Samuel Ponce Morales
La Conspiración
AMLO, caso Mireles
Miércoles 11 de Septiembre de 2019
A- A A+

En torno a las declaraciones del subdelegado del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles, en el sentido de llamar pirujas a las parejas de los derechohabientes de la dependencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador, demanda del inculpado una disculpa pública “sincera” a Mireles y “el compromiso de jamás volver a ofender a las mujeres”.

En la entrevista colectiva calificada como la mañanera, el mandatario federal externó que “si existen denuncias por estas expresiones que la autoridad competente resuelva, yo creo que tenemos que ser respetuosos en general y respetar a las mujeres y evitar esas expresiones.

Y es que, añadió, afectan la dignidad de las personas en todo sentido; no se deben tener esos desplantes, no corresponden no solo a nuestro gobierno, sino a la sociedad. “[ ...] Puede ser que si no hay denuncia, no se dé una resolución, pero si existe hay instancias; yo antes de pedir la renuncia le pediría que ofreciera públicamente una disculpa.

Reportera.- ¿Haría que viniera a esta conferencia mañanera a disculparse?

No hace falta



Reportera.- Ya se disculpó, la semana pasada cuando utilizó el primer termino de “pirujas”, pero hay un segundo video dónde dice “nalguita”. ¿Qué nivel de tolerancia hay en su gobierno?

AMLO: Vamos a pedirle que desde ahora, que hoy mismo ofrezca una disculpa pública y que no solo exprese eso, no es decir, yo ofrezco una disculpa si ofendí a las mujeres como es evidente, sino “hago el compromiso sincero de actuar con respeto a las mujeres y a todas las personas y seres humanos y hago el compromiso de educarme en esta materia y reconozco que cometí un error y como seres humanos que cometemos errores lo acepto y al mismo tiempo me comprometo a nunca jamás volver hacerlo” algo así, sincero, porque les aseguro que podría yo pedirle la renuncia, pero vamos a que todos nos perdonemos y que todos estemos dispuesto a rectificar.

Celos en Morena Michoacán



El pacto por el desarrollo económico de Michoacán y Guerrero, signado la semana pasada, desató una nueva disputa al interior del partido Morena.

Miguel Ángel Sandoval, exlíder estatal del partido guinda y exporro universitario, condenó a los miembros de su partido que respaldaron el acuerdo firmado por los gobernadores de Michoacán, Silvano Aureoles, y de Guerrero, Héctor Astudillo, así como líderes de partidos políticos y sectores de la sociedad civil.

El documento fue dirigido al presidente López Obrador para que se implemente un paquete de incentivos fiscales que detonen la inversión en el Puerto de Lázaro Cárdenas. Hasta ahí todo bien.

José Manuel Mireles.
José Manuel Mireles.
(Foto: Especial)

Sin embargo, a Sandoval le irritó que la carta fuera avalada por Sergio Pimentel, dirigente estatal de Morena, así como por el diputado local Alfredo Ramírez, el senador Cristóbal Arias, y los alcaldes Raúl Morón, Víctor Báez e Itzé Camacho, de Morelia, Pátzcuaro y Lázaro Cárdenas, respectivamente.

Y llevó su desahogo a las redes sociales, con este dardo: "una vez más quedan para la memoria los que pretenden acabar con un esfuerzo de millones que confían en todo un movimiento de lucha. Lo nuestro es cuestión de dignidad".

El posteo lo acompañó de una fotografía del referido evento, con los rostros de Pimentel y Ramírez en un primer plano de la imagen, y del resto de los enlistados ingresando a Palacio de Gobierno.

Como era de esperarse, en un partido donde las aguas ya hierven incluso a nivel nacional, la postura del exdirigente morenista generó reacciones encontradas.

"Por eso no avanzamos, porque todos andan del chongo (...). Usted como fundador de Morena haga lo que le corresponda, de lo contrario seguiremos todos contra todos", reviró uno de los usuarios de la red social, y posible militante del partido guinda.

Otro más pidió la expulsión de los implicados.

"¿Y qué esperan para sacarlos del movimiento? Estos nada más desgastan a la 4T", fue el argumento.

Nada es lo que parece



Ante la posibilidad de que su fuerza política no sea tomada en cuenta seriamente al interior de Morena Michoacán, algunos dirigentes de otros institutos políticos están dispuestos a convocar a los integrantes de la corriente experredista ADN a que se sumen a ellos, incluso uno de ellos podría ir más allá y negociar que su líder Carlos Torres Piña sea aspirante a la próxima gubernatura. Veremos.

Conjuro



Ahora, hasta una Notaria tiene que dar fe de quién es el líder de la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso de la Unión.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa