Xuchitl Vázquez Pallares
Tiempos de horror…
Jueves 7 de Noviembre de 2019
A- A A+

Cuánta tristeza da ver cómo está el país, La violencia ha crecido exponencialmente. No me refiero solamente a los miles de muertos de un lado y otro, los cuales finalmente son todos mexicanos, sino de todo lo que está pasando; el despojo a las comunidades indígenas de sus tierras y agua. La impunidad con que actúan las compañías mineras extranjeras, las cuales extraen nuestras riquezas, dejando tan solo miseria, contaminación y muerte. Y nadie hace nada. Y al parecer no se piensa hacer nada.

El martes pasado un periodista pregunto en la conferencia mañanera sobre este tema, la respuesta fue, que no se pensaba hacer nada respecto a las concesiones, tanto en el sector minero, como en el petrolero.

Es muy preocupante, ya que si no se toman medidas contundentes al respecto, continuarán acabándose el país, continuará la violencia contra nuestra soberanía, contra nuestros pueblos, contra los trabajadores.

Cuando se habla de violencia se piensa en asesinatos, en balaceras, violaciones, secuestros, trata de blancas, trata de órganos, robo de infantes y feminicidios. Sin embargo, violencia es también el dejar que siga la impunidad, la corrupción, el latrocinio, la ignorancia, la miseria y la ilegalidad. El que continúen asesinando ya sea con armas o de hambre al pueblo de México, es violencia. Son una misma. La violencia ha permeado la cotidianidad, algo debemos hacer. Es deber de todos eliminar la violencia de una vez por todas.

No se trata de partidos, de ideologías o religión. Se trata de algo que nos afecta a todos, en lo individual y como nación. La violencia lleva ya asentada varias décadas. Me pregunto porque no ha sido realmente erradicada.

¿Porque se ha vuelto impune la violencia?

En uno y otro sexenio, de todos los colores, se ha prometido erradicarla, pero ninguno la ha combatido de raíz, porque es parte de la raíz del sistema que los sostiene.

El lunes pasado asesinaron a niños y mujeres de la familia LeBarón. Basta decir esto para darse cuenta de la brutalidad del ataque.

Murieron calcinados Rhonita María LeBarón con sus cuatro hijos de 8, 10 y sus gemelos de 6 meses de edad. La camioneta en la que viajaban quedó completamente calcinada y se pueden ver cientos de disparos.

Christina Longfor Johnson y Dawna Langfor, también fueron asesinadas. Christina llevaba a su bebé Faith, mientras que Dawna viajaba con sus nueve hijos. La bebé, de 7 meses de edad, sobrevivió milagrosamente, pues en su sillita de bebe, se ven dos disparos de bala. Cuatro de los hijos de Dawna fueron asesinados, sin miramiento alguno.

Uno de los niños más grandes logró huir con cuatro de sus hermanos. Logró llegar al rancho Las Moras, en el municipio de Bavispe, Sonora, para informar de lo sucedido y que había logrado esconder a sus hermanos, los cuales fueron rescatados horas después.

El ataque ocurrió en el camino a La Mora, una comunidad mormona fundada por la familia LeBarón.

.
.
(Foto: Especial)

La familia LeBarón llegó a Chihuahua en 1924, fundó una comunidad mormona, la cual lleva su apellido. Sus orígenes se remontan a Alma Dayer, quien llego a noroeste de Chihuahua con su numerosa familia. Dos de sus hijos; Joel LeBarón y Ervil LeBarón fundaron en 1955 una Iglesia mormona.

El primer suceso de los LeBarón que recibió atención pública se remonta al 2 de mayo del 2009 cuando fue secuestrado Erick LeBarón de 17 años. Exigían un millón de dólares para liberarlo, pero la comunidad de la iglesia protestó ante el gobierno y se logró que fuera liberado el 10 de mayo sin pago alguno. Tanto la familia, como los miembros de la iglesia se oponían, y aún se oponen, a hacerle el juego a los grupos delictivos. Sostenían que había que combatir a la inseguridad denunciando, no ocultando.

El 6 de julio de ese mismo año, secuestraron a Benjamín LeBarón hermano de Erick, junto a Luis Widmar Stubbs, otro miembro de la comunidad, por desconocidos que colocaron una manta frente a sus casas en la que explicaban que el asesinato fue respuesta a su activismo contra de la inseguridad.

En el 2018 la familia LeBarón tuvo fuertes confrontaciones con los ejidatarios que protestaban por la escasez de agua que afectaba sus comunidades, y es que mientras esto sucedía la comunidad LeBarón se poblaba cada vez más de árboles por lo que los culpaban de conducir agua de otros poblados para el riego y cuidado de sus plantas.

Habitantes de la comunidad LeBarón han sugerido la creación de una policía civil para resguardarse de hechos violentos contra su familia, medida que fue apoyada en un principio por algunos funcionarios, pero después fue rechazada.

La comunidad cuenta con un diputado local por ese distrito; Alex LeBarón, quien ha hecho denuncias sobre la inseguridad en la región.

Fernando LeBarón y Julián LeBarón, piden justicia. El primero señaló que las autoridades ya tenían conocimiento sobre la situación de inseguridad en la zona, porque ellos mismos lo habían advertido.

No hay excusa que valga para el ataque perpetrado contra las tres mujeres y sus niños. La indefensión en que esta la sociedad civil es preocupante e indignante.

Lamentable es que se politice, esto abona a la intolerancia y la desunión, que es justamente lo que no se necesita.

Me pareció interesante el saber el origen de la familia LeBarón, intentando entender lo que pasó, sin embargo, eso es irrelevante, pues la violencia ejercida contra las mujeres y los niños es inentendible. Esto no debió pasarles.

Porque sin importar el origen, la nacionalidad, la religión, la ideología, la edad, o estatus social, a nadie debe pasarle este horror.

Ni debió pasarles a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, ni a los cientos de mujeres asesinadas, ni a los cientos de niños robados, violados, vendidos, explotados, asesinados .No debió pasarle a todas las familias de las víctimas.

No debió pasarle a nadie. Duele tanto horror y tanta inconciencia.

El crimen organizado despoja a las comunidades indígenas, aniquila a los defensores y líderes comunales, para crear miedo, éxodo y finalmente silencio ante la impunidad.

Tal es el caso de la comunidad de San Lorenzo Azqueltán, ubicada en el municipio de Villa Guerrero en Jalisco, la cual se caracteriza por estar constituida por dos pueblos indígenas: los tepehuanos y wixáritari, quienes conviven y luchan por la restitución de 45 mil de las 94 mil 400 hectáreas que les pertenecen, según un título virreinal otorgado por la corona española, desde de 1733.

El pasado domingo 3 del presente, se registraron agresiones contra la comunidad indígena de San Lorenzo Azqueltán. Estos actos fueron perpetrados por personas armadas lideradas al parecer por conocido cacique del lugar, quien es uno de los mayores invasores del territorio comunal de Azqueltán.

Se ejerce violencia, injusticias y arbitrariedades en aras del poder. Trátese de lucha entre carteles, corrupción y latrocinio de servidores públicos, o de intereses extranjeros por hacerse de las riquezas del subsuelo.

La sociedad civil, México todo es el afectado.

Tiempos de horror estamos viviendo todos. No hay otra palabra para describir lo que acontece.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Ei tiempo vuela…

Basta de impunidad…

La lucha continua…

Es delito ser antiimperialista…

Tiempos de horror…

Larga y cruenta lucha…

Nada que celebrar…

A flor de piel…

No se olvidan los 43…

Igual pero diferente y único…

Septiembre…

El país que soñamos…

Tiempos de emergencia…

Indignación...

Legados ancestrales…

Verdades incomodas…

Nuestras raíces…

¡Cuánta impunidad!

¿Qué está pasando?...

Educación y conocimiento…

Guerra por el poder…

Impunidad…

Total impunidad…

Enorme deuda de la humanidad…

21 de mayo...

Entre fuegos...

Lo que parece utopía puede hacerse realidad…

Honrémosles…

Nuestra tierra…

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo