Gerardo A. Herrera Pérez
DEBATAMOS MICHOACÁN
Debatamos Michoacán: Vaqueros
Miércoles 20 de Noviembre de 2019
A- A A+

En México, como en otras partes del Continente Americano, se han organizado identidades masculinas que se construyen a partir de elementos que les son significativos, comunes y del día a día, como podría ser el caso de los Vaqueros que expresan su valor y su temple en los Jaripeos, o bien, en el ejercicio de su trabajo realizando actividades a cielo abierto para el cuidado y producción de semovientes.

Desde Morelia, se formalizo la organización Vaqueros de Michoacán (VM) que incluye a todos los 113 municipios; este grupo social conmemoro el pasado fin de semana ocho años de trabajo permanente y continuo de cohesión social, quien conjuntamente con otras fraternidades de vaqueros se encuentra tejiendo el movimiento vaquero de México, con importantes impactos ya en Guadalajara, León, Monterrey, Zacatecas y desde luego en la localidad de Tijuana.

El movimiento de vaqueros de México, reconoce en la diversidad de identidades masculinas, la riqueza social para la construcción de inclusión vaquera sin discriminación, violencia, prejuicio, estigma que constituye una exclusión, aquí todos los vaqueros caben con independencia de cuál sea su masculinidad: hegemónica, subordinada, alterna, marginal o bien liquida.

Durante los ocho años de trabajo, los “Vaqueros Michoacanos” han adelantado diversos procesos sociales, entre ellos el de cohesión social, toda vez que han generado la sinergia para la búsqueda de la confianza, el creer nuevamente en las fraternidades, así como el sentido de pertenencia, los valores comunales y la convivencia.

El sentido de confianza que se ha generado de los VM a las diferentes fraternidades, ha permitido no solo traspasar las fronteras endógenas con los vaqueros de los 113 municipios de Michoacán, sino que ha permitido trabajar de manera exógena en las 31 entidades federativas y más allá de nuestras fronteras, cuando se tienen visitantes de distintas regiones de Estados Unidos.

Los VM han impulsado un principio básico entre los vaqueros, al hacer que estos experimenten un sentido de pertenencia; ello ha sido un factor crucial por que ha permitido comprender a quienes forman la fraternidad la importancia de preguntarse si a nivel micro se tiene claro, o cuando menos está definido de dónde vienen, a dónde van, qué quieren, qué están buscando, cómo se reconocen desde lo local, cómo se reconocen cómo país, o cómo nación; ello, es fundamental porque permite identificar esta posibilidad de crear identidades de grupo, étnicas, de nación, o las identidades vaqueras como las que aquí expresamos.

La confianza y el sentido de pertenencia trabajan para la creación de valores de comunalidad, es decir, valores de respeto, honorabilidad, honestidad, trabajo, responsabilidad y compromiso, que se fortalecen año con año en sus visitas a las diferentes fraternidades, y a impulsar un dialogo interesante horizontal, de complementariedad, en alteridad y sobre todo en compartir saberes, es decir, la ecología de los saberes.

.
.
(Foto: Especial)

Cada fraternidad, como lo hace VM prepara un programa de actividades durante su conmemoración, este programa se sustenta en los valores de camaradería y solidaridad, con ello se genera la convivencia, que en el caso de Michoacán y para esta conmemoración fue la participación en el marco de compartir nuestras tradiciones del "Torito de Petate"; una celebración muy michoacana que integra, que hace cohesión, pero sobre todo fortalece el espíritu de la camaradería.

De esta manera se construye convivencia a partir de un sentido de pertenencia, a partir de cómo me reconozco yo en un espacio específico, del cómo produzco riqueza y cómo produzco bienestar para las identidades vaqueras de las fraternidades.

Durante estas celebraciones en Michoacán, se contó con la presencia de distintas personalidades que se forjan no solo desde el conocimiento científico, o la experiencia que es sabiduría del campo, o bien de los negocios y el comercio y el mercado, y en este ejercicio de inclusión se contó con la participación de vaqueros de Hidalgo, Guanajuato, Ciudad de México, Baja California Norte, Sonora, Sinaloa, Nuevo León, Durango, Coahuila, Querétaro, Jalisco, México, Puebla, San Luis Potosí y muchos otros estados de nuestro país y de California, Nevada, Chicago, Arizona de Estados Unidos, y desde América Latina nos visitaron de Guatemala.

Se destaca la presencia del médico veterinario Octavio Santiago Barrera, que desde el productivo estado de Hidalgo, llega a compartir vivencias, conocimientos y experiencias sobre las cuestiones rurales y de atención a los semovientes. Nuestro distinguido visitante se ha destacado por su compromiso e impulso a la ganadería y continúa cosechando éxitos no obstante de ser aún muy joven, es ya una promesa para el sector pecuario en su natal tierra.

Finalmente, y con relación al eje transversal de la conmemoración de este ya su octavo aniversario, fue un gran acierto haber impulsado una de nuestras centenarias actividades culturales el “Torito de Petate”, que desde diversas regiones de Michoacán, como de la legendaria ya Estación Queréndaro, y otros espacios ya reconocidos asistieron a deleitar y compartir con nuestros amigos los Vaqueros, su música, sus estampas artísticas y sobre todo la bravura de la convivencia y la comunalidad, muy bien pensada esta actividad, muy bien por los VM.

De esta manera en el desarrollo de su programa de aniversario, los anfitriones: Miguelito, José Alfredo, Jorge, Baldo, Jesús, Pedro, Toño y Agustín, derrocharon alegría y generosidad para brindar la mejor atención a nuestros visitantes, de esta manera una vez más expresaran la calidad y calidez conque los michoacanos recibimos a los visitantes a esta tierra de hombres ilustres.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Presea derechos humanos.

Atención de conflictos

Igualdad formal y lucha por la igualdad real (2/2)

Igualdad formal y lucha por la igualdad real

71 años

Cuenta cuentos y la paz.

Sabiduría y quiropráctica

Debatamos Michoacán: Vaqueros

Comunidad y desarrollo sostenible

Prevención

Tlalpujahua

Educación cívica

Día nacional y estatal contra la discriminación

Uruapan con cohesión social

Tolerancia y respeto

Los bachilleres de Cuitzeo

Paz y reconciliación

Conocer el conocimiento

Apatzingán y lo transdisciplinario

Seguridad humana con cultura y deporte

Humano

Las y los pescadores

Los saberes: ¿cuántos, cuáles?

Apatzingán

Naturaleza y vida

Cuenteras internacionales en LC

Ecoconciencia

Descolonizar para avanzar 3/3

Descolonizar para avanzar 2/3

Descolonizar para avanzar 1/3

Humanismo en el arte visual

Formar para la vida

Nuevo pacto civilizatorio y planetario

El valor de amar

Contradicciones

Lo líquido e inmediato

Lo glocal

Ecoformación y ecopedagogía (2 parte)

Ecoformación y ecopadagogía

Mujeres que construyen

Trabajo sexual de hombres

Educación superior con paz

Supervivencia y ética

Masculinidades en zonas de riesgo

Las tres ecologías, parte 2/2

Las tres ecologías parte 1/2

Trata de personas

Qué es ser humano

Tortugas marinas

Pensar en los derechos humanos

Mujeres de acero

Resiliencia, frente a un camino de violencia

La alfabetización ecológica (3/3 partes)

La alfabetización ecológica (2/3 partes)

Debatamos Michoacán, Alfabetización ecológica

Cohesión social y violencia

Sin discriminación

Los valores compartidos

Violencia intrafamiliar

Encuentro de neuronas y el buen vivir

Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Los cabildos no discriminan

Adultos mayores

Paz

Debatamos Michoacán: Ferias y desfiles.

El ciclista

Ser joven

Pacto mundial para una migracion segura, regular y ordenada

Debatamos Michoacán: Nuevo discurso

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos