Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
1968: 2 de octubre no se olvida
Miércoles 9 de Octubre de 2019
A- A A+

Crimen de Estado. Crimen de lesa humanidad. Los Pinos. A 51 años de la masacre estudiantil de 1968, su conmemoración en el contexto del nuevo gobierno tuvo un cariz diferente. Más allá del vandalismo de grupos dizque anarquistas, adultos y jóvenes, marcharon en la Ciudad de México y otras ciudades para recordar y exigir ¿No más!

Asimismo, en Los Pinos, símbolo de las elites de los pasados gobiernos de PAN-PRI, y del saqueo y corrupción que perpetraron, se realizaron una serie de actividades para conmemorar, no solo una fecha, sino la lucha política y la búsqueda de una vida democrática que en su momento el PRI, posteriormente el PAN, negaron.

Las autoridades coincidieron: fue un crimen de Estado, un crimen de lesa humanidad. A la fecha la cifra de estudiantes masacrados aún no es clara. Tampoco la ira anticomunista, apoyada por la oligarquía, la derecha y ultraderecha, que ordenó masacrar a los estudiantes que exigían cambios, justicia, democracia. No más.

Una frase del historiador Pedro Salmerón, descontextualizada por la prensa golpista, Reforma, fue motivo para que la oligarquía mexicana pretendiera glorificar al oligarca Eugenio Garza Sada, y hundir en su desprecio golpista y clasista, a los jóvenes guerrilleros que clamaban por justicia y democracia.

La oligarquía mexicana tiene a sus defensores: comentócratas, intelectuales de derecha, empresarios, partidos políticos (PRI, PAN, PRD, MC), todos al unísono que desprecian cualquier manifestación de los mexicanos. Para la oligarquía y sus partidos políticos depredadores y corruptos no cabe la disidencia, solo su descontextualizada voz.

El 2 de octubre de 1968 es un referente moral y no olvidarlo no es simple retórica. Es importante que la sociedad mexicana asuma, no solo una fecha simbólica sino también los hechos en los que masacraron a cientos, quizás miles, de estudiantes. Incluso, la represión contra la guerrilla aplaudida por la oligarquía.

B. El saqueo. Condonar o exentar impuestos fue una atribución presidencial, «legal», pero el listado liberado a partir del martes 1 de octubre por el SAT, después de amparos promovidos por la OSC Fundar para conocer a quienes se han privilegiado fiscalmente, refleja el saqueo legalizado por PAN-PRI. Una pesadilla que llegó a buen término.

Condonar o implementar una amnistía fiscal, no solo legitimó el saqueo y la corrupción al Estado mexicano, también elevó a los privilegiados por millones de pesos a personajes de una elite que ha vivido del saqueo y la corrupción. La actual presidenta de Morena no tiene justificación, pues es parte de esos excesos.

Sin embargo, exhibir a la presidenta de Morena no exime a políticos, empresarios, artistas y demás depredadores. Grandes empresarios no pagaron miles de millones de pesos al erario público por amistad y cercanía con el poder político. Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto deben explicar este saqueo y corrupción.

Siete mil 884 contribuyentes fueron favorecidos. Se dirá que era «legal», pero esa «legalidad» fue acotada por los poderes económico y político para otorgar privilegios por 172 mil millones de pesos. Y otros 200 contribuyentes que pelean con amparos para que no sepamos quienes son y cuánto se embolsaron, implican 101 mil millones de pesos.

Adultos y jóvenes, marcharon en la Ciudad de México y otras ciudades para recordar y exigir ¿No más!
Adultos y jóvenes, marcharon en la Ciudad de México y otras ciudades para recordar y exigir ¿No más!
(Foto: Especial)

En este contexto, la diatriba de PANPRI- PRD sobre las leyes contra los factureros y las empresas fantasmas, cobra relevancia. Su reclamo es por una práctica, en las que esos partidos políticos están inmersos y bien posicionados, que llevaría a rendir cuentas a quienes hicieron del saqueo y la corrupción «normalidad».

C. La renuncia de Eduardo Medina Mora Icaza a la SCJN fue sorpresiva, pero no lo es de lo que se le investiga, tanto en México como en Estados Unidos. Acorde con el titular de la UIF, Santiago Nieto, narco, trata y lavado de dinero son los temas que lo llevaron a renunciar. La defensa de COPARMEX y la derecha intelectual, es de risa.

El exministro, pues su renuncia fue aceptada por el presidente de la República, aunque falta por ser ratificada por el Senado, jamás ha sido una blanca paloma. Con Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto fue premiado con distintos cargos para encumbrarlo y convertirlo en alfil del PRI-PAN y el empresariado derechista.

Aunque es indefendible, según la de rechista Denise Dresser, en los hechos acompaña a COPARMEX, OSC empresariales y demás comentocracia que han salido en su defensa, pues se les va un alfil que, por corrupto, tuvo que abandonarlos y el cartel de los ampareros ya no tiene quien lo apoye en sus corruptelas.

Según PAN-PRD la renuncia del ministro de la SCJN, Eduardo Medina- Mora, premiado con esa posición por Enrique Peña Nieto, exfuncionario de PAN y PRI, parte del reparto de cuotas de esos partidos políticos, fue por presiones de AMLO, pero su molestia es por perder un aliado cuyas resoluciones eran regularmente cuestionadas.

El PAN no sorprende acusando al presidente de la República, pues dice tendría «dominio total» de la SCJN. Aceptar la renuncia y proponer una terna es una atribución constitucional. Y ese partido corrupto y saqueador exige a la SCJN «explicar» las causas de la renuncia, pero un poder del Estado mexicano está por encima de un partido corrupto.

D. La sabiduría de Miguel León-Portilla estuvo ligada a su compromiso e interés por desentrañar, por un lado, las historias y desarrollo de los pueblos mesoamericanos, los que fueron considerados primitivos por décadas, y por otro, entender cómo la irrupción española implicó que la historia de los pueblos originarios fuera distorsionada.

El sabio, antropólogo, etnólogo, filólogo, investigador emérito, integrante de diversas instancias académicas y receptor de galardones y doctorados honoris causa, afirmó que la pobreza actual de los pueblos originarios le dolía; sus historias permitieron entender su rol en los procesos históricos a más de 500 años de la irrupción española.

La última y nos vamos:

1. Claudio X. González, vástago de empresario ligado a Carlos Salinas de Gortari, hizo fortuna con donaciones exentas de impuestos. Sus «investigaciones periodísticas», algunas sin sustento empírico («Jóvenes construyendo el futuro»), no tienen fines filantrópicos; en sexenios pasados publicitó supuestos actos de corrupción, pero jamás interpuso amparos. 2. La «política de seguridad» del gobierno michoacano parece clara: según un diputado saltimbanqui del PRD, la Guardia Nacional no debe ser un «elefante blanco», pero nada dice que su gobierno navega sin política de seguridad, pero pide dinero y a la GN para resolver problemas que atañen a las autoridades estatales y locales. 3. ¿Cultura del agua? Ahora si Raúl Morón escuchó a los asesores más estúpidos de su gabinete. La «cultura del agua», fantasía derechista como la «cultura de la corrupción». Cuando los gobiernos no saben cómo resolver un problema, culpan a la cultura. 4. Al lidercillo del PRD Michoacán, tan «preocupado» por el programa Bienestar del gobierno federal, debería consternarle que familias michoacanas completas, con Guerrero y Zacatecas, estén en la frontera México- Estados Unidos solicitando asilo por la violencia en la entidad. 5. Raúl Morón: Los ejecutados, descuartizados, ¿no son ciudadanos? ¿no merecen la pena ser considerados mexicanos? Criminalizar a ejecutados y descuartizados no resuelve el problema de la inseguridad. ¿Son delincuentes, no humanos? Última: Mientras el gobernador michoacano aviva su odio político contra la 4T, cuestionando al presidente municipal de Morelia de lo que el gobierno estatal carece, la reciente encuesta de Mifosky del desempeño de los 32 mandatarios estatales, lo ubica como el segundo peor evaluado (seguridad, percepción económica, situación personal y corrupción), además de señalarlo entre los mayores índices de corrupción.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Un año de gobierno

Intolerancia derechista 2

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente