Gilberto Vivanco González
Salario mínimo reforzado
Viernes 20 de Diciembre de 2019
A- A A+

El último mes del año en cuestión financiera ha sido un hit para el gobierno federal que encabeza López Obrador, no es la panacea para los mexicanos pero es un mensaje bastante positivo no solo por los puntos porcentuales acordados a los minisalarios sino por dos aspectos fundamentales que se dieron en ese marco: primero, fue en comunión con la clase empresarial y segundo, viene a fortalecer las estrategias de trabajo en el marco del acuerdo tripartita entre Estados Unidos, México y Canadá, llamado ahora T-MEC

Un hecho sobresaliente, que más bien tiene tinte político, es que , una vez más, Andrés Manuel, echa por tierra la versión , manipulada por sus adversarios , en sus primeros intentos por lograr la presidencia, de que estaría tomando determinaciones al estilo Maduro en Venezuela, lo que provocaría un caos irreversible en las finanzas mexicanas; ni fue un incremento exagerado, ni fue por decisión unilateral, lo que deja entrever las buenas relaciones entre gobierno y empresarios que días antes habían planteado fuertes inversiones en el país, relaciones que a final del día favorece a ambos. por un lado, el ejecutivo, se acerca, un poco, al cumplimiento de sus promesas de campaña en lo relativo a rescatar el poder adquisitivo de la clase trabajadora; en cuanto a la iniciativa privada, verán reflejado su esfuerzo en más consumo interno lo que permitirá mayor movimiento de dinero circulante y por ende mejores ganancias. Qué decir de la clase trabajadora que, de alguna forma, dicho aumento podrá palear un poco la satisfacción de sus necesidades. Debe quedar claro, que no significa el fin del caos en busca del pan nuestro de cada día por parte de los padres y madres trabajadores, solo es un incentivo que gradualmente el gobierno estará pugnando por lograrlo.

El salario , en consecuencia el poder adquisitivo, desde hace décadas, se fue deteriorando, no se hizo más a su favor porque simplemente a los que tenían el mando del país no les importaba (hablamos de los gobiernos panistas y posterior el priista de Peña Nieto) hicieron de México un paraíso de inversión bajo dos condiciones claras: debilitamiento de los sindicatos y una política de bajos salarios, lo que trajo como consecuencia que la brecha entre pobres y muy pobres se acrecentara en relación con los más ricos, polarizando aún más las clases sociales. Se podían ofrecer mejore salarios pero nunca se iba a cristalizar porque era parte de un plan bien orquestado en deterioro del bienestar social de millones de compatriotas.

.
.
(Foto: Especial)

A propósito de sindicatos, ya que fueron referidos en el párrafo anterior, lejos estamos de ver una lección que Corea del Sur dio al mundo al detener judicialmente a los principales directivos del gigante Samsung por sabotaje sindical, quienes rastrearon incluso situaciones confidenciales de los dirigentes y amenazaron con cerrar la empresa en dicha nación, entre otras anomalías. Aquí en nuestro país la complicidad entre empresarios y líderes es pan de todos los días. Pero claro está que allá en oriente la vida económica y productiva es otro cantar.

La situación de los salarios controlados queda de la siguiente manera: Para 2020, el mínimo tendrá un incremento de 20 por ciento a nivel nacional, al pasar de 102.68 a 123.22 pesos diarios en el ámbito nacional; mientras que en la Zona Libre de la Frontera Norte se aplicó un alza de cinco por ciento, para quedar de 176.72 a 185.56 pesos diarios. Ahora faltaría ver el comportamiento de los precios que son enorme referencia para calcular la inflación

Fue un paso valioso el acuerdo que fue festejado por el gobierno, empresarios y la propia Confederación de Trabajadores Mexicanos, ahora falta conocer cómo se comportarán los dueños de micro y mediana empresa, porque sin duda tendrán que enfrentar esta disposición misma que a la vez los obligará a ser más competitivos y a encontrar nuevas estrategias de ventas; igualmente aunque sabemos que aquellos que trabajan por cuenta propia ponen condiciones de pago a quienes solicitan sus servicios debe conocerse el trato, que en este sentido tendrán para sus empleados; quien escatime subir los sueldos y no reporte a hacienda con la mano en la cintura puede poner, como hasta ahora ha ocurrido, que simplemente le diga adiós a quien exija la prestación y contrate a uno más del enorme ejército de desempleados que esperan en la fila; de ahí la importancia de asegurar socialmente a cada trabajador, lo que implica un reto quizá igual de complicado que regresar el poder adquisitivo de los remunerados, aunque una cosa debería ir pegada a la otra.

Por otro lado, el anuncio del aumento salarial llegó casi a la par del pacto antes conocido como “Tratado de libre comercio” por lo que no podemos olvidar que uno de sus apartados tiene que ver con la estabilidad laboral y social de la clase trabajadora, que si bien es cierto, comparado en dólares, está muy lejos de los salarios que se pagan en los países del primer mundo pero dadas las condiciones de país tercermundista es un pequeño avance y aunque levantó ámpula la clausula sobre inspección laboral , la verdad es que cada una de las naciones involucradas tiene el derecho y obligación de velar por el buen desempeño del histórico tratado, que por cierto fue firmado en México lo que internacionalmente posiciona al gobierno azteca.
El escenario catastrófico no es tal como lo pintaron los adversarios pejistas, más bien pareciera que la Cuarta Transformación está abriendo vereda en el camino sinuoso que representa otorgar mejores condiciones para el bienestar social donde el tema financiero venía a representar el talón de Aquiles de un gobierno que de una u otra manera busca reintegrar al pueblo un poco de lo mucho que le han arrebatado. El tema de seguridad pública sigue siendo uno de los grandes pendientes.

El incremento al salario mínimo vendrá a sanear un poco la paupérrima economía de las familias mexicanas, si bien 20 por ciento no es una maravilla al menos no sólo fue el 3 o 4 por ciento que otros gobiernos otorgaban a regañadientes. Para la planta laboral fue un presente sencillo de navidad, como un deseo de felicidad que, de todo corazón, hace Vivilladas a sus amables lectores.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Víctor Báez, la 4ª transformación y el buen vivir en Michoacán

Morelia, obras eternas

Servidores públicos… ¿y lo humanista?

Pátzcuaro, auge turístico

Salario mínimo reforzado

Alerta en la red: ¡Acoso a los niñ@s!

¿Narcoterrorismo?

Marko Cortés… Mala estrategia

¿Cambio de imagen a Morelia?

López Obrador ante el acoso de la nostalgia

Estrés laboral, atendido por empresas

Sindicalismo corrupto

Escuelas normales rurales

Libre manifestación vs violencia

El chiflido de Silvano

Terremotos… solidaridad y corrupción

Alistemos las monedas

Vandalismo en la UNAM

Cristóbal Arias, ¡va con todo!

Liberación femenina

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!