Leopoldo Chassin Ramírez
LA PALABRA ANDANTE
Los científicos y la Cuarta Transformación
Lunes 12 de Agosto de 2019

“Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana. Al fin del milenio, el mundo al revés está a la vista: es el mundo tal cual es, con la izquierda a la derecha, el ombligo en la espalda y la cabeza en los pies”

Eduardo Galeano

A- A A+

Ante el sinnúmero de desencuentros entre ambos, (técnico-científico y clase la política), sería deseable e indispensable que la relación entre unos y otros sea en armonía, y menos ríspida, sin que alguno de ellos se sienta la mamá de los pollitos, es decir superiores al resto de los mexicanos. Aunque en cuestión de salarios lo son, pues casi todos se encuentran en el primer decil en ingresos.

Los que están clasificados (por ellos mismos) como los meros meros de la ciencia y del saber, los que pertenecen a la Academia Mexicana de la Ciencia y las universidades, no cumplimos a cabalidad los principios bajo los cuales se supone deberíamos regirnos. El bien común, no sólo entre los humanos, el mundo es mucho más que eso.
Veamos lo que dice el estatuto de la AMC.

•“Promover el diálogo entre la comunidad científica nacional e internacional”
•“Orientar al Estado Mexicano y a la sociedad civil en los ámbitos de la ciencia y la tecnología” ¿Y las humanidades?
•“La producción de conocimiento y su orientación hacia la solución de los problemas que atañen al país”
•“Fomentar el desarrollo de la investigación científica en diferentes sectores de la población” ¿No todos?
•“Buscar el reconocimiento nacional e internacional de los científicos mexicanos”
• “Contribuir a la construcción de una sociedad moderna, equitativa y justa”

.
.
(Foto: Especial)

Pasa casi exactamente lo mismo con otros centros del saber en el país, sean estas universidades, institutos, centros de investigación etcétera.

La relación que tienen los centros del conocimiento con los de más carencias en general, es prácticamente inexistente. Aunque las principios que los rigen digan lo contrario; son letra muerta tanto en la AMC: “Contribuir a la construcción de una sociedad moderna, equitativa y justa” y el de la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. En los fines dice: Capítulo III , Artículo 4o. “La Universidad tiene como finalidad esencial servir al pueblo, contribuyendo con su quehacer diario a la formación de hombres calificados en la ciencia, la técnica y la cultura, que eleven cualitativamente los valores y costumbres sociales. ... de tal manera que, contribuya a la solución de los problemas que afecten nuestra vida política, económica, social y cultural.

Pues así las cosas, es quizá la razón por la que el presidente de la República no los toma en cuenta para los planes que están contemplados en la consulta nacional (que no fue consulta ni fue nacional) que realizó en los primeros días de su mandato.

¿Por qué no preguntar a quién sabe?



Es increíble que el presidente de la república, no haya consultado a los diversos especialistas, mucho antes de proponer sus grandes proyectos: 1. El Tren Maya. 2. El tren del Istmo de Tehuantepec. 3. La refinería de Dos Bocas. 4. Sembrar un millón de hectáreas. Recordemos que son las mismas obras que AMLO se comprometió a realizar en su carta a Trump. https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2018/07/22/carta-completa-que-amlo-envio-a-trump-con-plan-bilateral-4891.html. ¿Sería que el mandato viene del trompudo?

En todos los proyectos de la Cuarta Transformación, se han escuchado las voces discordantes de los diversos pueblos originarios que se oponen al despojo de sus territorios y su cultura.

En todos los casos de sus grandes proyectos, AMLO ha dicho que ya consultó a los pueblos a mano alzada; todas sus consultas se realizado durante un mitin proselitista. El presidente pretende pasar por alto los acuerdos internacionales que México ha suscrito con la ONU, OIT y el reciente tratado de Escazú. En todos ellos se establece un procedimiento que debe cumplir el estado para que sea validada como una verdadera consulta con los pueblos que habitan su territorio.

¿Estado autocrático?



Pues si AMLO no desea cumplir con los tratados internacionales y si no pregunta a los pueblos dueños de su territorio el destino que anhela sueñan, y si ignora a la comunidad de técnicos-científicos, entonces, él se siente el mandamás y que su palabra es ley. ¿Así pretende gobernar? ¿sin escuchar a los que disienten con él?

¿AMC mamá de los pollitos?



Adolfo Martínez Palomo, expresidente de la AMC, dijo hace unos días en el 60 aniversario de la Academia: “El impulso renovador de la ciencia en el país debe partir, sobre todo, del diálogo que permita diseñar juntos las estrategias de su desarrollo. Pero, advirtió, para que ese diálogo sea fructífero hay dos condiciones: una, respeto absoluto a la independencia académica de todas las instituciones y la libertad de definir temas y formas de evaluación y promoción. Y la otra, respetar a los profesionales de la ciencia. ¡No más menosprecio público a los investigadores!” ¿Fobias y filias?

Por el bien del país, sería bueno que el presidente escuchara la voz de los más pobres, con ello sería congruente con su lema “Primero los pobres”. Sin olvidar la voz de los técnicos-científicos que están comprometidos con el bienestar del mundo y de los males que necesitados.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

¡Morenos, despertad!

¿Va el Tren Maya?

Y rompieron el cerco

Maza intelectual acrítica y con miedo en la Universidad Michoacana

Neoliberalismo y corrupción en la UM

Los científicos y la Cuarta Transformación

La ley garrote y el licuado de partidos

¿Los pueblos originarios detienen el “progreso”?

¡Al fin Santa Lucía!

La 4T y las dádivas

La 4t y los pueblos originarios

¿Existe transparencia y rendición de cuentas en la Universidad Michoacana?

Las cuatro ruedas del capitalismo: Explotación, despojo, desprecio y represión

Ya se nos fue el rector/nos dejó un basurero...

Divide y vencerás ¿populismo?

¿Y cuánto nos birlaron entre el PAN y el PRI?

Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie

De megaproyectos, despojo y asesinatos

El desvarío

Del dicho al hecho...

Del dicho al hecho...

¿De qué se trata Morena?

Mientras los nicolaitas dormimos...

¿Caminamos por el camino correcto?

¿Tambores de guerra? ¿Y quién los toca?

AMLO no escuchó, no dialogó y optó por la confrontación

¿Escuchar, dialogar o confrontar?

AMLO y el: No oigo, no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado

¡Sean bienvenidas las inversiones!

¿4T o revolución?

Austeridad, transparencia, rendición de cuentas

¿Confrontar o dialogar?

Sin rendir cuentas se va Medardo de la Universidad Michoacana

¿Escucha AMLO?

La Universidad Michoacana ¿Nacional? y el Tren Maya

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad