Xuchitl Vázquez Pallares
A flor de piel…
Jueves 3 de Octubre de 2019
A- A A+

Es 2 de octubre. Los recuerdos se me amontonan a flor de piel, hace 51 años el pueblo de México libro batallas, con la razón y el espíritu como única arma.

Yo no recuerdo solo la injusta, cruel, e impune matanza del 2 de octubre, yo recuerdo la valentía, la alegría, la capacidad de organización, la capacidad de cuestionar al sistema, cuestionábamos al presidente, la corrupción, el entreguismo, la violencia, la intolerancia, la mentira y la impunidad en todos los ámbitos.

Recuerdo la ilusión en la mirada, la sonrisa en los labios, las consignas, el boteo, el volanteo, el apoyo incondicional de la sociedad civil. Recuerdo las multitudinarias marchas, el silencio, la rabia de nuestro pueblo por tanta y tanta injusticia.

Que en la memoria colectiva quede el recuerdo de lo que somos capaces, de la valentía, de nuestra capacidad de unión en torno a las grandes causas de nuestro pueblo.

Intentan hoy día, que el miedo se adueñe de las calles, intentan acabar con la capacidad de protesta, de unidad. De la alegría de saberse uno con todos en las grandes avenidas caminando por la realización del sueño colectivo de justicia.

Hace unos días una joven puso en su facebook; “Yo no sé para que la gente va a las marchas si no sirven para nada.”

Le conteste; “Justo eso es lo que quiere el poder que crean los jóvenes como tú, que las marchas no sirven para nada, que desconozcan la historia de los pueblos. En la historia de la humanidad se demuestra como las marchas realizadas para lograr los más nobles anhelos, han sin duda movilizado conciencias. Y eso es justo lo que hay que hacer; remover las conciencias de su letargo y del miedo. Y eso es justo lo que teme el poder, que la gente piense, que se reúna, que se organice, en torno a los sueños de justicia.”

Como ejemplo tenemos las enormes marchas de obreros a nivel mundial, clamando por sus derechos. Gracias a las cuales los trabajadores lograron tener seguridad social, jornada laboral de ocho horas etc. Recordemos las muchas marchas que tuvieron que organizarse para que se le otorgara el derecho al voto a las mujeres, las multitudinarias marchas en todo el orbe por la paz mundial, contra el imperialismo y la soberanía de los pueblos. Las marchas del 88, que sin duda tuvieron un gran logro; el que la izquierda tuviera una incidencia enorme en la toma de decisiones en este país. Gracias a esas marchas se logró lo que nunca se había logrado, sin arma alguna.

Lo que está pasando es muy grave, el que quiera el poder silenciar al pueblo, acallar su historia, amedrentar su valentía a expresarse, a exigir, y/o a gritar fuerte o en silencio sus anhelos, es sin duda un enorme retroceso que debemos evitar.

Cuestionábamos al presidente, la corrupción, el entreguismo, la violencia, la intolerancia, la mentira y la impunidad en todos los ámbitos.
Cuestionábamos al presidente, la corrupción, el entreguismo, la violencia, la intolerancia, la mentira y la impunidad en todos los ámbitos.
(Foto: Especial)

Provocadores pagados, cual mercenarios en las peores guerras colonialistas, son agentes de la oscuridad que finalmente mueven los hilos de sus títeres para sus mezquinos intereses.

Los que marchamos sabemos quiénes son, sabemos que quieren, que han querido, que temen, nunca nos han vencido. Volvemos a caminar por las sendas sagradas sin cansarnos de luchar por lograr que la justicia sea una realidad.

Lo grave es que los medios agrandan y fomentan el miedo y la intolerancia. No diciendo la verdad. Y las autoridades no cumpliendo su deber de tomarlos presos y que reciban castigo por sus actos delictivos. Si lo hiciesen, los jóvenes que venden su conciencia por unos cuantos pesos se la pensarían dos veces antes de hacerlo.

En Tlaltelolco se mataron a miles intentando el poder acabar con la valentía de salir a las calles a protestar por las injusticias.

Pasaron años para volver a salir, pero las calles volvieron a sentir nuestros pasos, nuestra determinación a lograr que en este país impere la justicia, la igualdad, sean respetados nuestros derechos y sobre todo nunca sea silenciada la palabra.

Recuerdo la marcha del 2 de octubre de 1998, se cumplían 30 años del 68, y por primera vez, había un regente de la Ciudad de México no impuesto por el presidente, sino llevado a gobernar la cuidad más grande del mundo, corazón de la patria, a un hombre de izquierda.

En esa marcha las pieles exudaban felicidad, mucho de lo que se pedía en el 68 se estaba haciendo realidad.

Urgía democratizar al país, era punto prioritario en las demandas del 68, y gracias a las marchas del 88, estaba Cuauhtémoc Cárdenas como regente. El andar de muchos había abierto caminos.

Los pasos de muchos que ya no estaban, pero que habían abierto camino resonaban fuertes y alegres ese día.

Éramos miles y miles, íbamos los que siempre hemos luchado contra la intolerancia, la desigualdad y la injusticia. Sentir que de alguna manera estábamos honrando a los caídos el 2 de octubre del 68, en los hechos, nos llenaba de alegría.

De eso hace ya 25 años. El tiempo parece volar, pareciera ayer cuando se lograba caminar por las grandes avenidas, sin recibir violencia alguna. Se fomentaba el conocimiento y las mejores expresiones culturales. Que diferente era a lo que pasó hace unos días, antes se gritaba ante la embajada de Estados Unidos.” Esos son, esos son, los que ch… a la nación”.

El lunes pasado los provocadores, disfrazados de anarquistas, intentaron quemar la emblemática librería Gandhi, como si fuera el conocimiento y la cultura el que ch… hoy a la nación. ¡Que diferente!, ¡que tristeza!

Recordé la quema de códices realizada por los españoles tratando de que se olvidara todo el conocimiento y la historia de este pueblo. Recordé la quema de libros realizada por el fascismo, intentando borrar de la faz de la tierra los sueños, la poesía, el espíritu libertario de la humanidad.

Nuestro pueblo se caracteriza por su creatividad, por su capacidad de expresión. Desde la época prehispánica la palabra florida es la más preciada.

La palabra que deja semilla, la palabra del corazón, la palabra de la razón, de la verdad.

La noche del martes murió León Portilla, Antropólogo de formación, amante y conocedor sin par del alma de los pueblos originarios.

La sabiduría y sensibilidad de los pueblos originarios, ha sido olvidada. La inconciencia y la intolerancia se apodera de las mentes. Mediante la violencia intentan silenciar la voz de los acallados.

“¿Qué es lo que pensáis? ¿Qué es los que recordáis amigos nuestros? De nosotros brotan las bellas flores. Elevemos nuestra palabra, nuestras flores, Así lo dejó dicho Coyolchiuhqui; Hemos venido a levantarnos del sueño. Hemos venido a hacernos, a vivir en la tierra. Flores son nuestro cuerpo. Algunas brotan, otras se marchitan. Lo dejó dicho Tochihuitzin”.

Antigua y nueva palabra. Miguel León Portilla

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es delito ser antiimperialista…

Tiempos de horror…

Larga y cruenta lucha…

Nada que celebrar…

A flor de piel…

No se olvidan los 43…

Igual pero diferente y único…

Septiembre…

El país que soñamos…

Tiempos de emergencia…

Indignación...

Legados ancestrales…

Verdades incomodas…

Nuestras raíces…

¡Cuánta impunidad!

¿Qué está pasando?...

Educación y conocimiento…

Guerra por el poder…

Impunidad…

Total impunidad…

Enorme deuda de la humanidad…

21 de mayo...

Entre fuegos...

Lo que parece utopía puede hacerse realidad…

Honrémosles…

Nuestra tierra…

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…