Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
Subjetividad y racionalidad económica
Miércoles 4 de Septiembre de 2019
A- A A+

A. Crecimiento o desarrollo, la disyuntiva que el presidente de la República menciona ante la descalificación de las calificadoras, la baja en las expectativas del crecimiento económico dictadas por organismos financieros internacionales y el Banco de México, el estancamiento económico, elementos centrales del llamado pensamiento único.

La tecnocracia neoliberal se ha afanado en proclamar, con pocas evidencias empíricas, que el crecimiento económico es necesario para que haya desarrollo, pero lo que las sociedades han observado es la concentración del ingreso en pocas manos, pérdida de poder adquisitivo del salario, aumento de la pobreza, exclusión económica y social.

Por más de tres décadas se ha sostenido que la iniciativa e inversión privadas son las únicas que generan riqueza, en detrimento del trabajo humano como elemento esencial de la misma, además de suponer que la concentración de esa riqueza en pocas manos posteriormente favorecería al conjunto de las sociedades.

La concentración de la riqueza no ha impactado positivamente en la distribución del ingreso. OSC, UNAM, aportan importantes evidencias al respecto: el programa económico neoliberal y la globalización promueven la concentración del ingreso en pocas manos, la exclusión social y económica, la precariedad laboral y salarial.

El neoliberalismo exige primero crecimiento, pues si no, qué se reparte, afirma, pero la CEPAL antepone el desarrollo, es decir, el incremento del bienestar social, de los niveles de vida, un reparto menos desigual, por lo que se colige que primero hay que repartir y después crecer. Millones en la pobreza no resuelve el crecimiento.

La reciente encuesta del INEGI (Indicadores de Bienestar Autorreportado de la Población Urbana), muestra que la subjetividad cuenta respecto a los excesos de la racionalidad económica. Ni una descalifica a la otra, se complementan. Más allá de los indicadores macros, individuos, familias, colectividades, tienen un punto de vista.

Se ha sostenido que la iniciativa e inversión privadas son las únicas que generan riqueza.
Se ha sostenido que la iniciativa e inversión privadas son las únicas que generan riqueza.
(Foto: Especial)

Dicha encuesta encontró que en abril-junio de 2019 la satisfacción con el nivel de vida no varió: 8.3, escala de cero a diez. En julio los hombres (8.4) parecen más satisfechos que las mujeres (8.2). Las relaciones personales, el capital social son fuente de satisfacción (8.7), pero en la esfera pública, el país (6.8) y la seguridad (5.3) preocupan.

En julio, los doce principales aspectos que recoge la encuesta (Relaciones personales, actividad u ocupación, vivienda, estado de salud, logros en la vida perspectivas a futuro, nivel de vida, vecindario, tiempo libre, ciudad, país, seguridad ciudadana) mostraron pocas variaciones respecto a igual mes de 2018.

De esto se concluye que los mexicanos son felices, no. La felicidad es relativa y, según diversas corrientes psicológicas acreditadas, es un asunto individual en el que el capital social es fundamental, pero a contracorriente de la racionalidad económica extrema, muchos mexicanos observan el futuro inmediato con una expectativa positiva.

Esta expectativa positiva surge, en parte, de un cambio de gobierno que finalmente fue decidido por una mayoría. Asimismo, del rechazo a comentócratas identificados con PAN-PRI. Esta dupla partidista que nada tiene de diferente, es rechazada por la mayoría de los mexicanos. Y claro, de políticos que prometen, pero nada diferente hacen.

B. Mientras la comentocracia de derecha y ultraderecha, en medios impresos y electrónicos, y redes sociales, despotricaban con fakenews y notas difamatorias y descontextualizadas, los niveles de aprobación de AMLO variaban poco. Dos recientes encuestas (El Universal, 08/29/2019, El Financiero, 08/30/2019), lo corroboran.
C.
Arribó así a su Primer Informe de Gobierno con altos niveles de aprobación, a pesar de los claroscuros que marcan al gobierno federal, señalamientos innecesarios contra medios, supuestos opositores y contrapesos, empresarios y políticos afectados por los fuertes cambios en la relación gobierno-partidos políticos-medios-empresarios.

La inseguridad preocupa a los mexicanos, pero en general lo aprueban. Los viejos esquemas asociados al neoliberalismo y el chayote periodístico poco sirven para ensayar una explicación; los embates derechistas (marchas fifís, rebelión de policías federales, fakenews a diario, prensa golpista activa, notas escandalosas), poco han servido.

Por ello resonó la frase los “conservadores están moralmente derrotados”, que evidenció una marcha fifí con cientos o “algunos” miles –depende del medio consultado- coludida, para mayor descrédito, con el membrete Futuro 21, formado por políticos patéticos, y el lamentable griterío escénico de los partidos opositores en el Poder Legislativo.

En Palacio Nacional se emitió un mensaje político, pero hay que revisar el texto entregado al Legislativo. El debate, fuera y dentro de las redes sociales, lo ganó AMLO (AristeguiNoticias.com, 09/02/2019). Personas reales que lo apoyan estructuraron la conversación y las granjas de bots de la derecha y ultraderecha se movieron torpemente.

C. Tiene razón el FGE, el presidente municipal de Morelia, en el caso de la periodista Mintzi Torres, debe mantener una postura institucional y no invadir campos de acción. Lo mismo la comisionada de seguridad del ayuntamiento, pues sus declaraciones podrían rayar en violaciones al debido proceso y revictimización de la reclamante.

Nuevos videos difundidos por el colectivo Ni una más, exhiben a la policía y juez cívica del municipio. Se esperaría que, siendo miembro de Morena, Raúl Morón respondiera de manera al menos civilizada ante la violencia de género, pero es obvio que el costoso tallerismo no llega al centro del abuso: el patriarcado misógino.

Es hora que Raúl Morón respete el debido proceso o despida a sus mediocres consejeros y a quien le susurra en comunicación social. La filtración de un video para “demostrar la inocencia” de sus policías en el asunto de la periodista Mintzi Torres, lo descalifica moral y éticamente. Que gobierne y deje de defender a su mediocre gabinete.

D. El 1er Informe de Gobierno mostró claramente el talante de los medios afectados por la 4T. Para el periodismo chayotero y golpista, criticarlos es un atentado a la libertad de expresión; el gobierno electo democráticamente es una dictadura. Los conservadores moralmente derrotados, buscan imponer la mentira como si fuera verdad.
E.
La comentocracia, en medios impresos y electrónicos, y redes sociales, defiende a un grupo rapaz que vivió de saqueo y corrupción con discurso de odio que busca hacerlo víctima, pero antes alabó corrupción, saqueo, impunidad, masacres, complicidad, fraudes electorales. A AMLO y su gobierno no los ven como opositores, sino como enemigos.

La última y nos vamos: 1. Renuncias (Alejandra Barrales, Juan Zepeda, Flores), manotazos en el Estado de México, Michoacán, negativas a desaparecer, secuelas del acuerdo cupular orquestado por los “chuchos” del PRD, para vender un registro a políticos de poca monta. 2. No extrañan dichos de Felipe Calderón exigiendo que el dinero para los ninis sea para una guerra que ha dejado miles de muertos, desaparecidos, desplazados, feminicidios, a quienes llama “animales salvajes” y criminaliza. 3. Testigo protegido en AristeguiNoticias.com (08/30/2019), reveló que la Estafa Maestra tuvo intencionalidad criminal, pues algunos “estudios o servicios” solicitados a instancias universitarias pudo realizarlos su personal especializado, pero el solicitante (SEDATU) lo rechazo pues tenía “empresas” para hacerlos. 4. El acuerdo con las constructoras de gasoductos muestra: el reposicionamiento del Estado mexicano ante empresarios nacionales y extranjeros, y cambios en los términos de la relación con el empresariado. 5. El gobierno michoacano y su partido PRD buscan deslindarse de la ola de violencia. Entre rumores de que el gobierno federal “negocia” con el CJNG, alcaldes puestos por “El abuelo” en Tepalcatepec o supuesta “autocomplacencia” del mensaje presidencial, tratan de ocultar su incapacidad y derrota moral.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses