Jueves 12 de Septiembre de 2019
A- A A+

Septiembre es un mes muy especial, difícil y esperanzador al mismo tiempo. Nos recuerda que podemos luchar por los anhelos, aunque parezcan imposibles de lograr, como fue el caso de dejar de ser Colonia- esclavos de España.

Nos recuerda que la lucha por las utopías se da a diario, en cada rincón del orbe, y que son realizables en cuanto trabajemos y luchemos por que se realicen. Tal vez no las veamos hechas realidad pero sembrar la semilla de la esperanza es vital.

Ayer día 11, se cumplieron 46 años del golpe de estado en Chile y de la muerte del entonces presidente Salvador Allende. Como olvidar el final del que fuera su último mensaje: “Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.”

Como olvidar la utopía Bolivariana, de una América libre y Unida.

La lucha de los pueblos por su independencia, su soberanía y la justicia nos recuerda que las utopías mueven al mundo, mueven conciencias, así como lo ha hecho septiembre a lo largo de la historia de nuestro país.

Cuando pienso en el arrojo y valentía de Hidalgo y Morelos, mi admiración por ellos y los miles que junto a ellos lucharon crece exponencialmente. ¡Enfrentarse no solo al poder económico y político, sino al ideológico y religioso fue totalmente heroico!

¡Que seres maravillosos, que no les importó ser excomulgados, mal vistos, perseguidos por quienes antes los adulaban y regalaban cuanto podían para ganarse un pedazo de cielo a pesar de sus pecados!

Cuanto amor y certeza de tener la razón tenían, que nada les importó dar incluso su vida. Al pensar en ellos, pienso también en los cientos de jóvenes que dieron vida al movimiento estudiantil, que se tornó en movimiento social en 1968.

El día de mañana viernes 13 se cumplen 51 años de la marcha del silencio, la cual salió del Museo de Antropología. El silencio hablaba más que mil palabras. El silencio era el grito de repudio hacia el lenguaje de las bayonetas.

Ayer día 11, se cumplieron 46 años del golpe de estado en Chile y de la muerte del entonces presidente Salvador Allende.
Ayer día 11, se cumplieron 46 años del golpe de estado en Chile y de la muerte del entonces presidente Salvador Allende.
(Foto: Especial)

El contingente estaba conformado por miles de jóvenes estudiantes, en la lucha por un país con libertades políticas, con libertad de expresión, donde imperara la justicia y cesara la impunidad.

Recuerdo como se escuchaban nuestras pisadas, como las de un ejercito sin más armas que nuestro amor por este país.

Recuerdo con emoción cada instante. A pesar de tener tan solo 14 años me incorporé al movimiento, y esa marcha, esa noche, en que los tanques entraron al zócalo apuntando a los que ahí estábamos, marcaron mi vida y la de muchos más.

Porque nadie puede negar que México fue uno antes del 68 y otro después de ese importantísimo movimiento estudiantil y social que cambió la historia nacional.

La marcha de ese viernes 13, fue convocada por el Consejo Nacional de Huelga (CNH) como una manifestación pacifista, protestando por la violencia institucional hacia el movimiento.

El fuerte silencio de miles y miles de gargantas fue la más dura protesta contra la represión a las ideas y la libre manifestación por parte de la administración de Díaz Ordaz. Ese día se dejaron las banderas roji negras y fueron ondeadas miles de banderas de México por los manifestantes. A la cabeza de la marcha iban retratos de los héroes de la independencia y de la revolución mexicana. Encabezando a todos iba un camión con un retrato de Emiliano Zapata y una bandera nacional.

En ese mismo lugar, 121 años antes, el 13 de septiembre de 1847, estudiantes de la academia militar, dieron su vida para liberar a nuestra patria del yugo norteamericano.

Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, Juan de la Barrera, Juan Escutia, Vicente Suárez y 40 estudiantes más, habrían recibido órdenes de Nicolás Bravo de abandonar el Castillo de Chapultepec, en ese entonces sede del Colegio Militar. Sin embargo, decidieron quedarse a defender la plaza ante el avance del Ejército de los Estados Unidos.

Juan Escutia, envuelto en la bandera nacional que ondeaba en lo alto del Colegio Militar, se lanzó sin que le importara perder la vida, para evitar que la bandera de México cayera en manos de los estadounidenses.

Hago mención de este hecho, para rendirles honor, pero sobre todo para rendir honor a los millones de jóvenes que han luchado y luchan porque en México haya justicia.

Justo ahí en Chapultepec, lugar sagrado de los Mexicas, el viernes 13 de septiembre de 1968, salía de Antropología la marcha del silencio que hizo retumbar el suelo de la Avenida Reforma, para finalizar con un lleno total del Zócalo, donde se tocaron las campanas de Catedral y se izó la bandera roji-negra en el asta bandera. Miles cantamos el himno nacional, conscientes de su significado e importancia.

Septiembre es mes de terremotos de conciencia y terrenales. En la mente de todos nosotros están hechos imposibles de olvidar.

La desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, de los cuales seguimos sin saber de su paradero y/o la verdad de lo que pasó.

¡Cuanto dolor, cuanta injusticia, cuanta impunidad!

Imposible olvidas las miles de muertes acaecidas el 19 de septiembre de 1985, las más de ellas debido a actos de corrupción y negligencia de las autoridades que permiten construir donde no se debería, y a los contratistas que meten malos materiales a las obras públicas, para ganancia de sus bolsillos y de los funcionarios en turno. Tal fue el caso de hospitales, escuelas y casas de interés social.

Las mismas razones valen para lo sucedido el 19 de septiembre de 2017. Muestra de que no aprendemos y que la avaricia y la corrupción son asesinas.

Mucho ha sucedido en nuestro país en el maravilloso mes de septiembre, época de lluvias en la que gracias a ellas, los cerros se visten de de verde y el cielo se torna claro, por desgracia la sangre de miles ha coloreado de rojo la tierra, avenidas y plazas.

“Tiembla la tierra.

Da principio a su canto el mexicano.

Con él hace bailar a águilas y tigres.

Donde resuenan los cascabeles, hacen sonar los corazones los mexicanos.

Se alzan los cascabeles, águilas, tigres.

Banderas de quetzal se despliegan, sobre él el mexicano que lucha.”

(Canto al son del Teponaztli – Cantares mexicanos)

¡Que viva México!

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es delito ser antiimperialista…

Tiempos de horror…

Larga y cruenta lucha…

Nada que celebrar…

A flor de piel…

No se olvidan los 43…

Igual pero diferente y único…

Septiembre…

El país que soñamos…

Tiempos de emergencia…

Indignación...

Legados ancestrales…

Verdades incomodas…

Nuestras raíces…

¡Cuánta impunidad!

¿Qué está pasando?...

Educación y conocimiento…

Guerra por el poder…

Impunidad…

Total impunidad…

Enorme deuda de la humanidad…

21 de mayo...

Entre fuegos...

Lo que parece utopía puede hacerse realidad…

Honrémosles…

Nuestra tierra…

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…