Julio Santoyo Guerrero
El informe de los voluntarios ante la crisis ambiental en Madero.
Lunes 16 de Diciembre de 2019
A- A A+

El viernes 13 de diciembre se reunió en Villa Madero el Consejo Promotor del Área Natural Protegida para evaluar los avances en las acciones para la protección de bosques, aguas y tierras de la región y reconocer el estado actual de la crisis ambiental que desde hace años han propiciado los intereses económicos de quienes realizan cambio de uso de suelo, se apropian y acaparan ilegalmente el agua, contaminan con agroquímicos letales que dañan la salud de las personas y arrasan con los polinizadores y matan la biodiversidad.

Es una buena noticia confirmar, con los informes disponibles, que en las más de 28 mil hectáreas que participan hasta ahora en este esfuerzo voluntario por proteger nuestras riquezas naturales se han frenado las prácticas predadoras del medio ambiente. Que los participantes, ejidatarios, pequeños propietarios y comunidad indígena de Etucuaro han hecho esfuerzos preventivos e informativos para lograr que en estos bosques, que representan la tercera parte del territorio de Madero, las prácticas sustentables se estén arraigando. La buena noticia ha sido confirmada por las imágenes satelitales de "google earth" que datan del 28 de agosto de 2019, y en las que se puede apreciar el buen estado de estos bosques y los límites que se le han impuesto al avance de las ilegales huertas aguacateras y de frutillas (cualquiera lo puede comprobar descargando la aplicación). El mayor orgullo de los participantes en este esfuerzo es que ello se ha logrado prácticamente sin el apoyo gubernamental.

También se reporta como una importante noticia el compromiso creciente entre la sociedad para asumir prácticas sanas para el manejo de la basura en todas las tenencias y sobre todo el desarrollo de una capacidad de indignación sin precedentes en el municipio, frente a las acciones ecocidas de quienes cegados por la codicia incendian bosques, cambian el uso de suelo, practican la cacería ilegal, usan tecnologías que dañan la salud de las personas como los cañones antigranizo y se roban el agua de las rancherías y poblados pisoteando el derecho humano de los demás.

Mención especial ha merecido en el informe la iniciativa de los maestros de preescolares, primarias, telesecundarias, secundarias y preparatorias de Madero que tomaron la temática medio ambiental como eje para la participación de la casi totalidad de los contingentes en el desfile conmemorativo del 109 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana. El esfuerzo educativo que ya realizan los maestros de Madero, a quienes se le reconoce y aplaude, es crucial para la formación de una conciencia que respete y proteja la biodiversidad de los ecosistemas que subsisten en la región.

La mala noticia es que en varios predios que no participan en este esfuerzo voluntario para el cuidado de bosques y aguas se continúa con la deforestación y la construcción compulsiva de hoyas gigantes e ilegales para el robo de aguas. Tales son los casos de Llanitos en San Pedro (90 has.), Cuesta del Chichis (80 has.) Coalcomecas (65 has.) y Peña Tajada al sur de Nieves.

En las grandes plantaciones aguacateras, instaladas desde hace algunos años de manera ilegal, continúan aplicando pesticidas letales para los polinizadores y varias especies faunísticas, amén de los daños a la salud de la población. Por esta razón la producción de miel en Madero ha caído en los últimos tres años en más del 50%, y se tiene información del crecimiento del número de personas con enfermedades vinculadas con el uso de estos químicos.

.
.
(Foto: Especial)

La codicia es el tipo de ceguera que padecen ciertos adinerados empresarios que no ven en los bosques, aguas y tierras otra cosa que no sea dinero, olvidando el valor más importante que es el de la vida y la sobrevivencia de la especie humana, importándoles un comino la legalidad y los derechos humanos a la vida y a la salud de los pobladores originarios. Creen que basta la complicidad de sus amigos políticos o el soborno de los jueces para asegurarse la impunidad. No entienden que solos se están dando un balazo en el pie porque de seguir avanzando la crisis ambiental sus propios cultivos serán estériles y la conflictiva social que están desatando terminará asfixiándolos.

El Consejo Promotor del Área Natural Protegida, al que se han sumado propietarios de Tzitzio con más de mil hectáreas y de Tacámbaro con alrededor de 400 has., anunció que se constituirá en Asociación Civil en la primera quincena de enero del 2020. A través de esta fórmula de organización irán sobre un programa puntual: Primero, parar, de una vez por todas, y revertir el cambio de uso de suelo; Segundo, frenar la ilegalidad y gandallismo en la apropiación de aguas y promover su saneamiento para el disfrute de todos y sustento de los ecosistemas; Tercero, promover la prohibición de agroquímicos lesivos al medio ambiente y la salud de las personas; Cuarto, promover el censo de personas afectadas en su salud por el uso de agroquímicos en las huertas y exigir su atención a costo de los huerteros responsables; Quinto, promover el funcionamiento de un sistema de prevención y combate de incendios, salud de bosques y prácticas sustentables para su aprovechamiento; Sexto, identificación y cuidado de la biodiversidad y prohibición de la cacería furtiva; Séptimo, construir un sistema de coordinación para la promoción de la educación medio ambiental que sea el respaldo a largo plazo para revertir la crisis ambiental de la región. En este esfuerzo están invitados todos los ciudadanos quienes deseen colaborar.

Se ha dicho en esta importante reunión que los ciudadanos debemos tomar en nuestras manos la responsabilidad del cuidado ambiental, sobre todo en tiempos en que las autoridades gubernamentales, transitan cómodamente por la ruta de la omisión, la ceguera ante una realidad escandalosa e impregnados de un claudicante autismo ambiental, que es interpretado por los ecocidas como un obsequio a su pervertida voluntad destructora.

Sobre el autor
Julio Santoyo Guerrero Estudió Filosofía en la UMSNH Docente desde 1983 Analista en medios impresos y electrónicos desde 1988 Articulista fundador de Cambio de Michoacán desde 1992.
Comentarios
Columnas recientes

Ciclovía, más allá del arrebato gremial

Rifemos el medio ambiente

Gobierno de Michoacán, aliado de los proyectos de emprendimiento de los jóvenes

Davos, el cambio climático y México

Nadie sabe lo que tiene

Ni tan felices

Duro golpe a los bosques

El año de la tierra prometida

Valioso tiempo perdido.

El informe de los voluntarios ante la crisis ambiental en Madero.

Ver para creer.

La condición de la quimera.

Relanzar la Fiscalía Ambiental

El paraíso por decreto

Tiempos de reconsideración.

Deuda histórica

Culiacán, el síndrome

¿También las universidades?

La democracia del volado

Hablar y hacer

Sin futuro

Exhorto desde la capitulación

Hubo una vez un ritual del informe

A la escuela, punto y aparte

La arrogancia de la libertad

Uruapan y los límites de la imaginación

El presidente y la expansión ilegal del aguacate

Los extravíos tienen permiso

El gabinete florero

El aguacate de narco bajo la lupa

El árbol y los intocables

La celebración de la fe

Sospecha de quien diga que es sencillo

Algo anda mal

Morir por el oro verde

Frente a frente... y en soledad

Temporada de cañones

De la ira ambiental a las soluciones

Demonios del ecocidio: ambición, estupidez e impunidad

Sea por el medio ambiente

Es peor, es la costumbre

Propaganda mañanera

Agroquímicos, discreto daño colateral.

La diplomacia del silencio indigno

Silencio sobre la condición crítica de bosques y aguas

Tanta popularidad... cuestionados resultados

Bajo el propio riesgo (Para vivir en Madero)

Huexca, más allá de la polaridad

La izquierda y sus desvaríos

Rectificación no es derrota

La caída de los buenos

Los consensos de la fe y la herejía de Tlahuelilpan

El problema es el modelo energético futuro.

Al diablo con el medio ambiente

¿El perdón de la tierra o el respeto al estado de derecho?

La 4a Tambientalismo incoherente

La adaptación

De la abdicación a la imprudencia

No avivemos la hoguera

¡No puede ser de otra manera!

Simplismo y eficacia

El gobierno de Fuente Ovejuna.

El sindicato de Elba Esther.

Protagonistas de piedra

Carta al gobernador Silvano Aureoles

La relatividad del cambio

¡Pero si ya son gobierno¡

La reforma educativa es con Gordillo

¿Derogación educativa o moderada reforma?

Matando la lluvia a cañonazos

Electricidad, el olvido de los pioneros.

El nuevo consenso

También son dueños del cielo

La familia y el árbol

El impulso

Que prevalezca la paz

La alianza que no fue.

Encuestas: falibles o simple manipulación

Alemán y los límites de la libertad

El olvido electoral del medio ambiente

Manual para vencer la credulidad y la falsedad electoral

El obsequio michoacano para AMLO

La prioridad

Democracia dinástica

El agua, ¿asunto de seguridad nacional?

A quien corresponda: SOS, prevaricación ambiental

Elecciones limpias o ganar a toda costa

El arte del engaño y el caso Anaya

Los trabajos de los justificadores

Desdén suicida

Ni ven ni escuchan

¿La peor elección?

El rito de la fantasía del cambio

Época de oportunismo, demagogia y espejismos

Votos y nada más

La mayoría imposible

¿Ya en serio... cómo le van a hacer?

Nos quedan los atajos de la política mágica

La tierra es plana, el cambio climático es una mentira

Una Presidencia desierta

Entonces, ¿otra vez se perdió la guerra?

¡El agua se teñirá de rojo!

No se pierde lo que no se tiene

Estas nuevas independencias

Sí, ¿pero cuál es la fórmula?

El boom de los independientes

Nieves y Umécuaro, donde vale más un aguacate que la vida de una familia

Desbordados de fraternidad

Desde Madero, construyendo un Área Natural Protegida

La política que tenemos... y que somos.

Inseguridad, esa letal costumbre

El precio político del proteccionismo de Trump

Juegos de fuerza

Cada loco con su guerra

Acuerdo para recuperar los bosques

Gratitud a los maderenses

Líderes "ejemplares"

Escépticos, desconfiados e indignados

Contrarreforma ambiental

Los ecocidas son genocidas

¿Ganaron los aguacateros talamontes?

Justicia en obra negra

Hoy comienza

Creer en la democracia

El aguacate del narco

Desafío al Estado

Piromanía y codicia

Los padrinos del ecocidio

¡Que se jodan los bosques y las aguas de los michoacanos!

La espléndida guerra de Trump

El consenso antisistémico

La carcajada del aguacate ilegal

El poder de los ciudadanos

Sin concesión al ecocidio

Delincuencia ambiental... ¡organizada!

La sucesión presidencial y de cultura cívica

No cualquier unidad nacional

La defensa de México

El futuro está en el pasado

Dios salve de Trump a Estados Unidos y al mundo

Y sin embargo cambiamos

Furia sin cabeza

2017, el año del enojo social

Candidez de los buenos

La sucesión de la incertidumbre

La política del neoproteccionismo

La caja de Pandora que abre Trump

Beneficios de la debilidad institucional

Cuestión de confianza

¿Y después del repudio a la política y los políticos, qué?