Gerardo A. Herrera Pérez
DEBATAMOS MICHOACÁN
Igualdad formal y lucha por la igualdad real
Miércoles 18 de Diciembre de 2019

(Primera de dos partes)

A- A A+

Las mujeres feministas se encuentran construyendo la cuarta etapa del feminismo; al recordar las anteriores etapas podemos compartir que la primera etapa se construye a partir de identificar la desigualdad entre hombres y mujeres, la violencia, la discriminación; un segundo momento, se expresa en la toma de conciencia colectiva, es decir, en el trabajo de cientos de mujeres en la defensa del voto, acceso a la universalidad, avances en varios campos sobre todo en evitar la discriminación, por el desarrollo y la paz; el tercer momento expresa la literatura, fue descriptivo, es decir, se analiza el patriarcado, de modifican las leyes, así como la condición de algunas mujeres en distintas partes del mundo, no obstante después de la Segunda Guerra Mundial se reconoce la igualdad formal, pero no la igualdad real, es este cuarto momento el que le toca asumir el liderazgo a las mujeres y no solo a las feministas para lograr la igualdad real entre hombres y mujeres.

En estos momentos Posmodernos, la comprensión del feminismo y de la opresión del patriarcado requiere de dimensionar las problemáticas y encontrar nuevas alternativas de solución para atender las realidades que se observan (violencia de género, crisis de los derechos sexuales y derechos reproductivos, feminización de la pobreza, crisis de los cuidados, crisis medioambiental, todo ello no nos llevara a la sostenibilidad), así, para impulsar una igualdad real, se requiere de identificar todos aquellos conceptos que son ya obsoletos y no responden a las dinámicas sociales que se generan, por lo que habrán de buscarse nuevas epistemologías.

Igualmente se requiere de revitalizar la agenda, es decir, de sumar todos aquellos temas de contexto que requieren ser analizados y estudiados para identificar problemáticas y definir los grandes temas de la agenda (prostitución, alquiler de vientres, trata de personas, ideología de género, corporalidades trans, el binarismo y seguramente otros que usted tiene en mente). Se requiere de una agenda que en lo general transversalice el ciberfeminismo y el ecofeminismo, es decir cómo se usan las redes sociales, y cómo se piensa en función de los seres vivos, no solo de la mujer, sino de los animales y las plantas, del respeto al agua, al aire, la tierra y luz y la posición que guarda sobre estos enfoques la mujer, fundamental en la construcción no solo del discurso sino de la práctica ecoeducativa, necesitamos avanzar en conocer los posicionamientos de teóricos como Guattari o bien, Goleman entre otros.

La búsqueda de la igualdad real nos lleva a plantearnos diversos escenarios en los cuales hay que trabajar de manera frontal contra el patriarcado. Para avanzar en una igualdad real se requiere de trabajar en equipotencia, equivalencia y equifonia, es decir, que las personas cuenten en ese proyecto de igualdad real buscando la autonomía que les permita contar con poder, ese poder que solo está en manos de los hombres, pero también que les permita contar con voz, en donde se les haga escuchar, porque su discurso está cargado de verdad, de significado y desde luego de credibilidad. La otra necesidad es dotarle del mismo valor a la mujer que el valor que tiene el hombre, es decir, el respeto que ello implica, y ello es fundamental porque es ahí donde debemos de trabajar porque es el hombre el misógino, el machista, el que desprecia a la mujer y le falta al respeto, es el hombre el que asesina.

.
.
(Foto: Especial)

En este ejercicio, se hace fundamental trabajar para arribar a una igualdad real, el conocer la injusticia económica, social y cultural, desmontarla y trabajar en la redistribución, el reconocimiento, y la representación.

La injusticia económica está representada por la explotación que sufren muchas mujeres con jornadas de trabajo amplias y bajos salarios, además de la falta de movilidad social, por lo que es fundamental una mejor distribución de la riqueza nacional y acceder a mejores condiciones de trabajo y salariales a las mujeres.

Por otro lado la injusticia social o cultural está presente cuando se generan los mecanismos de opresión, de dominación como parte de colonizar con otros ideologías o cultura, y desde luego, de invisibilidad de las mujeres para que pueda lograr su representación (comunicación e interpretación de su cultura) frente a la colectividad, pero además la falta de respeto (reconocimiento), las personas son despreciadas, difamadas de manera rutinaria por medio de estereotipos, estigmatizadas y desde luego prejuiciadas.

Así llegar a un posicionamiento de igualdad real se requiere de redistribuir el ingreso, de contar con una representación y un reconocimiento, que aunado al valor, la voz y el poder, estaríamos trabajando un modelo en donde las mujeres y hombres podrían acceder a posicionamientos de igualdad ante la ley, de igualdad antes las oportunidades, pero sobre todo a una igualdad real que busca la más amplia participación de las mujeres en el ámbito de justicia socio económica.

Por otro lado el cuarto momento que construye el feminismo requiere de resignificar una agenda pública, que de identidad y legitimidad, pero también legalidad sobre las temáticas que hay que enfrentar que son vigentes y que se encuentran inscritas en el modelo económico que vivimos el Neoliberalismo, pero además ya globalizado en donde se concentra el binomio saber/poder y el mercado.

En este contexto identificamos varios temas como las cuestiones ya calificadas por la iglesia como ideología de género, en donde la posición de la iglesia reactiva la ideología del patriarcado. En este sentido la ideología de género desde la iglesia plantea la norma sexual para la reproducción social, y no para el uso, goce y disfrute del cuerpo, por ello, la justificación de lo natural y normal en los sexos diferentes y complementarios.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Valores de la niñez en Apatzingán

Lengua de señas mexicana e inclusión

Debatamos Michoacán: Preescolar y los valores.

Presea derechos humanos.

Atención de conflictos

Igualdad formal y lucha por la igualdad real (2/2)

Igualdad formal y lucha por la igualdad real

71 años

Cuenta cuentos y la paz.

Sabiduría y quiropráctica

Debatamos Michoacán: Vaqueros

Comunidad y desarrollo sostenible

Prevención

Tlalpujahua

Educación cívica

Día nacional y estatal contra la discriminación

Uruapan con cohesión social

Tolerancia y respeto

Los bachilleres de Cuitzeo

Paz y reconciliación

Conocer el conocimiento

Apatzingán y lo transdisciplinario

Seguridad humana con cultura y deporte

Humano

Las y los pescadores

Los saberes: ¿cuántos, cuáles?

Apatzingán

Naturaleza y vida

Cuenteras internacionales en LC

Ecoconciencia

Descolonizar para avanzar 3/3

Descolonizar para avanzar 2/3

Descolonizar para avanzar 1/3

Humanismo en el arte visual

Formar para la vida

Nuevo pacto civilizatorio y planetario

El valor de amar

Contradicciones

Lo líquido e inmediato

Lo glocal

Ecoformación y ecopedagogía (2 parte)

Ecoformación y ecopadagogía

Mujeres que construyen

Trabajo sexual de hombres

Educación superior con paz

Supervivencia y ética

Masculinidades en zonas de riesgo

Las tres ecologías, parte 2/2

Las tres ecologías parte 1/2

Trata de personas

Qué es ser humano

Tortugas marinas

Pensar en los derechos humanos

Mujeres de acero

Resiliencia, frente a un camino de violencia

La alfabetización ecológica (3/3 partes)

La alfabetización ecológica (2/3 partes)

Debatamos Michoacán, Alfabetización ecológica

Cohesión social y violencia

Sin discriminación

Los valores compartidos

Violencia intrafamiliar

Encuentro de neuronas y el buen vivir

Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Los cabildos no discriminan

Adultos mayores

Paz

Debatamos Michoacán: Ferias y desfiles.

El ciclista

Ser joven

Pacto mundial para una migracion segura, regular y ordenada

Debatamos Michoacán: Nuevo discurso

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay