Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
Oposicioncita patética
Miércoles 23 de Octubre de 2019

“No nos interesa andar por la vida en un manto de sangre”

Alfonso Durazo, SSPC

A- A A+

A. Entre la prensa crítica se afianza la sospecha que Culiacán fue una trampa urdida por los poderes facticos (partidos políticos, políticos, empresarios, narcos, DEA) para, de un lado, provocar un choque AMLO vs fuerzas armadas, y del otro, gritar “ingobernabilidad”, socavar a la 4T y exigir la renuncia del presidente de la República.

Los agoreros del chayote claman “derrota” del Estado mexicano, pero ¿cuándo un gobierno con su gabinete de seguridad aceptó el error? Vicente Fox Quesada pactó la “fuga” del Chapo Guzmán; Felipe Calderón celebró y criminalizó los “daños colaterales” de sus masacres; Enrique Peña Nieto, aplaudió la “verdad histórica” (Ayotzinapa).

No hay disculpa, pero la patética furia de PAN-PRI-PRD-MC no les sirve para ocultar que en los estados que gobiernan manda el narco y la violencia delincuencial se ha vuelto cotidiana. Y esta situación se debe a pactos, sobornos, impunidad que esos partidos políticos, políticos, funcionarios públicos, empresarios, han convenido con el narco.

La violencia delincuencial, guste o no la derecha intelectual, comentocracia, prensa golpista, es, como la corrupción y el saqueo, herencia de PRI-PAN-PRD. La estrategia del gobierno actual está a prueba, por lo que tendrá que revisarse y replantearse, pero enfrenta al menos tres sexenios de pactos entre políticos, empresarios y narcos.

Si bien el pasado no es referencia inobjetable, negarlo tampoco es entender el presente. Al neofascismo le urge sangre para acusar de autoritarismo, pero Atenco, Monterrey, Apatzingán, Tlatlaya, Ayotzinapa, entre otras masacres, no pueden ser ignoradas. En 18 años la violencia delincuencial avanzó, se consolidó al amparo de PRI-PAN.

La mezquindad de la derecha neofascista, comentocracia, prensa golpista, no alcanza a observar que la decisión tomada por el presidente de México fue para preservar las vidas de los mexicanos en Culiacán. De no haberlo hecho, la masacre sería hoy nota. Claro, la oposicioncita mediocre escandaliza lo que sea para avanzar su agenda golpista.

Esta frase epígrafe, del secretario de Seguridad refleja la importancia que los mexicanos tienen, quienes jamás interesaron a Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto. La sangre marcó 18 años de gobiernos derechistas. Y es lo que la derecha, ultraderecha y sus bots en redes sociales añoran, pero no para aplaudir, para golpear.

Alfonso Durazo.
Alfonso Durazo.
(Foto: Especial)

Parece sintomático que derecha y ultraderecha ignoren que, en la guerra de Felipe Calderón, fue capturado por la Marina, Omar Treviño Morales, alias Z42, líder de los Zetas, en 2009, en Laredo, Tamaulipas, a quien, en medio de una balacera, amenazas de matar civiles, saldo de unas cuarenta personas muertas, liberaron por órdenes del espurio.

Asimismo, en 2012, en plena contienda electoral, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del CJNG, fue detenido por la Marina en Zapopan, Jalisco. En medio de narcobloqueos fue liberado dos horas después con la intervención del gobernador, miembro del PAN. Vaya memoria de la derecha neofascista.

La miserable y patética oposicioncita pide sangre. No son solo poderosos intereses, partidos políticos-políticos-empresarios-narcos, sino una perversa y esquizofrénica conducta en la que sangre y violencia son apreciadas. Y la cantaleta católica de la vida a toda costa se queda corta. No fue un asunto de cobardía, fue de respeto por la vida.

El problema con la patética oposicioncita con su odio contra AMLO es que cada día se desprestigia a sí misma. En redes sociales el apoyo al presidente de la República creció a pesar de los ataques; también, la insidia de la comentocracia, intelectualidad derechista y los medios golpeadores, reflejó una agenda golpista sustentada en el odio.

Y acorde con reciente información, el fallido operativo del jueves pasado encierra más dudas que certezas: en septiembre de este año, el gobernador de Sinaloa, miembro del PRI, tuvo una reunión con la DEA. ¿Preludio de una situación para golpear al gobierno federal? ¿Narco acuerdos? ¿Traición de altos mandos, incluido el gobernador?

B. La aprobación de la revocación de mandato, que incluye la consulta popular, y la persecución legal de los factureros, delito que según cálculos oficiales implica entre 300 y 500 mil millones de pesos saqueados al erario público, exhibe el patetismo de PAN-PRI-PRD y cúpulas empresariales que pretenden ser oposición a la 4T.

En redes sociales, el patetismo de la supuesta oposición es evidente, pues su diatriba se resume en defender la ilegalidad: mejor los factureros y las empresas fantasmas. Tanto partidos políticos y empresarios defensores, al aparecer, están ligados al fraude fiscal. Gritan que es “terrorismo fiscal”, pero no dicen que su alboroto los evidencia.

La revocación de mandato no fue promovida por AMLO; Pablo Gómez en 2006 en el Senado lo hizo. Por ello, la supuesta histeria de esa ínfima oposicioncita, no solo es patética, es políticamente golpista. Ni reelección ni intenciones perversas por cumplir el mandato que 30 millones de mexicanos le confirieron.

C. Ante las críticas presidenciales, la Coparmex afirma que no es un partido político, pero se comporta como tal, mientras la oposicioncita partidista se rasga las vestiduras porque su modelo de corrupción y saqueo se diluye y sus quejas arrabaleras en la OEA, por supuesto autoritarismo, inflaman a los medios afines, pero de nada sirven.

En pleno paroxismo por la continuidad de lo que fue la cumbre de la corrupción y saqueo, la Coparmex miente, pues en los hechos disputa la hegemonía del nuevo modelo contra el anterior y su continuidad. No se trata de democracia, supuesto equilibrio de poderes, contrapesos, sino de acuerdos para proteger la globalización y el neoliberalismo local.

La fe por los paquetazos del FMI-BM y los privilegios del saqueo y la corrupción normalizada por los gobiernos de PAN-PRI y sus presidentes, uno hundido en la demencia, otro arengando a sus supuestas tropas para matar mexicanos y el último saqueando al país, es lo que defiende ese empresariado coludido con políticos y narcos.

La última y nos vamos: 1. Dice la oposicioncita patética que AMLO debilita los contrapesos, pero la derecha intelectual, comentocracia y prensa golpista suponen su “naturalidad”, no parte del sistema democrático. Las OSC empresariales y las financiadas con dinero público, órganos autónomos, tienen distinto origen, roles diversos, intereses, y representan a ciertos sectores de la sociedad. 2. El patetismo de la oposicioncita: A la renuncia de Carlos Romero Deschamps, gritan, en su defensa, “acoso” y “persecución política”. El líder, cómplice de corrupción y saqueo, defendido por PRI-PAN, en cuyas administraciones se enriqueció con la impunidad de ambos partidos políticos. 3. Los muertos de Aguililla e Iguala, los sucesos de Culiacán, Sinaloa, parecen parte de la agenda golpista del empresariado-narcos-políticos. 4. En Ecuador y Chile, el ciclo neoliberal, con represión, muertos y violencia de los gobiernos derechistas, busca su continuidad a costa de la vida humana. Los paquetazos de los buitres del FMI (alza de combustibles, aumento al transporte subterráneo) atizan las movilizaciones. 5. El gobernador michoacano golpea al gobierno federal por Culiacán, pero en su puerta el CJNG hace retenes en tres lugares de Los Reyes. 6. Abhijit Banerjee, Esther Duflo (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y Michael Kremer (Universidad de Harvard), galardonados con el Nobel de Economía por sus investigaciones para eliminar la pobreza, pero su enfoque micro que focaliza la pobreza, es otra forma de administrar un problema estructural del capitalismo. Última: Otra fakenews del periódico Reforma (10/22/2019) y sus ocho columnas: SAT no condonó, canceló impuestos incobrables a personas físicas y morales inexistentes.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Un año de gobierno

Intolerancia derechista 2

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente