Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El vídeo del hijo del Chapo
Jueves 31 de Octubre de 2019
A- A A+

En un vídeo que circula en redes sociales se da a conocer cómo fue la captura del hijo del Chapo Guzmán, en Culiacán, Sinaloa, y cuáles fueron los diálogos sostenidos con los militares.

El vídeo inicia con un “aguanta, aguanta”, que le dice un elemento a su compañero, mientras al fondo se escuchan los disparos cruzados entre el Ejército Mexicano y el Cártel de Sinaloa.

Los militares esperan posicionados a la expectativa de la salida de su objetivo: Ovidio Guzmán, hijo del Joaquín El Chapo Guzmán.

“Hey, hey, hey, hey,” en repetidas ocasiones, “sal, sal, sal”, una orden por parte de los militares.

“No voy a hacer nada, no traigo nada”, se escucha al tiempo que se abre la puerta de la casa.

“Sal, sal, Ovidio”, siguen ordenando.

“Hay mujeres y niños” grita, de forma desesperada, una acompañante de Ovidio en el interior de la residencia.

“Tranquila, tranquila” señalan los elementos, repitiéndolo en varias ocasiones. “Yo estoy tranquila”, responde.

“Muéstrame las manos, muéstrame las manos”, le indican a Ovidio, quien se mantiene en el interior de la casa, al parecer con temor, “enseña tus manos, hermano”.

La mujer empuja a un elemento, mientras grita algo inentendible entre los constantes ruidos ocasionados por los militares, mientras uno le responde “tranquila, señora”.

“Ovidio, oiga, tranquilo, salga aquí, venga”, le dice el elemento, el único que ha hablado durante la mayor parte del video.

“Tranquilo, tranquilo, pase, por favor, pase, por favor”, y Ovidio decide salir, mientras le entrega a su compañero un arma corta, una pistola, que decidió no accionar.

Aspecto de una manifestación del SPUM.
Aspecto de una manifestación del SPUM.
(Foto: Especial)

“Salgan los tres”, indica el soldado, mientras sus compañeros revisan, apuntando con sus armas, el interior de la vivienda.

“Tranquilo, tranquilo, Ovidio, tranquilo” le pide la mujer, casi suplicando que mantenga la calma al hijo de uno de los más grandes narcotraficantes del país.

“¿Traes armas?”

“No, ya no”, responde Ovidio, que al ver salir a uno de sus acompañantes detenido por los elementos de las Fuerzas Armadas señala, “no él no, no tiene nada que ver, oiga”.

“Dile a tu gente que paren todo”.

“Sí, sí, sí”, responde El Chapito, mientras mira preocupado el interior del edificio, está alterado. Lo posicionan arrodillado contra la pared, al igual que a todos los del interior de la casa.

“Dile a tu gente que pare todo, dile a tu gente que pare todo”, le vuelven a indicar.

“Paren todo” indica con una mano, mientras la mujer sigue gritando.

“Ovidio, háblale a tu gente y que pare todo”, le dicen con un tono de más modulado, tratando de razonar con Ovidio.

Los agentes continúan vigilando el interior de la casa, alertas; la mujer, que no ha sido identificada, se coloca frente a los militares, frente a las armas, mientras dice que dentro “hay niños”, con clara preocupación en su voz.

“No va a pasar nada, tranquila”.

“Señora, señora. No pasa nada, no se preocupe, señora” le dice el elemento que ha hablado durante la mayor parte del tiempo, mientras los otros también tratan de tranquilizar a la mujer.

“No somos delincuentes”, finaliza diciéndole a la mujer, mientras le dice a su compañero, “ahí mantenla wey” y regresa con Ovidio, quien ya está realizando la llamada.

“¿Tienes gente adentro?”

“No, no tengo, son mis hijas”

“Diles que paren todo”

Los elementos siguen con la inspección del interior “No veo más, ya no alcanzo a ver más”.

Al teléfono, Ovidio ordena “Ya paren todo, oiga, ya paren todo, ya me entregué, ya paren todo, por favor” y continúa diciendo “Ya paren todo, ya tranquilos, ya ni modo”, “Ya diles pues que se retiren, pero ya dígales, pues, ya no quiero pedos, ya no quiero que, que haya desmadres” finaliza el video.

Nada es lo que parece



En el tema de jubilaciones y pensiones, un gran paso se ha dado en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) al reunirse para hablar exclusivamente del tema la dirigencia del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) y las autoridades de Rectoría, en tanto que el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) sigue en una sospechosa cerrazón.

Conjuro



Morena Michoacán, y todo para qué…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

TEEM, con alfileres

Tres michoacanos con Mario Delgado

La incosteable Junta de Caminos

Morena, mujeres aspirantes

Hacen puré medidas de EU

ZEE, el muerto que nunca nació

Michoacán, el efecto INE

LeBaron, y los demás…

Múgica alrededor de Cárdenas

Rescate en las alturas

AMLO, los golpes de Culiacán y LeBarón

Michoacán, diagnóstico de empleo

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento