Rogelio Macías Sánchez
ALGO DE MÚSICA
Abrió el XXXI Festival de Música de Morelia
Martes 19 de Noviembre de 2019
A- A A+

Muy rápido se nos fue el primer fin de semana de los dos que ocupará la trigésima primera edición del evento cultural consentido en nuestra ciudad: el Festival de Música de Morelia (FMM). Abrió el viernes 15 en la Iglesia Catedral con una velada cuyo mérito principal fue recordar y rendir homenaje a instituciones y personajes verdaderamente trascendentes en la historia de la música en la ciudad. Se repitió, casi completo, un concierto que presentó hace ochenta años (en 1939) el maestro Miguel Bernal Jiménez en el Teatro Ocampo, en el que se dieron a la luz los tesoros del Archivo de Música del Colegio de Santa Rosa de Santa María de Valladolid, que, fundado en 1743, funcionó como un verdadero conservatorio de música hasta 1870, cuando fue clausurado definitivamente. Entonces y ahora se presentaron piezas anónimas y de varios compositores hispanos, novohispanos e italianos del siglo XVIII, cuyas obras se ejecutaron en la entonces Valladolid.

Ahora el concierto se dio en la Catedral casi llena de un público entre obligado y curioso, con la Orquesta de Cámara del Conservatorio de las Rosas, el Ensamble Vocal Turulunegro y músicos especializados en música antigua, todos bajo la dirección de maestro británico Andrew Lawrence King, notable arpista y director de música barroca. La velada fue complicada y muy interesante, pero no resultó lucida. La catedral no es un recinto propio para esa música, ni por su acústica ni por su visibilidad. La sonorización, para llevar el sonido a todo el recinto, fue de mala calidad y el programa fue muy largo para estos tiempos y a esas horas de la noche, después de las nueve y media. Pero terminó con un aplauso entusiasta, que finalmente es lo que califica a un evento de esta clase.

Al día siguiente, la tarde del sábado 16, en el hermoso recinto que es la Pinacoteca del Templo de San Agustín, se ofreció un concierto con dos guitarristas prestigiados y de larga carrera internacional: James Grace, de Australia, y Morgan Szymanski, mexicano. Fueron ocho obras para dos guitarras o arreglos pare el dúo de piezas orquestales o para una guitarra. Se hicieron en orden cronológico, y así escuchamos música de Ferdinando Catulli, italiano del siglo XVIII, Francisco Tárrega y Manuel de Falla, españoles de los siglos XIX y XX, para seguir con música latinoamericana moderna. La primera fue de Manuel M. Ponce, mexicano de la primera mitad del siglo XX, y las otras cuatro, totalmente contemporáneas, tanto, que hubo un estreno de Julio César Oliva, mexicano: un lindo Danzón. Hubo piezas de los brasileños Celso Machado y Paulo Bellinati, alegres, rumbosas y simpatiquísimas.

Como puede apreciarse por este relato, fue un programa ligero, magníficamente presentado por los artistas, pero en un ambiente poco receptivo de un público que asistió más por invitación que por iniciativa propia y que prefería grabar audio y video con sus teléfonos celulares que escuchar, gustar y disfrutar la música por la música misma. El problema es que también arruinan el espectáculo para los demás. Ni modo, porque creo que esto es un mal irremediable en nuestra época y en nuestro país.

Hubo otras cosas interesantes en este primer fin de semana del FMM. No se puede estar en todo y sólo digo de aquello a lo que asistí. Seguiré atento de lo que continúa y se los platicaré. Hasta entonces.

Sobre el autor
Rogelio Macías Sánchez Médico cirujano por la UNAM, Especialidades de Neurología y Neurocirugía. Con ellas, ha ejercido en instituciones oficiales y en la práctica privada. Catedrático de la Universidad Michoacana Amante de la música clásica desde sus primeros años por inducción familiar, se desarrolló como melómano cultivado por iniciativa propia. Por confluencia de circunstancias se ha desarrollado como periodista aficionado en el ámbito cultural en la crónica y crítica de música clásica. También, y auténticamente por amor al arte, ha sido promotor de eventos magníficos de música clásica en Morelia.
Comentarios
Columnas recientes

De los nombres de las notas

De la música clásica en el 2019

Melodía y armonía; vocales y consonantes

A propósito de festivales de música en Morelia

Cerró el XXXI Festival de Música de Morelia

Abrió el XXXI Festival de Música de Morelia

Una vez más, habemus Festival de Música

Inédita, insólita e irrepetible

Rhapsody in blue en el Conservatorio de las Rosas

De Sylvia Ordóñez y Gerhart Muench

Del Festival Internacional de Guitarra de Morelia

“La Matraca” en “Todos los Jueves”

La OCUM estrena obra de Manuel Cuevas

La Sonata Hammerklavier y el Cuarteto Opus 130 de Beethoven

De mis mejores recuerdos de la música/6

Ilusión, frustración y gusto con la OCUM

Todos los jueves en el Conservatorio de las Rosas

De lo mejor de mis recuerdos en la música/5

De la veleidad humana y algunas de sus razones/2

De la veleidad humana y algunas de sus razones

De lo mejor de mis recuerdos en la música/4

De lo mejor de mis recuerdos en la música /3

De la música clásica en el 2018

Artículo 1000: Cerró el XXX Festival de Música de Morelia

Concierto de la Camerata Morelia

El mito de don Juan

Promesa cumplida: De Tonantzin Ortega con la OCUM

Medicina, música y neurología con la OCUM

Tapabocas de la OCUM

Dmitri Shostakovich en el Conservatorio de las Rosas

Domingo Ortega y la OCUM

Del teatro lírico

El trovador de Giuseppe Verdi en León

Algo de música

Regresó la música a Morelia.

