Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
Paz o la sangre del otro
Miércoles 13 de Noviembre de 2019
A- A A+

A. Es entendible la desesperación de la ciudadanía ante los recientes sucesos en Culiacán, Sinaloa y Chihuahua, pues a la estrategia de paz de AMLO le hacen falta piezas y su aterrizaje. Pero recordemos que la violencia actual no surge de la nada. A fines de 2006, Felipe Calderón, espurio presidente de la República, lanzó su guerra esquizofrénica.

Por ello, vale la pena retomar lo que afirma Epigmenio Ibarra, en su columna de la semana pasada: (Milenio, 06/11/2019): “… el terror recorre el territorio nacional a causa de...[la]… infame cruzada de Felipe Calderón Hinojosa. Así es, nada tuvo de “honorable” una acción que ensangrentó su sexenio con más de 150 mil mexicanos asesinados.

Con todo, es necesario recordar que la violencia delincuencial se sucede en el abandono de territorios en los que los gobiernos municipales y estatales tienen funciones claras. La comentocracia chayotera empresarial, ha pretendido culpar al gobierno actual, pero buscan hacer tabla rasa del pasado reciente.

En los pasados tres sexenios, el abandono gubernamental (PAN-PRI) de comunidades, localidades y regiones del país, profundizó añejos procesos que, en muchos casos, motivaron la masiva migración a Estados Unidos. Zonas que, en los fatídicos años neoliberales, la delincuencia organizada colonizó a sangre y fuego.

Vastos territorios fueron arrebatados a pobladores, gobiernos locales y estatales, con la connivencia o sojuzgamiento de las autoridades de todos los niveles. La guerra de Felipe Calderón provocó miles de muertos, desplazados, desaparecidos, feminicidios, pero no hizo mella en la presencia delincuencial. Enrique Peña Nieto continuó las masacres.

Hacer tabla rasa del pasado, como la oposicioncita PAN-PRI-PRD-MC, comentocracia y derecha intelectual pretenden, no acabará con la brutal violencia delincuencial, parte de un proceso histórico que tuvo su cenit con la guerra de Felipe Calderón, quien buscó la legitimidad que nunca obtuvo, asumiendo las estrategias geopolíticas de Washington.

La hipocresía de derecha y ultraderecha mexicana, es proverbial. Ayer usaron la muerte de la exgobernadora de Puebla y su esposo senador, hoy la tragedia de los LeBaron, para intentar sacar ventaja política, pero las masacres iniciadas por Felipe Calderón-PAN, continuadas por Enrique Peña Nieto-PRI, nunca merecieron su “indignación”.

El fallido arresto de Ovidio Guzmán en Culiacán y el lamentable asesinato de miembros (mujeres y niños) de la familia LeBaron, conocida por el activismo de Julián LeBaron, son usados por la oposición golpista para atacar al gobierno de AMLO. PAN-PRD-PRI, como es usual en estos partidos políticos, usan las tragedias para posicionar su agenda.

Sin embargo, como la oposicioncita no ve salidas políticas para posicionar su agenda, poco le funciona el uso de tragedias, exigen continuar la guerra contra el narco y la expedición punitiva electoral “ofrecida” por Donald Trump. Su indisposición para construir democracia es evidente: la sangre de los otros, no la paz.

.
.
(Foto: Especial)

Abandono gubernamental, secuestro de territorios, violencia brutal y una estrategia de paz difícil de implementar, caracterizan el primer año de gobierno de la 4T. Pero la guerra no puede ser la respuesta. Ni política ni socialmente puede imponerse la supuesta disyuntiva paz o la sangre de los otros, como la oposicioncita enarbola.

B. Ante el retorno del ciclo de las rebeliones latinoamericanas contra el capitalismo salvaje y depredador, en su forma neoliberal y globalizadora, el neofascismo fabrica escenarios, con el apoyo de Estados Unidos y medios derechistas, para derrocar gobiernos democráticos por medio de golpes de estado, como es el caso de Bolivia.

Como algunos expertos –no la comentocracia chayotera que se autoproclama experta en lo que sea- asientan, por un lado, el presidente boliviano, Evo Morales, forzó algunas situaciones para su cuarta reelección, y por otro, la derecha y ultraderecha boliviana fabricaron el escenario para un golpe de estado.

No sorprende la postura del lacayo de Estados Unidos, Luis Almagro, quien regentea la OEA. Según reportó, sí hubo irregularidades en las elecciones de Bolivia, pero el Center for Economic and Policy Research (CEPR), think tank estadounidense, lo desmintió, pues no presentó pruebas, afirmando la inexistencia del fraude electoral.

El golpe de estado responde a la pretensión del neofascismo por recuperar el poder que le arrebató el pueblo. La perorata de su principal instigador, Luis Fernando Camacho, neofascista, cristiano extremista, émulo del neofascista Bolsonaro y el narcotraficante Pablo Escobar, anunció el regreso de la biblia al Palacio Nacional en La Paz

La última y nos vamos:

1. El ciberataque contra Pemex la semana pasada, es parte de la estrategia de la derecha, cuya finalidad es colapsar, no solo a la paraestatal mexicana sino también al gobierno de la 4T. La situación provocó rumores que pretendieron colocar en el imaginario social la escasez de combustibles para provocar pánico, caos en el mercado y alzas injustificadas de las gasolinas. 2. Y la derecha mexicana, particularmente el PAN, se arrebata contra el asilo político otorgado por el gobierno mexicano al derrocado presidente boliviano. Como es moreno e indígena, el odio de esa derecha neofascista lleva su agenda golpista al extremo, cuando México ha sido ejemplo en la política de asilo (españoles republicanos, chilenos y argentinos que huyeron de sangrientas dictaduras, entre otras nacionalidades). 3. PAN y PRI, rechazaron la revocación de mandato, no porque no esté claro que nada tiene que ver con la reelección, sino porque de haber existido en tiempos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, sus gobiernos no hubiesen durado sus respectivos sexenios. También, porque de regresar al poder, podrían ser expulsados ipso facto por corruptos y saqueadores. 4. Increíble. El extremismo feminista alegando que el despido por mediocridad de una funcionaria pública, es violencia de género. No creo que la igualdad y equidad aguante este tipo imposturas que en realidad son simple golpeteo político alimentado desde las catacumbas del autoritarismo de las elites políticas conservadoras. 5. El retiro de anclajes y construcciones en espacios públicos, es devolverle a la gente su ciudad. PRI, PAN y el expresidente municipal independiente-PAN, permitieron el abuso de negocios que invadieron aceras, calles y vialidades donde propietarios de casas y negocios se apropian de espacios públicos para estacionamientos privados y clientes. 6. Los estados y municipios del país que amagan al gobierno federal y los diputados, exigiendo más dinero, además de que han acrecentado su deuda pública, adeudan impuestos (ISR), energía eléctrica (CFE) y agua (Conagua), y suponen que el gobierno federal les debe dar más dinero, sin rendir cuentas ni pagar adeudos. 7. Hace 30 años cayó el muro de Berlín, mostrando al mundo el fracaso del “socialismo realmente existente”, mientras el neoliberalismo tomaba por asalto, entre dictaduras y democracia, la sociedad, potenciando el capitalismo salvaje y depredador, pero América Latina hoy intenta cavar la tumba neoliberal, pues la lucha por una vida mejor está más allá de sistemas sociales, económicos y políticos represores. 8. El gobernador michoacano afirmó que, con la visita del embajador de Estados Unidos a Michoacán por la Noche de Muertos, la alerta que pesa sobre el estado está anulada; dicho funcionario puede recomendar, pero solo el Departamento de Estado de ese país decide. 9. La SCJ de Estados Unidos decidirá la situación de los dreamers hasta junio, aunque el martes 12 de noviembre escuchó los alegatos a su favor para permanecer en ese país. 10. Vivir fuera del presupuesto público es una tragedia, por eso quien pronto dejará la CEDH en Michoacán, va por un cargo político con alguno de los partidos políticos menores, cual corresponde a su mediocre trabajo.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Un año de gobierno

Intolerancia derechista 2

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente