Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Violencia, tres en uno
Miércoles 18 de Septiembre de 2019
A- A A+

Los hechos ocurridos de violencia contra las mujeres en los últimos tiempos en Michoacán, el caso de la periodista Mitzi Torres, violentada por policías locales, de Manuel Mireles, quien dijo “pirujas” a parejas de derechohabientes del ISSTE, y de las jóvenes universitarias que denunciaron ser víctimas de acoso sexual, tienen un común denominador:

Se trata de una de los múltiples casos de violencia que padecen las mujeres (en su mayoría silenciados) y de violencia institucional por el espacio desde el cual se ejerció, y por la relación de jerarquía que existe entre las partes involucradas.

Si bien, por años se ha tolerado una cultura machista y patriarcal, donde hemos aprendido y naturalizado prácticas cotidianas que transgreden los derechos humanos de las mujeres y su dignidad, hoy ellas mismas, sobre todo las más jóvenes, están alzando la voz y diciendo basta.

Es preciso atender cada caso de violencia contra las mujeres en su respectivo contexto y desmontar una serie de prácticas, de lenguajes sexistas y de formas de relacionarnos que generan desigualdad entre hombres y mujeres.

En tanto que esto ocurre, en los tres casos antes citados, hoy las autoridades respectivas tienen la obligación de investigar y de proceder en consecuencia, es decir, la oportunidad para transformar de raíz una problemática que daña a la sociedad en su conjunto y la posibilidad de coadyuvar para que las mujeres accedan a una vida libre de violencia y de discriminación.

Tiempos electorales

Sin duda son tiempos intensos en las renovaciones de los órganos electorales del Estado, aunque por lo pronto más en el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM) que en el Instituto Electoral de Michoacán (IEM).

Como se sabe, en días pasados se lanzó la convocatoria por el Senado para la renovación de magistrados electorales, y en esta semana se sabrán los nombres de quienes aspiran a dicho cargo.

Así, concluye el periodo de los magistrados Ignacio Hurtado y Omero Valdovinos, y como de entrada la Ley Electoral les prohíbe expresamente en los siguientes dos años de que concluye su cargo, incorporarse a algún ente del gobierno o del legislativo, es entendible que estén valorando en este momento intentar la reelección, además de la experiencia acumulada. Más del primero que del segundo.

Silvano Aureoles Conejo.
Silvano Aureoles Conejo.
(Foto: ACG)

Sin embargo, el tema en general no será sencillo, pues de entrada existen dos variables que determinarán el resultado. La primera tiene que ver con el cumplimiento del principio de paridad que ya está en la Constitución, por lo que invariablemente una de las dos magistraturas tendrá que ser para una mujer, por lo que en todo caso el jaloneo será en cuanto a qué fuerza política tendría que pagar la cuota dependiendo de los perfiles que se registren.

La segunda variable tiene que ver con el hecho de que por la conformación tanto del Tribunal, como del Senado, todo indica que por lo menos en alguna de esas magistraturas la opinión de los senadores michoacanos de Morena será definitoria, ya que pueden argumentar válidamente que no tienen ningún perfil afín en la integración que se queda.

Y, bueno, lo que vendrá a confirmar lo mala que era aquella idea de reducir a tres el número de magistrados, pues de haberle hecho caso al diputado local Baltazar Gaona, le hubiere cancelado la oportunidad a los morenistas de incidir en la conformación del Tribunal que calificara la elección de gobernador de 2021.

Y entonces, la lucha será por la quinta magistratura en donde se la estarán disputando a Morena, el resto de los grupos políticos tratando de proponer a sus perfiles más cercanos. O en todo caso buscar una opción que equilibre, y que conjugue una buena opinión de todas las fuerzas políticas, es decir, un perfil más de consenso.

Todo lo anterior, mientras en el caso del IEM, como también se sabe, ya corren los tiempos de la convocatoria lanzada por el Instituto Nacional Electoral (INE) para designar al presidente que sustituirá a Ramón Hernández Reyes.

Siendo el procedimiento de designación en el caso del IEM, mucho más elaborado que en el caso de los magistrados, pues acá de entrada habrá examen, elaboración de ensayo y comparecencia, además de la correspondiente revisión curricular, mientras que en el Senado solo habrá revisión curricular y comparecencias.

Así pues, como se dijo, vienen tiempos intensos que habrá que seguir rumbo a la renovación de los órganos electorales en Michoacán.

Nada es lo que parece

Mientras que el gobernador Silvano Aureoles Conejo impulsa el Acuerdo por la Paz y Reconciliación en Michoacán, esperando que se replica a otros niveles, el alcalde de la capital michoacana Raúl Morón Orozco hizo lo propio con el programa “Morelia Te Quiero En Paz”.

Conjuro

Cierto, el caso de los granadazos del 15 de septiembre del 2008 es uno de los tantos emblemáticos de impunidad en el país.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa