Samuel Maldonado B.
REPERCUSIONES
Aventando picotazos
Martes 26 de Noviembre de 2019
A- A A+

Cierto que es muy temprano todavía, pero ya están los gallos listos (o medio listos) para darse picotazos y mientras, arriba en las gradas, el público bravero está expectante y posiblemente nervioso, analizando los partidos, pesando a su gallos, mismos que están con sus navajas atadas a los espolones, listos para la contienda animalesca para hacerse pedazos.

Aun no comienza la pelea, con su público bravero, pero haciendo sus apuestas, arriba en las gradas, ya está el público bravero y expectante, analizando los partidos y conociendo si el peso de los gallos, es el adecuado para dar la gran pelea.

Van unos ilusos por el partido colorado, otros apostadores apoyan al amarillo casi incoloro, que parece desinflado, viejo, acabado, sin peso apropiado para dar la pelea. Ni siquiera se le ve con buen ánimo, comparado con sus inicios, su estampa es de arrugas, vieja como si hubiera pasado un siglo. Se le ve viejo, maltratado, inoperante: no lo sé bien, pero trata de tener el peso adecuado.

Desde luego que no es un Sweater[i], pero si está dentro de las razas de gallos de pelea; hay otros con mucha clase como los albani, el Cobra, o el Kelson, que ¡vaya que si es bravo¡

¡Silencio señores, silencio¡ Éntrenle a la partida, llámenla corredores: Zacatecas contra Moroleon. “Cierra el tiro parejo”, vengan los gallos, vengan los gallos señores.”

Misteriosos y con cuidado, analizan los interesados el valor de la apuesta y el peso de los otros animales, y de todos, solo veo dos que tres, que parecen tener clase, estampa, por lo que considero que la pelea entre de ellos es a muerte. Por el partido azul, aunque son muchos y manque el gallero se empeñe, no valen sus gallos, pues parecen gallinas y sólo el Tinoso, un gallo de buenos espolones fuertes ¡va porque va!

Por el partido amarillo, éste está comprometido a asistir, a participar, pero por sus antecedentes pocas posibilidades tiene de ganar. Hay apostadores que tienen o vislumbran más de cuatro gallos, pero realmente solo dos destacan por su peso ideal que va de 2.300 Kg. a 2.100 kilogramos respectivamente y, entre de éstos, el segundo es el ideal para una buena pelea. Tiene estampa, un estilo de combate diferente, defensivo, mañoso, con nuevas navajas pero estas se encuentran algo destempladas y, además, requieren afilarse adecuadamente.

.
.
(Foto: Especial)

En fin, los apostadores con visión, poco peso le da al actual encargado del gallinero, quien nunca se preocupó por tener crías o camadas para garantizar su estabilidad y el triunfo asegurar.

¡A la feria de San Marcos, del merito Aguascalientes, van llegando los valientes con su gallo copetón y los traen bajo del brazo, pá jugarse una partida, pá jugarse hasta la vida con la fe en un espolón.

Poco falta relativamente y hay tiempo de escoger a los mejores gallos. No reproduzcamos los horrores de escoger pollos que aparentan ser gallos con peso no adecuado, figuran ser aguerridos, poco entrenados y que están propensos a hacer el ridículo. Si vamos a los gallos, para que no se vean grotescos, desechemos a los pollos para evitar el ridículo que con frecuencia se replica. Debemos prepararnos para evitar que nos presenten polluelos en lugar de gallos finos y de buen peso.

En fin, habremos de prepararnos para que evitar que se presenten polluelos en lugar de gallos de pelea.

¡Silencio señores, silencio. Éntrenle a la partida, hagan sus apuestas!

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

Don Porfirio y los peregrinos

¡El arte de gobernar!

Los ex presidentes y el café

¡Largo, muy largo tiempo¡

¡Feliz año, amor mío!

Muertos y más muertos ¿Hasta cuándo?

Aventando picotazos

La mano que mece la cuna

Tan lejos de dios…

¡AGUAS ANDRÉS MANUEL¡

Cinco, seis. ¿Cuántos serán mañana?

¡De la coca cosas veredes¡

¡MAROMAS EN MORENA¡

Los Diego Fernández

¡La verdad es que duele! La guerra en Michoacán

Mi Dios… ¡si eres un sueño!

Inicia la carrera

¡No son 19, son un chin...!

¡Hay pájaros en el viento¡

''En palacio... acto fúnebre''

¡Cuando los perros ladran, vamos avanzando, Sancho!

Adolf Hitler y Trump, dos tipos de cuidado

Morelia, capital peligrosa

¡Mr. Trump...oso!

¡La locura del pelirojo!

¡Al que madruga, Dios lo ayuda!

Cresceré o decresceré

En días no laborables

Fin de una etapa

México ensangrentado, la guerra del petróleo

Que no saben de gobierno

¿Miedo en los expresidentes?

¡Perdón sí, pero castigo también!

El PAN, en el desfiladero

Morelia, ciudad sucia

México y las drogas

La Fiscalía carnal

Críticos falsarios y el beneficio de la duda

¡ Deseducación del estado !

¡ México y el misterio del oro perdido !

Un peligroso payaso

¡Muertos y heridos!

¡Guachicoleros y guachiculeros!

2019 ¡ Feliz año, amor mio!

¡Despacio Andrés Manuel... que vas de prisa¡

¡AMLO NO TIENE DERECHO…

En la antesala del poder

“Reconstrucción o refundición” ¡El perdere¡

De antologías y de analogías

De huracanes 'el más peligroso en el Hemisferio Norte'

Dos tipos de cuidado (Felipón y Chente)

¡Ponen alas en sus pies¡ Los miserables peregrinos

¡En 1988, nace¡ ¿en 2018, lo enterraran?

Para desandar el camino ¡hay tiempo Silvano¡

Los soldados al cuartel y los marinos a la mar

Morelia, Ciudad peligrosa

¡Lo que nos cuesta él que se va!

¡RIP AL PRD! ¿Lo querrán como socio?

!Muerto el rey, viva el rey¡

Don Porfirio

Senadores y diputados... ¡Hay que martillar y burilar o cincelar!

La doctrina Estrada y la mano que mece la cuna

La guerra de las drogas, tan tan o batin tín

El arte de gobernar

Mr. Bad Fake

El profesor Raúl Morón

Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...

Las orejas grandes

De globos de Cantoya y pronósticos boxísticos

Los suspirantes y Porfirio Díaz

¡Mi voto para...!

¡Poderoso caballero...! Rico Mac Pato

¡Una jauría de lobos!

¡Soy una idea!, Lula, dixit

La consigna, todos contra AMLO

En la guerra electoral, Peña nieto se sube al ring

¡Lástima, Enrique!

Debatir o no debatir

¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!

El gran dedo electoral

¡Ya huele a muerto!

El derbi presidencial

¡Huy que miedo... ahí vienen los rusos!

De sentimientos y sufrimientos, ¡ser o no ser!

Marichuy

¡Buscando una sombra que los cobije!

¡Sufragio efectivo, no reelección!

¡Feliz año, amor mío!

Andrés Manuel López Obrador, ¡el gallo a vencer!

Muchos para tan poca leche

Collares de flores para los elegidos

Los huachi...uleros del país

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?