De algunas mujeres músicas (compositoras de música)

De las mujeres de los músicos/6

ALGO DE MÚSICA

Concierto histórico de la OCUM

¡Ser poco el amor y desperdiciarlo en celos!

Parece ser que regresamos a la normalidad

De los directores de la Osidem

Volver a recordar

Como chango sin mecate

Algunas reflexiones sobre sociología de la música

Música, arte, cultura y sociedad

22 años sin Eduardo Mata

De la música clásica en 2017

La Creación de Haydn

El Coro de la Transformación en el Sanatorio La Luz

Ensamble Contemporáneo de Morelia

XXIX Festival de Música de Morelia. Tercer fin de semana

XXIX Festival de Música de Morelia. Segundo fin de semana

“Cuicayólotl” o “Canto del corazón”

Habemus XXIX Festival de Música de Morelia

Música y béisbol

De la música en las bodas

La Universidad Michoacana festeja su Centenario

Magnífico concierto con fines benéficos

Un poco de historia de mi pasión por la música clásica

La música y los terremotos de México

Rafael Méndez en “Todos los jueves”

De nueva cuenta con la OCUM

Un poco de historia de mi pasión por la ópera

Carmen de Bizet en León

Vuelve la Orquesta de Cámara de la Universidad Michoacana

A seguir inventando

Con Bola Suriana, de protesta

Si no hay para pan, buenas son tortillas

Para seguir hablando de música

Se canceló el concierto de la Osidem

Del orden de las obras en los programas de música clásica

Erika Dobosiewicz y la Osidem

De la abundancia a la filosofía

Del Festival Internacional de Guitarra de Morelia

Hermosa Schubertiada, la tercera

Segunda Schubertiada en el Conservatorio de las Rosas

Schubertiadas con Alexandr Pashkov

En el centenario natal de Juan Rulfo: 16 de mayo de 1917

Desconcierto mata música

De la Quinta sinfonía de Beethoven

De los conciertos para piano de Mozart

Verdad y belleza de la pirekua con Nana Rocío Próspero

Música y religión

El Stabat Mater de Dvorák en Coatepec, Veracruz

En verdad, ¿sabré yo qué es la música?

Buen concierto de la OCUM

¡Muy buen concierto de la Osidem!

Una vez más, de la Osidem en su primera temporada del año

Entrega sin título

En una velada de Todos los Jueves del Conservatorio

La Osidem en su primera temporada del año

Almas gemelas: Monarcas Morelia y la Osidem

¿Puede intentarse una sociología de la música?

¡Mal comienza la semana para los que ahorcan en domingo!

De la obligación de compartir

De la música en las crisis sociales

Las estaciones de Vivaldi o el colmo de la música programática

De la música clásica en 2016

Cumpleaños de Beethoven

Artículo 900. De entregas y mucha música en Morelia

Melodía y armonía, vocales y consonantes

Siguió y terminó el Festival de Música de Morelia

Memorable jornada con The Orchestra of the Swan

Abrió el XXVIII Festival de Música de Morelia

XXVIII Festival de Música de Morelia

El Conservatorio de las Rosas en la UNAM

Las Variaciones Goldberg de Bach

Hoy haré un artículo sobre mí

El elixir de amor de Donizetti

De la música ambiental

De la música clásica mexicana

Reapareció la OCUM

En septiembre, de la música clásica mexicana

En septiembre, de la música clásica mexicana

Con la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata

A propósito de nuestra Osidem, ¿qué hace un director de orquesta?

De la música en las Olimpiadas

Música para una intervención quirúrgica

Mis experiencias con las Carmina Burana

Las Carmina Burana con la Osidem

De nueva cuenta, en miércoles de la OCUM

La crítica y el comentario musical

Concierto-festival novedoso e interesante de la OCUM

Buen concierto con la Orquesta Sinfónica de Michoacán

Opiniones personales de la cultura y el arte

Franco Rivero y Ernesto Lecuona en Morelia

El Conservatorio de las Rosas en la UNAM

Futbol mata música

En ausencia de un presente, recordar

De nueva cuenta con la OCUM

¿Soy yo o es la orquesta?

¿Es el hombre un animal musical?

Una vez más, de la música viva

Del tema y variaciones

De los programas de mano en los conciertos sinfónicos

Luces y sombras en el concierto de la Osidem

La OCUM adelanta la Semana Santa

De la música litúrgica de Michoacán

Alexander Pashkov y los estados de ánimo de un artista

Con la OCUM, en plena temporada

Concierto de Año Nuevo de la Osidem

Más de la música clásica

¿De qué trata Algo de Música?

In memoriam Pierre Boulez

De la música clásica en 2015 (segunda parte)

De la música clásica en el 2015 (primera parte)

Beethoven cumplió años la semana pasada

De la Banda La Asunción de Comachuén

Del \"bajo continuo\" en la música barroca. A propósito de un concierto reciente