Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Autodefensas, diálogo fallido
Martes 27 de Agosto de 2019
A- A A+

Lo que mal empieza mal acaba. Y la confusión que provocó la declaración de Olga Sánchez Cordero en la semana, al confesar que la cuarta transformación estaba teniendo diálogo con grupos armados, no podía haber tenido otro final.

Primero porque no clarificó desde el inicio a qué grupos se refería, ni los alcances, circunstancias y pretensiones que lo que ella llamó una estrategia para pacificar al país. Segundo, porque cuando quiso clarificar se enredó más.

Tercero, porque en medio del enredo su Subsecretario Ricardo Peralta se metió a La Huacana, una zona con alta influencia de células criminales -perdón, autodefensas-, asesorado o aconsejado por José Manuel Mireles.

Si, ahí, justo en el sitio donde el médico de Tepalcatepec sufrió aquél misterioso accidente en avioneta durante el movimiento de autodefensas en 2014.

Cuarto, porque esa estrategia prendió los focos de alerta en los gobernadores de Michoacán, Tamaulipas y Guerrero, pero particularmente del primero, quien dirigió una fuerte crítica que acaparó la agenda de medios nacionales al alertar que lo que Peralta hizo fue venir a darle dinero a los delincuentes.

Y es que en La Huacana, fue también donde en mayo de este año un grupo de soldados fue sometido, desarmado y exhibido por supuestos civiles que se presentaron como “el pueblo”.

Bueno, hasta un fusil Barret, un arma antiaérea, les quitaron a los militares que habían llevado a cabo un operativo contra la delincuencia en la zona.

Silvano Aureoles Conejo.
Silvano Aureoles Conejo.
(Foto: ACG)

“Me duele, y lo digo con toda la franqueza, que a los que ultrajaron, maltrataron, vejaron a los soldados de México, a nuestras integrantes de una de nuestras instituciones más queridas, el Ejército Mexicano, los premien, porque hoy viene el secretario Peralta a darle dinero a los delincuentes”, tronó el gobernador Silvano Aureoles Conejo. Y con justa razón.

El mandatario expuso que detrás de los grupos que confluyen en La Huacana, haciéndose pasar por autodefensas, hay un líder delincuencial que los controla. Le faltó decir que ése líder criminal es Miguel Ángel Gallegos, alias El Migueladas, a menos, claro, que se refiriera a otro.

Peor aún para Cordero y Peralta, al día siguiente el presidente desautorizó dichos diálogos con grupos armados y ambos funcionarios terminaron por cancelar la estrategia.

PRD, a remar contra la corriente



El pasado fin de semana se dieron a conocer interesantes datos sobre la militancia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a nivel nacional, los cuales, como se verá, no son nada halagadores, veamos:

1.- Cuatro de cada cinco militantes decidieron no refrendar su permanencia en ese instituto político.

2.- Y es que el año pasado el PRD presentó al Instituto Nacional Electoral (INE) una lista de cinco millones 254 mil 778 de militantes.

3.- Sin embargo, antes de cerrar su proceso de reafiliación, la dirigencia nacional extraordinaria anunció que su nuevo padrón es de un millón 316 mil 847 afiliados.

4.- Por lo que al concluir la reafiliación –que comenzó hace tres meses–, casi cuatro millones (tres millones 937 mil 931) dejaron de ser perredistas y parte activa de este partido.

5.- Aunque, Ángel Ávila, de la dirigencia nacional extraordinaria, establece que, pese a ello, “el PRD sigue vivo. Estamos muy contentos”.

6.- Hay que apuntar que con el padrón actualizado, el PRD cubre el requisito mínimo de 300 mil afiliados que exige el Instituto Nacional Electoral (INE) con el fin de organizar el proceso interno para la renovación de las dirigencias estatales y nacional en septiembre próximo.

Nada es lo que parece



No, no fue solo la figura del propio Cristóbal Arias Solís que destacó en su primer informe de labores como senador de la República, no solo por su discurso, sino por ser arropado por actores políticos de trascendencia en el estado, pues por igual resaltó la de Leonel Godoy Rangel, quien estuvo en el presídium como representante de la dirigencia nacional de Morena, cuando hace algunos días se daba por hecho que no sería confirmado como secretario de Organización de ese instituto político.

Conjuro



“Los agoreros de la extinción del PRD hasta sacaron una nota, “adiós PRD”; qué preocupados están porque desaparezca el PRD, cuánta preocupación tienen” Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, al hablar sobre la suma del sol azteca a la plataforma política denominada Futuro 21.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa