Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
Nostalgia y derrotas morales
Miércoles 11 de Septiembre de 2019
A- A A+

A. Desmontar el apoyo mayoritario de los mexicanos a AMLO, que ha oscilado, según las últimas encuestas entre 60 y 70 por ciento, más allá del 53 por ciento de la votación original del 1 de julio de 2018, está desgastando a sus “opositores”: partidos políticos en extinción, empresarios golpistas, medios y comentócratas, campañas en redes sociales.

Por supuesto, ese apoyo no será para siempre y tampoco imposible de desarmar, pero la derrota moral en la que los partidos políticos están inmersos y el poco empuje de OSC empresariales, empresarios golpistas, comentócratas y medios contrarios, les está complicando sus guerras de odio, fakenews, escándalos mediáticos y notas infames.

Este escenario tiene como contexto el aumento de la violencia delincuencial, estancamiento económico, amenazas de recesión global, guerra comercial Estados Unidos-China, presiones para restringir aún más el paso de los transmigrantes. Se busca afianzar una visión negativa de un gobierno elegido democráticamente.

Sin embargo, por tocar intereses de políticos y empresarios de derecha, minimizan o desacreditan las acciones contra la corrupción del poder político y económico, fin a privilegios de la alta burocracia, distribución directa de recursos públicos a los más vulnerables, atención a jóvenes, replanteamiento de la relación empresarios-gobierno.

Para la derecha mediática y empresarial es clientelismo y venganza política, pues buscan que sigan asistencialismo, marginación de adultos mayores y jóvenes, criminalización juvenil, intermediación con dinero público que suscita lucro privado, favores a elites económicas (condonación y devolución de impuestos, contratos, facilidades fiscales).

La vida democrática en México no inició el 1 de julio de 2018, pero se afianzó entre muchos mexicanos que observaron durante 18 años la traición de Vicente Fox, la guerra esquizofrénica de Felipe Calderón, y corrupción y saqueo con Enrique Peña Nieto, quien profundizó y dio continuidad a guerra, corrupción y saqueo de sus predecesores.

Por ello, la nostalgia por el saqueo y la corrupción están en el centro de los discursos de odio de comentócratas, OSC empresariales, empresarios, marchistas fifís. Se defiende a un grupo rapaz que se auto-victimiza, pero que alabó y normalizó corrupción, saqueo, impunidad, masacres, complicidad, fraudes electorales.

Sin duda, la crítica fundada a decisiones equivocadas, erróneas y erráticas es importante, pero quienes cuestionan, como afectados que resienten los cambios en la relación gobierno-partidos políticos-medios-empresarios, poco o nada dijeron en los años dorados de PRI-PAN, los que justificaron la corrupción y el saqueo como una cuestión cultural.

B. La violencia en México tiene múltiples caras. No es nueva y sus caminos son diversos. La ligada a la delincuencia, al crimen organizado, escaló a partir de la estúpida declaración de guerra de Felipe Calderón en 2006, pues sin una estrategia real decidió sacar a la calle a las fuerzas armadas convirtiendo en infierno la cotidianeidad mexicana.

El combate a la pobreza y atención a grupos vulnerables para ir a las causas del problema de la delincuencia y la violencia, cooptación de jóvenes y comunidades enteras por el crimen organizado, tiene límites si no es acompañada por acciones de pacificación, desarticulación de bandas, recuperación de territorios ganados por los criminales.

Asimismo, en la estrategia están ausentes el debate integral, víctimas, especialistas, gobiernos estatales y municipales. La escalada de violencia tiene base territorial, sustentada muchas veces en vínculos perversos a nivel local. Falta una solución de Estado, allende el combate a la pobreza, atención a grupos vulnerables y discursos que polarizan.

Se busca afianzar una visión negativa de un gobierno elegido democráticamente.
Se busca afianzar una visión negativa de un gobierno elegido democráticamente.
(Foto: Especial)

C. En relación a los feminicidios, la violencia de género y la lucha de las mujeres, la comentocracia apela a la “sensibilidad” (RAE: 1. Facultad de sentir, propia de los seres animados. 2. Cualidad de sensible. 3. Manera peculiar de sentir o de pensar), es decir todo es un asunto de sentimientos, no de un reclamo legítimo de las mujeres violentadas.

La lucha de las mujeres no puede ser encuadrada en “sensibilidades” y empatías; si bien se requieren de alguna manera, la legitimidad de sus demandas está más allá de sensiblerías. El acoso, abuso, maltrato, feminicidios son reales y su rechazo refleja cuestionamientos a la sociedad patriarcal, misoginia y machismo.

Es cuestión de poder y dominación patriarcal que supone a los hombres centro de la sociedad. La familia patriarcal es buen ejemplo. En Michoacán crecen los feminicidios, pero pocos son catalogados como tales, y la ola de violencia contra las mujeres no para. Y no es solo en los municipios con AVG, sino en toda la entidad y en el país.

La última y nos vamos:

1. Lamentables los dichos del médico Juan Manuel Mireles, hoy subdelegado del ISSSTE en Michoacán, pero igual el oportunismo en aras de protagonismo del desgastado y casi inexistente PRD michoacano, discursos de una diatriba entre machos misóginos, no a favor de las mujeres. 2. En Estados Unidos una nueva crisis de salud pública se asoma: los cigarros electrónicos están dejando estragos que preocupan, mientras los opiáceos siguen matando a miles cada año y algunas farmacéuticas enfrentan multimillonarias demandas por promover su consumo. En México, cuándo se reconocerá que ambos podrían causar otra crisis de salud pública de incalculables consecuencias. 3. El PEF 2020 ha concitado discursos a favor e inventos de la derecha por doquier, pero nada dicen que 88 por ciento del presupuesto por 6.1 billones de pesos, está comprometido para el pago de la deuda pública (11 billones de pesos) que PAN-PRI contrajeron, y la red delincuencial de facturación falsa que se extendió al amparo del gobierno y funcionarios de Enrique Peña Nieto. 4. El viernes pasado fue cerrada la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM en protesta por la presencia del derechista Ricardo Anaya, excandidato presidencial de PAN-PRD-MC, rey de moches y presunto lavador de dinero. En un comunicado los estudiantes afirmaron: “Creemos que, en tiempos de ascenso de las derechas fascistas, entreguistas y asesinas en Nuestra América, no podemos permitir que, en aquellos casos, la universidad propicie que posiciones de esa índole germinen y además se autodenominen la oposición legitima, la cual amenaza con su retorno a gobernar”. 5. Dos periodistas con clara agenda golpista replicaron al gobernador michoacano por negar la violencia existente en la entidad. Unos y otros usan sus respectivos púlpitos para lavarse las manos ante evidentes situaciones. 6. La violencia en Morelia no para. Ya son cotidianos cadáveres y ejecuciones. Esperemos que Raúl Morón no le apueste a la normalización de la violenta tragedia. 7. Los dimes y diretes sobre el enfrentamiento delincuencial en las fronteras de Michoacán y Jalisco no resuelven el problema de gobiernos estatales y municipales que esperan que la federación nos resuelva el problema de la inseguridad. 8. Según Pew Research Center (08/28/2019), en el país del negacionismo, Estados Unidos, crece la preocupación por el cambio climático, al pasar de 40 por ciento en 2013 a 57 por ciento en 2019, pero es entre quienes se identifican como demócratas que la alarma cunde. 9. 56 por ciento bajó el paso de transmigrantes procedentes de Centroamérica y otros lugares del mundo con rumbo a Estados Unidos, medidas de contención que ponen en riesgo a los migrantes, pero que no “satisfacen” totalmente al neofascista Donald Trump. 10. El aumento histórico de las remesas en México sigue siendo usado política y clientelarmente. Las transferencias de dólares apoyan la balanza de pagos y su derrama económica en las regiones y localidades de origen de los migrantes favorecen el bienestar y la economía, pero poco se dice que a mayor recepción de remesas mayor dependencia familiar, local y regional.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México