Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Buenavista, otra vez Buenavista...
Jueves 19 de Diciembre de 2019
A- A A+

En el municipio de Buenavista, hoy bajo el mando de Morena, tampoco está funcionando la estrategia de los “abrazos, no balazos”.

Lorenzo Barajas, expresidente municipal, fue asesinado a balazos la madrugada del pasado 13 de diciembre tras salir de un evento social acompañado de su esposa. Se sabe que, aún con signos vitales, la mujer trasladó al exalcalde hacia su domicilio particular para ser atendido por un médico particular, quien al llegar a tratar de brindarle auxilio confirmó el deceso.

Las autoridades confirmaron con el paso de las horas, que Barajas presentaba heridas producidas por proyectil de arma de fuego, sin precisar el calibre ni el número de disparos que recibió.

Hay que recordar que Barajas -gobernó Buenavista en el periodo 2015-2018 bajo las siglas del PRD y del Panal- ya había sobrevivido en 2016 a un atentado en Zapopan, Jalisco, tras haber acudido a presenciar un partido de fútbol en el Estadio Omnilife.

Fue Buenavista donde se dio el primer asesinato de un alcalde dentro del llamado periodo dominado por el cártel que formaron michoacanos a mediados de la década pasada, tras romper con Los Zetas -aquel brazo ejecutor que sirvió a las órdenes del Cártel del Golfo-.

Ocurrió en 2005. Fernando, El Güero Chávez, regresaba de una reunión en Morelia cuando fue interceptado en el tramo Apatzingán-Buenavista y perseguido varios kilómetros.

El entonces edil también sabía utilizar las armas, y junto con su escolta-chofer repelieron, pero no les alcanzó. A pocos metros de llegar al Palacio Municipal, fue finalmente abatido a balazos.

Los llamados de auxilio que hizo vía la frecuencia de radio durante la persecución, fueron ignorados por sus policías. La colusión de las corporaciones con criminales era un mal que iba expandiéndose.

No fue el único caso. El exalcalde Osvaldo Esquivel Lucatero fue asesinado en el año 2013, durante un aparente asalto tras haber estado exigiendo la intervención del Ejército en esa localidad para combatir al crimen organizado.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.
(Foto: Especial)

En julio de 2018, Eliseo Delgado también fue asesinado. Era el edil electo; había ganado bajo las siglas de Morena y ni siquiera pudo llegar a su toma de posesión.

El llamado a portarse bien ha sido desoído. Y es lógico que así pasara cuando los criminales buscan apoderarse del control de las plazas cueste lo que cueste, tope donde tope.

Golpe binacional

Poco trascendió, pero uno de los presuntos autores del tiroteo ocurrido en un bar de Kansas el pasado mes de octubre, con saldo de cuatro muertos y cinco heridos, fue ubicado y detenido en Michoacán.

Así es. Se trata de Hugo Alberto Villanueva, de 29 años de edad y quien es señalado como uno de los criminales buscados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) por una orden de arresto, acusado de cuatro cargos de asesinato.

Por si no tiene detalles o la noticia le pasó desapercibida, le cuento que la detención fue realizada por agentes ministeriales durante un operativo en el municipio de Tangancícuaro.

Incluso, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que, al ser detenido, Villanueva tenía en su poder dosis de sustancia sólida con características de metanfetamina, y al cotejar en la base de datos se confirmó que enfrenta una orden de arresto en Estados Unidos.

Le doy más datos: de acuerdo a la ficha del FBI, la madrugada del pasado 6 de octubre se registró un tiroteo en un bar de Kansas City, donde murieron cuatro personas y cinco más quedaron heridas.

En su momento, medios estadounidenses dieron a conocer que Villanueva y otro agresor habrían tenido una discusión previa en el bar, por lo que se retiraron y después regresaron armados, disparando a varias personas en el interior.

Con ese contexto, el detenido fue presentado ante la Unidad de Investigación y Persecución al Narcomenudeo de la FGE y en apego a los protocolos y acuerdos de colaboración internacional, se hizo de conocimiento a las autoridades de Estados Unidos.

Nada es lo que parece

“No es así, es no tomar nosotros la iniciativa sin que esto signifique complicidad (...) encubrimiento, ese es el término, no encubrir, que es distinto a la complicidad, pero no vamos a encubrir a nadie, no es perdonar, es no encubrir (...) hemos decidido cooperar en la investigación en lo que se solicite, no iniciar nosotros ninguna investigación": Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, al referirse a su antecesor en el cargo público, Felipe Calderón Hinojosa.

Conjuro

CEDH, fue lo más decente del Congreso de Michoacán, regresar el caso de la fallida elección del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a comisiones, solo falta que no repitan la misma terna que compitió o cuando menos quiten la manzana de la discordia….

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena Michoacán ¿con M de Mujer?

Fuego amigo desde el Congreso

La reforma judicial

Arrepentimiento del PT

Los tres temas a seguir

El SPUM, la guerra interna

Víctor Báez, más allá de las aspiraciones

La vanidad del PT en Michoacán

Taxonomía Morenista

Michoacán, la otra cara

El atropellado lider...

Michoacán 2021

Nuevo acuerdo educativo

'Nos formamos combativos y la inercia persiste': Morena Michoacán

INE, sobre el escritorio

IEM, el juego

Los prematuros aspirantes

Alfonso Martínez

Toño García en anteprecampaña

Manotazo gubernamental

2020, la lupa

La carta de la ya ex aspirante a la CEDH

Buenavista, otra vez Buenavista...

Un cantautor hacia la gubernatura

Congreso, unos tipos de cuidado

Morena, la piedra en el zapato

CNTE, el triunfo del chantaje

Y los aspirantes cono si nada

Morelia, plaza en disputa

CEDH, la lucha por la titularidad

TEEM, con alfileres

Tres michoacanos con Mario Delgado

La incosteable Junta de Caminos

Morena, mujeres aspirantes

Hacen puré medidas de EU

ZEE, el muerto que nunca nació

Michoacán, el efecto INE

LeBaron, y los demás…

Múgica alrededor de Cárdenas

Rescate en las alturas

AMLO, los golpes de Culiacán y LeBarón

Michoacán, diagnóstico de empleo

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida