro y contundente; “Todo individuo tiene derecho a recibir educación. La educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia.”

Existe un estudio realizado en comunidades indígenas de Chiapas y de Guerrero, donde se muestra como el desayuno de un niño antes de ir a la escuela es tan solo una Coca-Cola.
Existe un estudio realizado en comunidades indígenas de Chiapas y de Guerrero, donde se muestra como el desayuno de un niño antes de ir a la escuela es tan solo una Coca-Cola.
(Foto: Especial)

Hay muchos niños y jóvenes sobre todo en las comunidades indígenas que no van a la escuela porque su mano de obra es vital para la sobrevivencia de la familia. O la única escuela que hay, está a muchos kilómetros.

El futuro de cualquier país son los niños y los jóvenes. Lo invertido en su educación, es inversión para el desarrollo y bienestar de la nación.

Algo primordial para el buen desarrollo y aprendizaje de los niños es el que reciban una alimentación adecuada. De no ser así, su rendimiento será deficiente.

Cuando no reciben una alimentación adecuada, los niños no tienen buen rendimiento en la escuela. Hay muchos profesores, compañeros e incluso padres que los hacen creer que son tontos por no tener buen rendimiento. Incluso llegan a dejar la escuela pensando que son tontos y que por eso no tiene caso seguir estudiando.

Debido a la pobreza, pero sobre todo a la ignorancia y al sistema económico en que vivimos, donde el “bienestar y desarrollo” se mide en ganancias económicas sobre todo para las grandes empresas transnacionales, los refrescos y la comida chatarra han hecho a un lado a los alimentos saludables, como la leche, el huevo, la fruta y las verduras.

Existe un estudio realizado en comunidades indígenas de Chiapas y de Guerrero, donde se muestra como el desayuno de un niño antes de ir a la escuela es tan solo una Coca-Cola.

Existen estudios donde se demuestra que la Coca-Cola, al igual que los demás refrescos, es una bomba para el organismo.

Con una lata de Coca-Cola le mete usted a su organismo, diez cucharaditas de azúcar que produce picos en la sangre, lo que provoca una explosión de insulina.
El alto nivel de cafeína de una lata produce problemas de salud, nerviosismo, insomnio, migrañas y latidos cardíacos más rápidos.

Estas afecciones se producen a largo plazo, pero ¿qué sucede en nuestro cuerpo nada más bebernos una bebida con gas? Los farmacéuticos del blog especializado Renegade Pharmacist, lo determinaron cronológicamente:

En los primeros diez minutos: De repente diez cucharaditas de azúcar se introducen a modo de bomba en el sistema. El ciento por ciento de la ingesta diaria recomendada. La cantidad de azúcar que se encuentra en una lata de Coca-Cola suele hacer vomitar, pero el ácido fosfórico que se encuentra en la bebida "disimula el sabor", lo que evita el vómito.

A los 20 minutos: Los picos de azúcar en la sangre provocan una explosión de insulina. Tu hígado responde a esto convirtiendo cualquier azúcar que pueda haber en tu organismo en grasa.

A los 40 minutos: La absorción de cafeína está completa. Sus pupilas se dilatan, su presión sanguínea aumenta, y como respuesta su hígado vuelca más azúcar en su torrente sanguíneo. Los receptores de adenosina de su cerebro ahora están bloqueados para prevenir la somnolencia.

45 minutos después de haber ingerido una Coca-Cola, el cuerpo aumenta la producción de dopamina, estimulando los centros de placer del cerebro. Es el mismo procedimiento que sigue la heroína.

A los 60 minutos: El ácido fosfórico se une al calcio, magnesio y zinc en el intestino grueso, lo que proporciona un impulso adicional en el metabolismo. Esto se ve agravado por altas dosis de azúcar y edulcorantes artificiales que también aumentan la excreción urinaria de calcio.

Después de 60 minutos, las propiedades diuréticas de la cafeína entran en juego, lo que significa que se tendrá que orinar muy a menudo. Se evacua todo el calcio, el magnesio y el zinc que se hubieran dirigido a los huesos, así como el sodio, los electrolitos y el agua.

A medida que pase el tiempo, el consumidor comenzará a sufrir un "ataque de azúcar". Puede volverse irritable o perezoso. Ahora literalmente, ha expulsado toda el agua que había en la Coca-Cola, y se ha deshecho de valiosos nutrientes que su cuerpo podría haber usado para cosas tales como hidratar su sistema o desarrollar huesos y dientes fuertes.

En síntesis; la Coca-Cola es un veneno. Y eso es, lo que desayunan los niños indígenas. Es enorme el daño que se les está haciendo.

Lo más grave es el contubernio existente entre las refresqueras y los gobiernos en turno. Millones de pesos están de por medio, dependiendo la elección del consumidor.

Cientos de letreros y publicidad en la televisión, hacen creer a los consumidores que si consumen Coca-Cola, serán felices, aceptados y contaran con muchos amigos.

En una comunidad de Chiapas, el ofrecer una Pepsi a sus invitados es visto como insulto y se les ve por debajo dentro de la comunidad, Coca-Cola es consumida en todas las comunidades indígenas, incluso la publicidad está en la lengua local.

Coca-Cola extrae un millón 300 mil litros de agua diarios de dos pozos ubicados en las faldas del cerro Huitepec, para su planta embotelladora en San Cristóbal de las Casas, municipio montañoso en Chiapas, donde sus habitantes carecen de agua potable.

El impacto de la publicidad, como uno de los elementos que contribuyen al deterioro de los hábitos alimenticios se registró en niños que ven entre una a tres horas diarias de televisión.

Las tiendas de abarrotes se han convertido en surtidoras casi exclusivamente de productos que son dañinos para la salud como los refrescos, frituras y dulces, y están forradas de publicidad roja de Coca-Cola.

Las escuelas en cualquier ciudad, pueblo o ranchería siempre están rodeadas de vendedores ambulantes o tienditas llenas de chatarra.

Gracias a la voracidad de las empresas y a la ignorancia sobre lo que realmente contienen los refrescos y comida chatarra y sus efectos dañinos contra la salud, es que el número de niños y jóvenes diabéticos ha aumentado de manera exponencial en nuestro país.

“Escuche que en México el impacto del huachicol es de cuatro mil millones de dólares. Los costos asociados a la obesidad tan solo en 2017, se calcularon en siete mil millones de dólares”. Asentó el representante de la OMS en México.

Además de carecer de servicios médicos, los habitantes de las regiones en pobreza también tienen menos acceso a la educación. “Hay niños que van a escuelas y en tercer grado no saben leer ni escribir. Los maestros deberían enseñar a los niños a no consumir refrescos ni chatarra”, propuso Marcos Arana, representante de la Red Internacional de Acción en Alimentos para Niños.

En realidad, debería hacerse en todos los medios, campañas de información sobre el daño que hace comer chatarra y refrescos.

Un taco de frijolitos o de nopalitos y un vaso de leche, es un alimento completo antes de ir a la escuela.

Hoy día en las comunidades indígenas, el no consumir refresco es causa de vergüenza pues demuestra pobreza. ¡Qué terrible ironía!

El cerebro y el cuerpo de nuestros niños, futuro de la patria, están siendo envenenados con químicos y substancias toxicas disfrazadas de alimento llenador (chatarra).

Todo esto pensaba durante la graduación, el miércoles pasado. La educación y el conocimiento van de la mano. La tarea de educar a un niño es tanto de padres como de maestros. El estado tiene la obligación no solo de que todo mexicano tenga acceso a una educación de calidad de manera gratuita, sino de garantizar una alimentación adecuada y de calidad. Para que el niño pueda desarrollarse plenamente.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es delito ser antiimperialista…

Tiempos de horror…

Larga y cruenta lucha…

Nada que celebrar…

A flor de piel…

No se olvidan los 43…

Igual pero diferente y único…

Septiembre…

El país que soñamos…

Tiempos de emergencia…

Indignación...

Legados ancestrales…

Verdades incomodas…

Nuestras raíces…

¡Cuánta impunidad!

¿Qué está pasando?...

Educación y conocimiento…

Guerra por el poder…

Impunidad…

Total impunidad…

Enorme deuda de la humanidad…

21 de mayo...

Entre fuegos...

Lo que parece utopía puede hacerse realidad…

Honrémosles…

Nuestra tierra…

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…