Juan Pérez Medina
La práctica docente y el docente comprometido
Martes 13 de Agosto de 2019

Parte ll

A- A A+

El docente transformador no va a la escuela como una persona que vive de ella. Sino que va a ella para transformarla, para hacer de ella una posibilidad real de negar lo establecido. El docente que necesitamos debe llevar a cabo una práctica viva, integral, humana y cooperativa. Debe saber que en la escuela existen alumnos que no son iguales ni por su color, ni por la religión que profesa su familia y mucho menos por su situación económica. En la escuela se muestra la sociedad tal y como es, llena de contrastes y desigualdades. El docente debe ser consciente de ello y actuar de tal manera que combata desde el primer día esos lastres. Los más vulnerables deberán ser los primeros siempre y contarán con el auxilio especial del maestro. No es en la escuela donde se resolverá la lucha de clases, pero el docente habrá de trabajar para desvelarla junto con sus alumnos, haciendo que los principios de cooperación y solidaridad sean el caudal que motive las relaciones interpersonales. El trabajo con la comunidad en ese sentido es primordial y requerirá de todo el conocimiento y la experiencia del docente.

Si bien tuvimos una escuela rural ejemplar en muchos sentidos, ahora es la escuela neoliberal la que impone condiciones al aprendizaje. Sus postulados devenidos de una visión altamente individualista, discriminatoria, consumista y enajenante han hecho que hoy muchos de nosotros justifiquemos esta situación por el grado de profundidad que esas ideas han alcanzado en el sistema educativo, a través de los diferentes agentes fácticos o como lo diría Altusser, los aparatos ideológicos del estado; pero sobre todo, a través de los múltiples y permanentes cursos, seminarios, talleres, y posgrados que los maestros desarrollamos a partir de la gestión del sistema en lo que se ha dado en llamar los programas de formación continua de los maestros en servicio, que son un elemento distorsionador de la realidad pedagógica y un abono fértil para imponer su discurso educativo.

No había aquí la idea de dar un buen consejo, ni mucho menos. No cabía desde un comienzo la pretensión de decirlo todo en tan poco espacio, que para ello se requiere todo un tratado. Tampoco hubo la intención de desmenuzar a detalle lo que es la práctica docente; lo que he dicho aquí es solamente unas ideas sueltas de lo que considero que es la práctica docente de un maestro para el cambio y la emancipación de los trabajadores y sus familias. Es poco, pero es mi entendimiento.

En la escuela se muestra la sociedad tal y como es, llena de contrastes y desigualdades. El docente debe ser consciente de ello y actuar de tal manera que combata desde el primer día esos lastres.
En la escuela se muestra la sociedad tal y como es, llena de contrastes y desigualdades. El docente debe ser consciente de ello y actuar de tal manera que combata desde el primer día esos lastres.
(Foto: Especial)

Está de nuevo hoy la oportunidad en el país de asumir, como no pasaba en muchas décadas, un programa educativo construido desde abajo, de manera participativa y con el apoyo de la experiencia de la academia y, fundamentalmente, de los maestros.

Las expectativas son muchas. El gobierno ha anunciado una serie de iniciativas que sin duda ayudarán a mejorar la situación del sistema educativo, como lo de mejorar la infraestructura de los planteles escolares y dotar de alimentos a las escuelas donde los alumnos son más vulnerables, el gran programa de becas de estudio y la insistencia de que ahora sí, los maestros serán tomados en cuenta, tal y como reza el Artículo Tercero Constitucional.

Pero la definición de lo que habrá de caracterizar esta nueva etapa seguramente depende en gran medida de la práctica docente. Del trabajo en el aula y de su proyección y orientación. Primero habrá que dar singular importancia al empuje de innovar en la escuela y los métodos de aprendizaje; segundo, es necesario fortalecer el aprendizaje solidario, cooperativo, integral, inclusivo y de atención a nuestra identidad y unidad nacional; tercero, se necesita sepultar las prácticas pedagógicas tradicionales, memorísticas, cuadradas y antipedagógicas y, cuarto, es indispensable que la práctica educativa se salga de los cartabones de la escuela del siglo XX que respondió a una circunstancia y, en gran medida cumplió su papel y avanzar hacia una escuela de trabajo en equipo, de promotora de la inventiva y la iniciativa de los alumnos, que fortalece los lazos comunitarios, que utiliza los avances informáticos para innovar en la enseñanza y que evalúa el aprendizaje desde nuevos paradigmas donde la aplicación del examen tiende a desaparecer, se desvanece por innecesario y antipedagógico y es sustituido por las actitudes, la innovación, la acción responsable con la vida y nuestro habitad y que de manera cotidiana aprenden con todos y en su entorno.

En este nuevo marco referencial de la escuela, los sistemas informáticos son esenciales en el proceso enseñanza/aprendizaje, por lo que dotar de ellos a todas las escuelas comenzando en preescolar, se vuelve elemental y básico.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La práctica docente y el docente comprometido

La práctica docente, el docente comprometido y la nueva escuela mexicana (parte l).

Dios los hace

Militantes e interesados en el camino de renovación de la dirigencia de Morena estatal

La llegada de Leonel al CEN de Morena, sus circunstancias y sus consecuencias

Morena en su encrucijada

¿Quiénes dividen y nos alejan del partido que queremos?

La luna no es de queso

La luna es de queso

Otra vez ganó Morena, pero gracias al presidente

¡Cuidado con las rémoras!

Las retenciones de salario y las arbitrariedades de la autoridad

La unificación de los trabajadores de la educación

Luchar por las reivindicaciones de las bases

La gestoría democrática, una tarea permanente del magisterio

100 días sin el PRIAN

El proyecto político sindical, un balance necesario

El fiscal carnal

La jornada de lucha

¡ Manos fuera de Venezuela !

El conflicto magisterial y sus circunstancias

Los gobiernos huachicoleros del PRIAN

La validez del Zapatismo hoy

Un cúmulo de emociones por lo nuevo que llega

La CNTE y la disputa por la dirección nacional del SNTE

El Movimiento magisterial michoacano y las condiciones que lo hicieron posible

Organización, lucha y unidad popular ahora y desde abajo

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!