Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El super subsecretario
Martes 5 de Noviembre de 2019
A- A A+

Es el arranque de una nueva etapa para que la educación de los niños tenga un cambio, sea un parteaguas, fueron de las primeras palabras de Enrique Estrada Rodríguez, quien este lunes fue presentado por el gobernador Silvano Aureoles Conejo como el nuevo subsecretario de educación básica del estado.

Y antes de esa frase que tiene una mayor profundidad de lo que se puede leer a simple vista, ya se había puesto énfasis en la importancia del nuevo funcionario estatal, en donde lo de menos era su perfil para el cargo público, al establecerse que su designación tiene varias aristas, pues no se trata de un simple relevo:

1.- El nombramiento fue acordado por los Gobiernos de México y de Michoacán, en particular del secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán y el propio mandatario michoacano.

2.- Las funciones del nuevo subsecretario estarán enfocadas a llevar a buen puerto el proceso de la federación educativa del estado, siendo un ejercicio que servirá como ejemplo a nivel nacional.

3.- El subsecretario tendrá facultades amplísimas al interior de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), para que su encomienda no tenga ningún tipo de bloqueo burocrático que pueda ser retrasada.

4.- Y no tendrá que rendirle cuenta a nadie más que a ambos representantes gubernamentales, ni siquiera a quien esté de encargado de despacho o sea designado nuevo titular de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE).

El que se puede considerar como un super secretario es egresado del Instituto Politécnico Nacional (IPN) como ingeniero industrial y tiene estudios en administración pública y planeación y gestión educativa.

También llama la atención que cuenta con una experiencia laboral de 29 años en la función pública y nueve en el sector privado, “particularmente colaborando con titulares y directivos de áreas de toma de decisiones”.

Enrique Estrada Rodríguez.
Enrique Estrada Rodríguez.
(Foto: ACG)

Y acerca de su trabajo de 26 años en la SEP, en donde solo le falta ser secretario, considera que le ha permitido “tener una visión clara e integral y ser participe en la política educativa en México”.

Tensa relación



Vaya encontronazo que tuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador en la semana que terminó, en un episodio de toma y daca con reporteros por el espinoso caso Culiacán, al grado de echar mano de una frase de Gustavo Madero por parte del tabasqueño, para aludir a que los medios de comunicación critican las acciones de su gobierno porque hay libertad.

La soltó así:

¿Saben qué llegó a decir Gustavo Madero? Dice: “le muerden la mano a quien les quitó el bozal”.

Ocurrió durante la conferencia de prensa mañanera, cuando López Obrador fue cuestionado por reporteros de medios como Proceso, Tv Azteca y otros sobre dudas que sigue habiendo respecto al operativo en el que se detuvo y luego liberó al hijo del Chapo Guzmán.

AMLO fustigó a los medios que actúan, no en representación de los ciudadanos, “sino en función de intereses”; “Ya basta de la manipulación", lanzó.

Obrador señaló a periodistas de aprovecharse de "ciertas circunstancias" para desatar ataques al gobierno y dijo, en su argumentación, que no se puede, “por el amarillismo”, poner en tela de juicio una acción tan importante, que es un parteaguas en lo que era una política autoritaria, que nunca fue cuestionada por los medios, con honrosas excepciones.

Obrador dedicó varios minutos a reclamar a los medios el tratamiento informativo en el operativo en Sinaloa e incluso recordó pasajes de la historia de México, como el Porfiriato, donde se tenía -dijo- "una prensa sometida, abyecta, rastrera".

El episodio nubló aún más la ya tensa relación en Los Pinos, entre la 4T y algunos sectores de la prensa que, hace prever, más choques como el de hace unos días.

Nada es lo que parece



Cierto, más allá de las especulaciones de si su salida es o no por presiones, Alberto Frutis Solís fue removido de su cargo como secretario de Educación en el Estado en el marco del proceso de la federalización educativa, pero no se va con las manos vacías, pues tiene en su haber lo que sus últimos antecesores no hicieron: durar en el cargo más de tres años, no signar minuta alguna, concluir periodos escolares, no otorgar plazas automáticas…

Conjuro



Michoacán, ayer un “virrey” contra la inseguridad, hoy por la federalización educativa…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

TEEM, con alfileres

Tres michoacanos con Mario Delgado

La incosteable Junta de Caminos

Morena, mujeres aspirantes

Hacen puré medidas de EU

ZEE, el muerto que nunca nació

Michoacán, el efecto INE

LeBaron, y los demás…

Múgica alrededor de Cárdenas

Rescate en las alturas

AMLO, los golpes de Culiacán y LeBarón

Michoacán, diagnóstico de empleo

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento